PAKISTÁN

Ya hablan de 200 muertos por el camión cisterna que explotó

Al menos 149 personas han muerto calcinadas y 146 han resultado heridas de gravedad por la explosión de un camión cisterna cargado de combustible en una carretera del este de Pakistán. El vehículo volcó, al parecer por la velocidad, sobre las 6:30 del domingo 25/06, hora local, cerca de la localidad de Bahawalpur, en la provincia de Punyab, según ha informado un portavoz de la policía local, Fida Hussain. El alto número de víctimas se debió a que tras el accidente los vecinos de la zona se congregaron en el lugar del siniestro para recoger la gasolina que se había esparcido por la carretera hasta que, de manera inesperada, prendió fuego y generó la explosión. Hussain anotó que el camión provenía de la ciudad meridional de Karachi y se dirigía hacia el norte, con destino a la localidad de Lahore.

Al menos 149 personas han muerto y otras 117 han resultado heridas por la explosión de un camión de gasolina en la localidad paquistaní de Bahawalpur, según el último balance proporcionado por las autoridades, que temen que el número de fallecidos siga aumentando en las últimas horas porque la mayoría de los hospitalizados presenta quemaduras en más del 70 por ciento de su cuerpo.

En este sentido, el diputado y figura nacional Imram Khan ha indicado en su cuenta de Twitter que el número de muertos podría rebasar los 200, aunque todavía no hay confirmación oficial de esta cifra.

Según las primeras evaluaciones del suceso, el camión se salió de la autopista a las afueras de la ciudad cuando el conductor perdió el control del vehículo tras reventar una rueda. Cuando la multitud -- unas quinientas personas, según testigos, algunas de ellas fumando -- se aproximó para recoger el combustible derramado, el camión explotó y envolvió en una bola de fuego a los concentrados, que ignoraron todos los avisos de la Policía para evacuar el lugar del accidente.

Cuando la multitud -- unas quinientas personas, según testigos, algunas de ellas fumando -- se aproximó para recoger el combustible derramado, el camión explotó y envolvió en una bola de fuego a los concentrados, que ignoraron todos los avisos de la Policía para evacuar el lugar del accidente. Hay al menos una veintena de niños entre los fallecidos. El conductor ha sobrevivido y está ahora bajo custodia policial.

La mayoría de los muertos residían en la cercana aldea de Ramzan Joya. Para uno de sus habitantes, el ex funcionario Jalil Ahmed, de 57 años, que ha perdido a una docena de familiares en la explosión, el suceso es "el día del Juicio Final" para el poblado.

Antes de la explosión, el camión se accidentó volcando fuera de la carretera por la que viajaba este domingo por la mañana, dijo Mohammad Akhtar, un oficial de policía de la ciudad de Bahawalpur a CNN.

El portavoz del Ejército paquistaní, Asif Ghafoor, explicó a través de su cuenta oficial de Twitter que las Fuerzas Armadas enviaron helicópteros al lugar del siniestro para trasladar a las víctimas a hospitales y centros de quemados. "Los hospitales se encuentran en estado de alerta", concluyó Ghafoor.

"149 personas murieron calcinadas vivas en el lugar y cuatro fallecieron en el hospital. Otras 146 se encuentran heridas, de las cuales 60 se hallan en estado crítico", ha declarado a Efe el comandante Baqir Hussain del equipo de rescate desplegado en la zona.

Entre los vehículos calcinados hay tres coches y 86 motocicletas, debido a que muchos de los vecinos que se trasladaron al lugar para recolectar gasolina lo hicieron tanto a pie como en moto,

Pakistán registra uno de los índices más altos del mundo de accidentes de tráfico debido al pésimo estado de las carreteras, a las deficiencias de los vehículos y a que los transportes públicos suelen circular sobrecargados de pasajeros. En enero de 2015, en un accidente similar, 62 personas murieron calcinadas y once resultaron heridas graves después de la colisión de un autobús repleto de pasajeros con un camión cisterna que transportaba gasolina en el sur del país.

La autoridades locales han informado de que decenas de vehículos se han visto gravemente afectadas por el incendio en la zona, donde se ha desplegado un amplio dispositivo al que se ha sumado el Ejército. Una autopista crcana ha quedado cerrada al tráfico por precaución.

Los heridos han sido trasladados a varios hospitales de la zona y el director de los servicios de emergencia, Rizwan Nasee, ha advertido de que el número de víctimas mortales podría aumentar. La mayoría de los heridos presenta quemadurar en al menos el 70 por ciento de su cuerpo, según la cadena Geo TV.

El mal estado en el que han quedado la mayoría de los cuerpos también complica las tareas de identificación y se da por hecho que no habrá avances al respecto hasta obtener y cotejar muestras de ADN de los fallecidos.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, y el responsable del Gobierno de Punyab, Shehbaz Sharif, han expresado sus condolencias por lo ocurrido.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario