INCIDENTES

Boca campeón pero el festejo en el Obelisco otra vez lo pagan todos

Sin jugar, ayer (20/6) Boca Juniors se consagró campeón del torneo de Primera División porque San Lorenzo derrotó a Banfield y lo dejó sin chances matemáticas de pelearle al ‘xeneize’. El equipo de Barros Schelotto podrá festejar hoy (21/6) en la cancha de Olimpo cuando enfrente al local en Bahía Blanca, pero anoche los hinchas eligieron una vez más el Obelisco para festejar el título. Otros fueron a las puertas de la Bombonera y pidieron que abran el estadio para los festejos pero la dirigencia optó por organizar la celebración el domingo con el partido entre Boca y Unión. Entonces todos se congregaron en el centro porteño. Y como en cada festejo hubo poca seguridad, corrió mucha droga y alcohol y quedaron destrozos que pagarán todos los contribuyentes.

No se trata sólo de Boca Juniors, también ocurrió con River Plate y hasta cuando la Selección Argentina cayó ante Alemania en el mundial de 2014. El Obelisco se transforma en el epicentro de los festejos de los hinchas y la poca seguridad permite que corran el alcohol, las drogas y se multipliquen los incidentes que terminan con destrozos que terminan pagando todos los contribuyentes. En el caso de Boca, como antes River, los dirigentes se negaron a abrir sus estadios para los festejos. Ayer (20/6) los hinchas xeneizes se acercaron a la Bombonera, pero sus dirigentes no abrieron las puertas, entonces fueron al Obelisco.

El presidente de Boca Daniel Angelici prometió en su lugar una celebración el domingo próximo en el marco del local antes Unión de Santa Fe.

En total, unos 3.000 hinchas de Boca Juniors se terminaron reuniendo en el Obelisco.

"Contra reloj vamos a organizar una fiesta de todos los hinchas de Boca. Todos los socios no van a poder entrar el domingo. Queremos hacer una fiesta par los hinchas, jugadores y cuerpo técnico", dijo Angelici aunque sabía que si San Lorenzo vencía a Banfield el xeneize iba a convertirse instantáneamente en el campeón del torneo y que los hinchas iban a querer festejar especialmente porque era un día feriado. Sin embargo, cerró la Bombonera y dejó que los gastos por esos festejos corrieran por cuenta de la Ciudad de Buenos Aires y todos los contribuyentes.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario