APORTES

La estimulación magnética, una posible solución para la depresión

La estimulación magnética transcraneal (EMT) utiliza pulsos magnéticos dirigidos al cerebro de los pacientes, durante 30 minutos o 1 hora. "Hay nuevos dispositivos de EMT, recientemente aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, que permitirán a los pacientes lograr los beneficios del tratamiento en un período mucho más corto de tiempo", explicó el investigador Andrew Leuchter.

La depresión es un trastorno mental frecuente que, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y es la principal causa mundial de discapacidad.

Existen distintos y variados tratamientos para tratarla, pero el Instituto Semel de Neurociencia y Comportamiento Humano de la Universidad de California en Los Ángeles (USA) ofrece una alternativa a los medicamentos.

Se trata de la estimulación magnética transcraneal (EMT), que utiliza pulsos magnéticos dirigidos al cerebro de los pacientes. Este tratamiento fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos.

Ian Cook, líder del estudio, explicó: "En realidad estamos cambiando cómo se organizan los circuitos cerebrales, cómo se hablan entre sí. El cerebro es un órgano increíblemente cambiante, de hecho, cada vez que la gente aprende algo nuevo, hay cambios físicos en la estructura cerebral que pueden detectarse".

Un estimulador magnético se coloca en un lugar predeterminado de la cabeza del paciente, basado en calibraciones de imágenes cerebrales. El estimulador envía pulsos magnéticos al cerebro durante 30 minutos o 1 hora. Este procedimiento se repite varios días a la semana, durante 6 semanas.

Andrew Leuchter, otro investigador que integró el equipo, afirmó: "Hay nuevos dispositivos de EMT recientemente aprobados por la FDA que permitirán a los pacientes lograr los beneficios del tratamiento en un período mucho más corto de tiempo".

Video

"Para algunos pacientes, tendremos la capacidad de disminuir la duración de una sesión de tratamiento de 37,5 minutos a 3 minutos y completar un curso completo de EMT en 2 semanas", explicó

Sin embargo, Leuchter aclaró: "Todavía estamos empezando a rascar la superficie de lo que este tratamiento podría ser capaz de hacer para los pacientes con una variedad de enfermedades".

Y agregó:"Estamos acostumbrados a pensar en tratamientos psiquiátricos principalmente en términos de terapias de conversación, psicoterapia o medicamentos. EMT es un tipo de tratamiento revolucionario".

Investigaciones realizadas en el Centro para la Mente, asociado a la Universidad de Sydney (Australia), descubrieron que la EMT puede mejorar la capacidad intelectual y podría capacitar para comprender teorías científicas y resolver complicados problemas matemáticos. Esta tecnología también es utilizada con personas que sufren autismo.

Allan Snyder, director del Centro para la Mente y profesor de la Universidad de Syndey, afirmó que la EMT ayuda a aumentar la capacidad intelectual de las personas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario