HASTA MCLAREN GANÓ PUNTOS...

Ricciardo (RedBull) pescó en la carrera más loca del año

Increíble sucesión de accidentes y errores en Bakú. Todavía no se entiende cómo es que Sebastian Vettel no recibió la bandera negra, algo que habla pésimo de los organizadores de la F1, que pierde toda seriedad. Es un 'catch-as-catch-can' sobre ruedas, tal como era el circo de Martín Karadagian.

Corría la vuelta 19 de carrera cuando el director del Gran Premio en Bakú anunció el ingreso del coche de seguridad, por 2da. vez en la prueba. El Mercedes AMG apagó las luces y Lewis Hamilton ralentizó la marcha para generar espacio, algo que el reglamento permite. Sebastian Vettel, muy pegado al británico, no frenó a tiempo y le embistió. A continuación, y de forma indefendible, se puso en paralelo a Hamilton y le embistió lateralmente.

La defensa de Vettel (Ferrari), quien se limitó a preguntar qué acción antideportiva había cometido, negando la mayor, consistió en quitar importancia a la embestida lateral y a quejarse por el ‘brake-test’ de Hamilton, dando a entender que su intención era provocar que lo embistieran. Vettel, ante los periodistas, pidió sanción para la acción ‘sucia’ de Hamilton.

Sin embargo, la dirección de carrera ha tumbado de un plumazo el argumento de Vettel. La telemetría aplicada por los comisarios de la competencia al Mercedes así como las pruebas visuales dieron cuenta que no hubo 'brake-test', según ha informado Jon Noble, de Motorsport.

Tras analizar los datos, la FIA (Federación Internacional del Automovilismo) concluy{o que Hamilton no accionó de más sus frenos, y agregó que se comportó de la misma forma en los 3 periodos de coche de seguridad.

Esto justificó la sanción de 10 segundos de demora aplicada a Vettel. Pero, sin duda, fue una sanción liviana porque correspondía la bandera negra para el irresponsable piloto alemán, tetracampeón del mundo con RedBull.

Hoy día corriendo para los de Maranello, Vettel le dijo a Autosporte: "Es obvio, no me fui contra su parte trasera adrede. Dañé mi alerón, creo que él también tuvo alguno pequeño. No es simplemente el hecho de hacerlo, sino que ya lo hizo varias veces. El problema es conmigo justo detrás, preparándome como todos los otros coches, por lo que podría haber una reacción en cadena. Hizo algo similar en China hace un par de años. No es la manera de hacerlo. Fue muy claro, estamos corriendo como hombres, no puedo hablarle por la radio. Si recibo una penalización, el también debería recibirla".

En su autodefensa sin sentido, Vettel siguió: "Somos hombres adultos. Las emociones son altas dentro del coche. Queremos competir rueda a rueda, pero no antes de la resalida. Le tengo mucho respeto, no tengo ningún problema con él. Creo que solo ha sido una acción hoy que fue incorrecta, y creo que si yo fui penalizado, él también debería. Posiblemente, todos los domingos tengas árbitros en la Premier League pitando y algunos jugadores estarán de acuerdo y otros no. Eso es el deporte.10 segundos es mucho tiempo cuando estás ahí y no tienes nada que hacer".

La competencia

Un apoyacabezas suelto, en el Mercedes de Lewis Hamilton, le quitó el triunfo al inglés al entrar a repararlo en la vuelta 31. Vettel, incluso después de una sanción de 10 segundos por conducción temeraria, acabó, 4to., justo por delante del de Mercedes.

El Gran Premio de Azerbaiyán, uno de los más accidentados y polémicos de los últimos 10 años, tuvo algunas maniobras complicadísimas, tales como el abordaje del alemán de Ferrari sobre Hamilton, que merecía de forma clara la descalificación.

El ganador fue Daniel Ricciardo (RedBull), quien consiguió la 1ra. victoria de año, por delante de Valtteri Bottas y un Lance Stroll, que se dedicó a sobrevivir y que realizó su mejor carrera en f1, tras un inicio de año para olvidar en su debut con Williams. Bottas (Mercedes) le birló el 2do. lugar al canadiense porque éste se quedó 'dormido', pero tener un podio es excelente, en especial en el caos de Azerbaiyán.

En el desastre, Fernando Alonso y su nada competitivo McLaren Honda también sumó sus primeros puntos de la temporada. Durante la carrera, Alonso logró posiciones interesantes, pero la falta de potencia del motor le facilitó a sus rivales los adelantamientos en la larga recta del trazado urbano de Bakú.

“En nuestro caso, creo que todo ha salido de cara. Es uno de esos días en los que por eliminación vas ganando posiciones semi gratis. Una pena no poder aguantarlas por nuestras deficiencias actuales, pero es una carrera que en condiciones normales teníamos que haberla ganado o estar en el podio. Estaba con Ricciardo cuando salió el primer coche de seguridad. Hamilton perdió el reposacabezas, Vettel tuvo la penalización, los Force India se quedaron fuera, Kimi se retiró… Automáticamente estás entre los primeros, pero por desgracia no estamos en esa posición”, declaró Alonso a Movistar F1.

“Coger dos puntos en Bakú habría sido completamente imposible de pensar. No podía imaginar que sería el 1er. circuito donde cogeríamos puntos. En las rectas teníamos algunos problemas de batería y de velocidad punta. Tener un coche delante nos ayudaba porque solo con el rebufo ganábamos 6 o 7 décimas, así que me interesaba mucho tener a Magnussen delante para defenderme mejor”, añadió el asturiano.

Alonso remontó desde el 19no. al 9no. lugar, un completo milagro teniendo en cuanta que conduce un monoplaza con un motor de juguete.

El otro español, Carlos Sainz, remontó 7 tpuestos, y terminó 8vo.

En la salida, Alonso se quedó clavado, pero luego se benefició del trompo de Carlos Sainz, quien intentando esquivar a Kvyat, perdió el control del Toro Rosso.

El asturiano se deshizo de los 2 Sauber y de Vandoorne con problemas de motor y fue escalando con los abandonos de Kvyat y Verstappen. Sainz se le pegó de inmediato, para protagonizar uno de los duelos del día.

Tras la resalida de un polémico 'safety car' por residuos en pista, llegó el polémico choque entre Checo Pérez, que era 3ro. y Esteban Ocon. Los de Force India continuaron la polémica de Canadá y el francés no dejó hueco al de Guadalajara para que pasara, cercándole contra la pared. Ambos coches quedaron dañados y Alonso se metió en la 8va. plaza.

Alonso pidió por radio la bandera roja. "hay residuos por todos lados". Charlie Withing, director de carrera, lo escuchó y paró la prueba en la vuelta 23 de las 51 programadas.

Alonso pasó a Massa y a Hulkenberg, y se colocó 6to., y Sainz detrás. Pero el motor Honda no puede mantener posiciones.

"Podíamos haber ganado", dijo Alonso por radio.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario