REPERCUSIONES DE LA INSEGURIDAD

El gobierno busca acelerar el debate de baja de imputabilidad

El oficialismo evalúa tratar una baja en la edad de imputabilidad después de las primarias, cuando empiece el tramo final de la campaña.

El Gobierno evalúa tratar una baja en la edad de imputabilidad después de las primarias, cuando empiece el tramo final de la campaña contra el kirchnerismo, tal vez ya con Cristina Kirchner de candidato.

La última versión de la ley de responsabilidad penal juvenil que trabajan en el Ministerio de Justicia consiste en reducir la edad imputabilidad de 16 a 14 para los casos de homicidio. También se bajaría a 15 para los casos de secuestro extorsivo, violación y robo de armas. Y no descartan sostenerla a 16 para temas menores.

El tema viene trabajándose en una mesa de trabajo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos creada en el verano y el kirchnerismo anticipó varias veces su rechazo. La última fue en la visita de Marcos Peña a Diputados el 22/10, el día de su histórica frase "háganse cargo". La rionegrina María Emilia Soria, del FpV-PJ, recordó que el Gobierno había aclarado "públicamente" que el nuevo régimen penal juvenil no se trataría este año, pero que estaba "alarmada por la velocidad con que se trabaja".

"Sobre todo en este escenario, donde existe pérdida de trabajo, de poder adquisitivo, un millón y medio de nuevos pobres, 600.000 nuevos indigentes. Sin lugar a dudas, este no es el escenario para insistir con este proyecto", sostuvo la rionegrina.

Pero el Gobierno no piensa igual, sobre todo tras los últimos hechos de inseguridad en el conurbano bonaerense con menores implicados. Y quiere debatir el proyecto después de las primarias y esperar una opinión de la ex presidenta. Como muestra de los nuevos tiempos, el diputado radical Héctor "Cachi" Gutiérrez presentó un proyecto para bajar de 16 a 14 años la edad de imputabilidad y pidió no esperar más.

"El Congreso debe sancionar de manera urgente una nueva legislación penal. Tenemos las leyes de la dictadura que no se adecuan a la Convención Internacional sobre los Derechos del Niños y de Beijing", argumentó el legislador de Cambiemos. "Los tiempos electorales no pueden justificar la falta de compromiso para el tratamiento de una reforma que se ha demorado por más de treinta años", sostuvo Gutiérrez. Tal vez en agosto sea el momento en que el Congreso vuelva a formar parte de la agenda de Mauricio Macri, tras un semestre sin empujar proyectos. En campaña, el recinto será un escenario más.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario