ELECCIONES 2017

Randazzo no se baja y se aferra a la historia reciente

Florencio Randazzo junta hoy a los intendentes de su espacio para dar una señal de que no se baja, mientras La Cámpora busca sacarle un aliado para debilitarlo. Sin embargo, aferrado a la historia reciente, según 'El Día' de La Plata, cerca del ex ministro recuerdan que De Narváez, cuando derrotó al propio Néstor Kirchner en 2009, no tenía prácticamente intendentes de su lado. "Y Massa en 2013 tenía unos pocos. Esto no es lo determinante", insisten.

Mientras Cristina Fernández afina los detalles de su acto de mañana para el lanzamiento de su Unidad Ciudadana, Florencio Randazzo dedicará los siguientes días a afinar las listas distritales con su tropa, bajo la hipótesis de competir en las PASO justicialistas. En paralelo, hoy el histórico mandamás de José C. Paz, Mario Ishii, presentará su "Lealtad y Dignidad" en su terruño, el espacio con el que plantea competirle al ex ministro en las primarias. Por su parte, como si fuera poco, Guillermo Moreno confirmó ayer que también presentará una boleta propia en el PJ bonaerense.
 
A pesar de la dispersión, si bien hay quienes aún auguran una confluencia antes del 24, plazo legal para el cierre de las listas, desde cada bando coinciden hoy en un misma cosa: el "enemigo" es el gobierno de Mauricio Macri. 
 
"Vamos a dejar de hablar de internas, nos vamos a concentrar en dar a conocer nuestra plataforma de 15 puntos", anticipan desde el cristinista Instituto Patria. A través de 'Twitter', órgano de difusión de la doctrina randazzista, el propio ex ministro apeló a la lógica de apuntar a la Casa Rosada, en una serie de tuits con los que reafirmó su precandidatura: "Somos la opción para no repetir los errores del pasado y superar la angustia del presente. Nada nos detendrá".
 
Florencio Randazzo juntará hoy a los intendentes de su espacio para dar una señal de que no se baja del ring y que reconfigura su carta de navegación electoral donde Sergio Massa aparece como principal rival.
 
"Hoy van a estar todos los intendentes, vamos a hablar de las listas, vamos a ver los territorios. No vemos indicios de que alguno se vaya" confió al matutino porteño 'Clarín' un hombre del entorno del ex ministro.
 
Las declaraciones que el fin de semana hizo Gabriel Katopodis, intendente de San Martín, parecieron ir en esa dirección: los alcaldes que quedan del lado de Randazzo (dos del conurbano, 8 del interior) siguen ahí.
 
​La cumbre convocada para esta tarde, a las 15 en el Palacio Raggio entre Randazzo y los jefes comunales servirá para medir si esta pertenencia sigue sólida o hubo alguna baja. En estos días rondó el rumor de que Juan Zabaleta, jefe de Hurlingham, evaluaría abandonar ese espacio.
 
Su histórica buena relación con referentes K son el soporte argumental de esa tesis pero hasta acá, Zabaleta, sigue en el club que empuja a Randazzo. El viernes estuvo reunido con los demás intendentes y hoy estará en la foto con el ex ministro.
 
Antes y después, el ex ministro recibirá a dirigentes de cada una de las secciones electorales para mapear adhesiones y potenciales candidatos. "Vamos a tener listas en todas las secciones y en todos los distritos" dicen desde el randazzismo y miden un efecto típico en cada cierre: los "heridos" de las otras listas peronistas.
 
Esa vía está, ahora, multiplicada: en el randazzismo entienden que muchos intendentes quedarán dolidos en el cierre de listas que, dan por hecho, manejarán Cristina y La Cámpora, y que eso podría hacer que en el sprint final se incorporen caciques.
 
Sin embargo, esa oferta está diversificada porque lo mismo esperan Sergio Massa -que advertía a los peronistas que Cristina "no le daría la primaria a Randazzo"- y Mario Ishii. Todos quieren cosechar de un eventual cierre duro en Unidad Ciudadana (UC).
 
"Ahora nos tocan las PASO con Ishii: pedíamos primarias, no son las que queremos, pero vamos a ir a primarias" dicen desde el randazzismo y se enfocan en corregir la hoja de ruta.
 
No ven que la lista del alcalde de José C Paz pueda ser un problema en la PASO pero si revisan sus estimaciones electorales y cambian el eje de la disputa: el rival para agosto, además de Ishii, es Sergio Massa.
 
El punto es, en la ecuación de Randazzo, bastante lineal. Fuera de una PASO con el peronismo K, bajan sus proyecciones electorales y de pensar en una interna dentro de un espacio que podía pelear el primer lugar en octubre, el nuevo escenario lo pone a discutir el tercer escalón del podio.
 
Como, además, la tensión con Cristina lo "deskirchnerizó" -un objetivo directo o indirecto buscado por la ex presidente- ahora Randazzo aparece en un corredor donde sale a disputar el voto peronista no K donde se pesca Massa.
 
"Puede agarrar algo de Sergio, algunos desencantados nuestros, algunos medio kirchneristas" interpreta un dirigente del PRO que ver en la dispersión peronista el motivo de sus felicidades.
 
Mientras La Cámpora sigue presionando para debilitar la figura del ex ministro y reducir así la posibilidad de que con el PJ, el ex ministro de Transporte robe votos del electorado de Cristina. La Cámpora está abocada a repatriar a algún randazzista, aunque todavía sin éxito. 
 
Según el sitio 'Perfil', "aunque el alcade bonaerense lo niega, en los últimos días se reunió en la Cámara de Diputados de la Nación con Máximo, y escuchó una propuesta para volver a las filas K. La preocupación central de Zabaleta es la misma que tienen otros intendentes que están con el ex ministro e incluso la misma que tienen los que acompañan a Cristina Kirchner: retener el control del Concejo Deliberante, el órgano legislativo de su municipio. Con otro condimento: había, en origen, una idea de generar una etapa “superadora” del kirchnerismo para evitar, entre otras cosas, que la discusión de campaña gire en torno a la “herencia” del gobierno anterior en lugar de que se debata la economía y la política actual.
 
“Juanchi” mantiene buen vínculo con Máximo Kirchner desde su paso por la Casa Rosada. Pero hay otro histórico dirigente peronista que juega en esa relación, Juanjo Alvarez, ex intendente del mismo distrito, y cuyo hijo es funcionario de Zabaleta.
 
Pese a que los canales están abiertos, tanto Zabaleta como los otros intendentes que están con Randazzo (Gabriel Katopodis, de San Martín; y Eduardo “Bali” Bucca, de Bolívar) afirman que las cartas ya están echadas, y que a esta altura competirán por el randazzismo con el sello del PJ.
 
Por las dudas, el “flaco” sale a disipar rumores y se mantiene firme".
 
Según 'El Día', de La Plata, cerca de Randazzo se aferran a la historia reciente: recuerdan que De Narváez, cuando derrotó al propio Néstor Kirchner en 2009, no tenía prácticamente intendentes de su lado. "Y Massa en 2013 tenía unos pocos. Esto no es lo determinante", insisten.
 
"Esa lectura se abraza a la esperanza de que el adversario aporte lo suyo. Creen que Cristina y La Cámpora coparán las listas y dejarán poco y nada a estos alcaldes, incluso, en sus propios distritos. Varios de esos intendentes se ven venir ese escenario y acaso podrían repetir prácticas que no les son ajenas: estar en un lado y al mismo tiempo en el otro poniendo huevos en varias canastas.
 
En el randazzismo conocen que hay dirigentes propios que no ven un horizonte claro. En especial, aquellos jefe comunales que deben defender la gobernabilidad de sus distritos y perciben el riesgo de quedar atados a una estrategia que, acaso, pueda quedar trunca en el lapso que queda para el cierre de las listas que operará el sábado a la medianoche". 
 
El intendente de San Martín, el randazzista Gabriel Katopodis reconoció, en radio Mitre, que para el peronismo "era mejor ir con una lista y no divididos en dos listas" para "ganarle al oficialismo".
 
Incluso el siempre polémico ex Secretario de Comercio, que presentará una lista de "La Néstor Kirchner" para enfrentar a Randazzo, no descartó aún la unidad: "Vamos a hacer todos los esfuerzos para concretar una lista de unidad. No perdemos las esperanzas", sostuvo Moreno a radio 'Cultura'.
 
Saliendo del meollo, a la presentación de Ishii de hoy le seguirá mañana la de la ex Presidenta en el estadio de Arsenal de Sarandí, con una capacidad de 28.000 personas, cuna del fallecido Julio Grondona. 
 
Teniendo en cuenta la tradición K, que dicta que las candidaturas se oficializan en La Plata, sigue siendo un misterio si habrá o no revelación. Incluso en los últimos días tomó fuerza la idea de que Cristina, si finalmente ocurre, no se postule a senadora sino a diputada, donde podría comandar un bloque más ameno que volver a sufrir la soledad en el Senado que padeció durante el fin del menemismo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario