RECORDANDO A DILLINGER

"Bye Bye, Blackbird"

John Herbert Dillinger fue uno de los más famosos criminales de USA, nació el 22/06/1903 en Indianápolis. John Herbert Dillinger pasó su adolescencia en una granja cercana a Mooresville (Carolina del Norte) y, en 1923, se alistó en la Armada de su país, pero desertó a los pocos meses. El 12/04/1924, con 20 años, se casó con su novia Beryl Ethel Hovious, de 16 años, y ese mismo año junto a un amigo suyo, Frank Morgan, cometió su 1er. crimem, asaltando a un tendero de su localidad. Su amigo, quien pudo pagar una defensa legal, consiguió una condena de 30 meses, 2 años y medio, mientras que Dillinger fue condenado a 9 años en la cárcel de Michigan. Su matrimonio siguió aún con John preso pero se volvió insostenible y todo terminó con el divorcio firmado el 20/06/1929. Pero Dillinger egresó de prisión capacitado como un delincuente 'pesado'.

 

"Guárdeselo, yo vine por el dinero del banco, no por el suyo."
John Herbert Dillinger


John Herbert Dillinger, abanderado del robo de bancos, se formó para el crimen en la cárcel. Durante sus 9 años 'en la sombra' conoció a experimentados atracadores, quienes le enseñaron técnicas y trucos que puso en práctica cuando obtuvo la libertad condicional en 1933.

La metodología fue desarrollada por Herman K. Lamm, alemán nacido hacia 1880, quien emigró en su adolescencia a USA y durante años estuvo en la banda de Butch Cassidy y Sundance Kid. Volvió a Alemania justo antes de la 1ra. Guerra Mundial, y pasó parte del conflicto en una prisión militar. Retornó a Utah, y fue a la cárcel donde desarrolló la técnica de robos 'Barón Lamm': estudiar el banco, asignar a cada hombre una misión, tener un coche en marcha a la salida, 2 vías de escape, ayuda médica por si las moscas... Salió de la cárcel, y hasta 1930, cuando le mató la policía, su banda fue una maquinaria perfecta de desvalijar bancos. Uno de sus secuaces, Walter Dietrich, acabó en la cárcel de Indiana donde estaba Dillinger, y le explicó el negocio.

Algunos de esos compañeros ingresarían más tarde a su banda. Cuando a Dillinger lo vuelven a arrestar, en Ohio, el 22/09/1933, 4 días después ellos lo rescataron.

John Dillinger-Enemigo Público

La banda de Dillinger siguió robando varios bancos, con un previsible final. A pesar de que en el inicio no era una banda violenta, con el tiempo fue aumentando la intensidad pero hasta ese momento no habían cometido ningún delito federal por lo que el FBI se mantenía al margen del asunto.

Todo cambió el 23/01/1934, cuando el hotel Historic Hotel Congress, donde se alojaba el grupo con nombres falsos, ocurrió un incendio, los bomberos que acudieron al incendio reconocieron a los hombres por sus fotografías, y fueron arrestados por la policía local de Chicago (Illinois).

Era el 3er. arresto de Dillinger, quién vivía su vida como una aventura. Ahí concluyó su 1ra. banda: todos, excepto él, fueron o condenados a pena de muerte o a cadena perpetua.

Él fue trasladado a la cárcel de Crown Point (Indiana), dónde, ya sin causar tanta sorpresa, volvió a alimentar a la prensa y a ese personaje heroico que pretendía fabricas, con supuestas similitudes a Robin Hood: se fugó, y humillando al servicio penitenciario estadounidense.

El 03/03/1934, mientras esperaba el juicio por el asesinato de un agente policial, talló una pistola en madera, la pintó con un pulidor de zapatos, y usó su "obra de arte" para amenazar a los guardias para que le abrieran la celda. Una vez fuera de su celda, encerró a los custiodos y escapó en el automóvil de la sheriff Lillian Holley, quién también pasó a la fama después de esto.

Enemigos Públicos

Prófugo muy presionado por sus perseguidores, él cometió el error de cruzar la frontera estatal divisoria entre Indiana e Illinois en el vehículo robado, violando así una ley federal e involucrando al FBI por 1ra. vez en la historia.

Chicago encantaba a Dillinger y decidió reunirse con su novia, Evelyn Frechette. En ese tiempo conoció a quienes luego serían sus nuevos socios: Homer Van Meter, Lester Joseph Gillis ('Baby Face Nelson'), Eddie Green y Tommy Carrol, su 2da. banda.

Con el FBI atrás ya no era el mismo juego del robo/escape y robo/escape. El FBI intentaba leer sus jugadas con anticipación, y así es como logró dar con la banda en un enfrentamiento en el que murió Eddie Green.

Dillinger logró escapar y se ocultaron junto a su novia en la casa de su padre en Indiana. Luego de un tiempo, cuando suponían que todo estaría más tranquilo, Evelyn se fue de visita a Chicago, de donde no volvió: el FBI la arrestó por encubrimiento y fue sentenciada a 2 años en prisión.

En el verano de 1934, él regresó a Chicago bajo el nombre de Jimmy Lawrence. Consiguió un empleo y una nueva novia, Polly Hamilton, quien desconocía su pasado delictivo. Dillinger había cambiado, ya no se dedicaba al robo, vivía tranquilo y camuflado en una gran ciudad.

John Dillinger / El cadáver perfecto

Pero él no dejaba de ser el hombre más buscado del momento, se ofrecían recompensas millonarias por datos que llevaran a su captura, y con afiches por todos lados que los buscaban "Muerto o Muerto".

Una tarde acudió con su novia y una amiga a ver una película al cine Biograph, “Manhattan Melodrama” (en español se dio como “El Enemigo Público Número Uno").

Anna Sage, una de las mujeres que estaba junto a John aquel día, lo entregó al FBI con 2 condiciones: que el gángster no saliese con vida bajo ningún punto de vista y que se borrara todo tipo de trámite de deportación contra ella.

J. Edgar Hoover, quien estaba al mando del FBI, dió ordenes precisas: blanco claro, tirar a matar. John Herbert Dillinger fue fusilado, con 3 tiros en su cuerpo y 1 en la cabeza. Cayó muerto.

Pero los rasgos de ese cadáver desplomado en Avenida Lincoln 2424 no correspondían para nada con los del legendario gánster. Los extremos de sus dedos habían sido mutilados con ácido y el cabello, las cejas y el breve bigote teñidos de negro, y varias diferencias más que en el depósito de cadáveres se le atribuyen a una supuesta cirugía estética.

Cierto o no, el FBI del dictador Hoover nunca hubiese admitio que el cadáver no era el de John Dillinger. Apenas 1 mes y medio antes habían dado con Bonnie y Clyde.

Ahora, una teoría que afirma la existencia de unos registros de la autopsia realizada por el doctor J.J. Kearns, en los que, luego de varios estudios y exámenes se afirma que aquel cuerpo etiquetado por el FBI no pertenecía a Dillinger sino a un tal James Lawrence. Ni siquiera coincidía el color de los ojos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario