ZAR DE LA VENTA ILEGAL

De "rey" a "mafioso": De Angola con Cristina, a su detención, con Macri

Jorge Castillo comenzó con La Salada en los 90 y en 2012 llegó a integrar una misión presidencial argentina en Angola. Allí lo llevó el exsecretario de Comercio, Guillermo Moreno, en la comitiva que encabezó la propia Cristina Fernández. Él polémico funcionario lo definió como su amigo. Esta mañana, fue detenido luego de que se resistiera a los tiros y tras varios allanamientos. El fiscal que investiga la mafia en La Salada habló de la protección política que tenía el dueño de Punta Mogotes, aunque aún no dio nombres...

 
 
Jorge Castillo no sólo expandió al interior del país su negocio de La Salada sino que también probó suerte en África, más precisamente en Angola, país al que arribó gracias a que el entonces secretario de Comercio, Guillermo Moreno, lo incluyó en la comitiva que encabezaró la propia Cristina Fernández.
 
En ese momento, los comerciantes se prepararon para exportar. Cuatro de los más grandes productores textiles de la feria ilegal más grande del país, centrados básicamente en la fabricación de jeans, camperas, remeras y chombas, fueron en la misión como productores pymes.
 
"Nos invitó Guillermo Moreno y nos pareció una buena oportunidad. Aunque algunos nos discrimine, estamos en condiciones de exportar lo que fabricamos en Argentina", confirmó a 'Tiempo Argentino' en ese entonces el mismo Castillo, administrador del complejo Punta Mogotes. 
 
Sin embargo, como afirmó luego Castillo, en Angola no se realizó ninguna inversión porque "no hay seguridad jurídica".  El objetivo de los feriantes era recrear el modelo de negocio en el país africano, lo que suponía ganancias millonarias para el Estado nacional. 
 
Castillo contó que si bien vendieron todo lo que llevaron a la exposición, la idea de enviar mercadería, no prosperó, ya que "nadie te asegura que puedas cobrar". "No existe el derecho jurídico en Angola, entonces ¿cómo hacés? me pidieron jeans y ojotas, pero quieren así nomás y decirte ‘después te pago’. Es un montón de plata, pero no tengo garantías de que me vayan a pagar. No puedo hacer 15 mil jeans sin saber que voy a cobrar", contó en ese momento a 'Perfil'.
 
"A mí no me dieron ninguna garantía. Y yo no trabajo así, pero bueno, ellos funcionan de esa manera. Lo cierto es que sin seguridad jurídica no podemos hacer nada", dijo. "Plata en mano, culo en tierra", setenció.
 
Esta mañana, la ministra de Seguridad de Mauricio Macri, Patricia Bullrich, cuestionó al kirchnerismo por tener como 'un gran modelo' al administrador Jorge Castillo. Dijo que quienes trabajan en la ilegalidad "no tienen cabida en esta Argentina", luego de los 55 allanamientos que se hicieron en La Salada, que incluyeron el desmantelamiento de una serie de puestos ilegales que funcionaban en los alrededores, en el Camino de la Ribera.
 
En conferencia de prensa con su par bonaerense Cristian Ritondo, la funcionaria dijo que nada de eso podría haber funcionado "sin connivencia política" y criticó al kirchnerismo.
 
"Claro que había connivencias. Esto es muy claro porque este Gobierno no se para a mirar si hay políticos, policías o prefectos y si lo hay se los detiene", dijo la ministra, en una conferencia de la que además participó el fiscal del caso, Sebastián Scalera. La funcionaria recordó que Cristina llevó a Castillo a Angola como "modelo de empresario" y, además, dijo que el policía de la Federal que fue detenido había sido custodio de Sergio Berni.
 
Bullrich dijo que dieron "un golpe muy importante a las mafias que trabajaban en la zona de La Salada" y advirtió que había "un Estado paralelo", en el que se registraban "aprietes, extorsiones de pago por cada uno de los puestos, de torturas a la gente", en referencia a las torturas a la que sometían a las "mecheras", ya que desnudaban y golpeaban a las mujeres que robaban a los feriantes.
 
Castillo se resistió a los tiros antes de ser arrestado en su casa de Luján e hirió a un policía por una esquirla de bala, por lo que además está acusado de "tentativa de homicidio". En total se hicieron 55 allanamientos por la causa y se secuestraron armas de guerra, una picana y una Harley Davidson.
 
Además de Castillo fueron arrestados, entre otros, familiares del empresario, un agente de la Federal y dos de la Bonaerense, por "asociación ilícita y extorsión a feriantes". Castillo es administrador desde hace unos 20 años de la Feria Punta Mogotes, el complejo más grande de todos los que funcionan en el predio de Ingeniero Budge, en Lomas de Zamora, y es conocido como "El Rey de La Salada".
 
El hombre que empezó vendiendo zapatos hoy tiene 23 marcas a su nombre y entre sus negocios se destacan desde los servicios inmobiliarios, créditos financieros y operación de casinos y bingos, hasta la cría de aves y ganado equino.
 
Sin embargo, es el predio a donde todas las semanas llegan clientes de todo el país su fuente de mayor ingreso. Punta Mogote es la feria más grande de La Salada y en ella se pueden comprar productos hasta un 70 por ciento más baratos que en los comercios formales.
 
En tanto, su mujer es accionista de cinco de sus empresas, vinculadas a la actividad publicitaria y editorial en la Argentina y el extranjero, la construcción y reparación en redes de distribución de servicios públicos, entre otros rubros.
 
El fiscal que investiga la mafia en La Salada habló de la protección política que tenía el dueño de Punta Mogotes, pero aún no dio nombres.
 
 
 
 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario