LENTA MEJORA DEL TRABAJO PRIVADO

Curiosidad preelectoral: El empleo no provoca erecciones

El mercurio del termómetro de la contratación de empleo privado sube lentamente, tanto en las mediciones de las consultoras internacionales como de la encuesta oficial, aunque reflejan diferentes optimismos. Sin embargo no parecen haber urgencias en el electorado de Cambienos porque no surge como un condicionante del futuro sufragio. La Encuesta de Expectativas de Indicadores Laborales (EIL) del gobierno previó un 1er. semestre con 14% de mejora. PwC registró para el 3er trimestre que 35% de las 172 empresas privadas relevadas mejorará sus dotaciones de personal, pero fundamentalmente que 57% no hará cambios. Manpower, también para los meses electorales, avizora un repunte de 4 puntos respecto de las perspectivas medidas en año pasado. Tal como sucede con el consumo y la inflación, el gobierno ya respira aliviado si el empleo no empeora.

Para estar a tono con estos tiempos de whatsappeos ardientes, cámaras furtivas y 'puntitas' polémicas, hay que precisar que el empleo/desempleo no provoca erecciones: no parece resultar la cuestión que defina la voluntad del elector, la tendencia de sus preferencias, al menos en 2017. Muy raro porque no es una coyuntura abundante en conchabos pero la agenda de la opinión pública parece transitar otras sendas.

De todos modos, y aunque con matices, el gobierno y 2 consultoras internacionales, PwC y Manpower, coinciden en pronostican que, al menos, desde ahora hasta octubre se notará una leve mejoría en la contratación de empleados por parte de las empresas privadas, por efecto de la política electoralista de inversión pública en obras de infraestructura y promocionar créditos hipotecarios a largo plazo.

Asoma como una tibia reacción de los indicadores a las políticas activas aplicadas por la Casa Rosada y, al igual que lo sucedido con la actividad económica, el consumo interno y la inflación en el último mes, se torna apenas perceptible aún en la ponderación popular.

Para verle el lado positivo, en general se escucha hablar cada vez menos de que se está peor que antes, como consecuencia de que muchos de los números dejaron de ser negativos.

La Encuesta de Expectativas de Indicadores Laborales (EIL) ampliada, relevada en diciembre, arroja que la expectativa neta de contratación para el 1er semestre llega al 14,3%.

PwC, firma especializada en auditoría, sondeó en febrero último entre 172 empresas privadas que 35% de ellas efectivamente mejorarán sus dotaciones de personal durante este año, sobre todo en el 3er trimestre, en comparación con lo sucedido en 2016, mientras que un 8% despedirá. El dato relevante es que 57% no hará cambios.

Más cauta, Manpower extrajo como conclusión de una encuesta realizada entre 800 empresas un saldo positivo del 7% para el 3er trimestre; 4 puntos más que en 2016, pero lejos de los mejores tiempos: construcción y bancos, con fuertes subas.

El detalle daría que 76% de las 800 firmas consultadas estimó que en el 3er trimestre de este año mantendrá sin cambios su plantilla laboral; que 11% la aumentará, y 5% la recortará. La expectativa neta de empleo, en consecuencia, queda en 6%, lo cual ajustado por estacionalidad arroja 7%.

Aunque son 4 puntos más que en el mismo período del año pasado, está muy por debajo de años de fuerte recuperación del empleo, como 2007 o 2011, cuando superaba los 30 puntos.

Fernando Podestá, director nacional de operaciones de Manpower Group Argentina, declaró a La Nación que desde el año pasado la curva es ascendente, pero claramente "muy moderada". En sus palabras, la perspectiva de las empresas para contratar empleados "es positiva, pero tenue".

Aclaró que "la mayoría de las empresas tiene una estructura de empleados estable, un núcleo duro, pero 76% es un porcentaje alto. Esto va a ir cambiando en la medida en que aparezcan nuevas oportunidades".

El cristal oficialista es más benévolo

Si las expectativas oficiales fueron bastante más positivas obedeció a que el 21,3% de los consultados por la Encuesta de Expectativas de Indicadores Laborales (EIL) afirmaba que contrataría más personal, mientras que el 7% decía que disminuiría su plantilla. Para el 2do semestre, la expectativa neta -según la EIL- se elevaba hasta el 20,9% (un 28,2% incrementaría su personal y un 7,3% lo reduciría).

Podestá señala que este comportamiento tiene que ver con cómo está la economía y si hay más o menos empresas trabajando. Pero aduce que hay otras olas relacionadas con la búsqueda de mayor eficiencia por parte de las empresas para ser más competitivas, y con el impacto de la tecnología. Y citó el ejemplo de la brecha de capacitación existente entre aquellas firmas que dicen no encontrar talento para los puestos que requieren completar y aquellos trabajadores que no tienen espacio en el mercado.

Al ránking de Manpower lo encabeza la construcción, con una expectativa neta de contratación ajustada de 15%. Es con claridad el sector que más tracciona a la hora de generar empleo. "Y lo interesante -dice Podestá- es que la que empuja no es sólo la obra pública, sino también la construcción privada."

Finanzas, seguros y bienes raíces es otro de los sectores que mostrarán más oportunidades de empleo en el corto plazo, "no tanto por la banca minorista sino por la financiación del consumo y la construcción de viviendas", explica.

Subraya asimismo que, pese a las altas tasas de interés, el crédito al consumo sigue siendo el comodín en los bancos, mientras que, como gran apuesta electoral el Gobierno impulsó sensiblemente el acceso al crédito hipotecario.

La regionalización de la encuesta de Manpower permitió apreciar que el avance del campo en los últimos meses también impulsa la contratación de personal. El NOA y el área pampeana fueron las dos regiones con mayor expectativa de creación de empleo, con intenciones positivas de 11% y 10%, respectivamente.

"Como negativo aparece el sector del transporte y servicios públicos (-5% interanual), ya que allí existe una fuerte capacidad ociosa, y aunque se reactiven la economía y el consumo, las empresas se mantendrían con la misma plantilla", agregó Podestá.

Al analizar la muestra por tamaño de empresa, el especialista indicó que "las expectativas de empleo en las empresas grandes y medianas son muy buenas". En esos segmentos suben 14% y 10%, respectivamente.

"Esas firmas tienen una mirada de largo plazo y están en condiciones para invertir y captar nuevas oportunidades. Por eso son las que lideran. Hay muchas firmas más chicas que dependen de ellas y que justamente al ser proveedores de las grandes verán en algún momento esas mismas expectativas. Hoy todavía no las están viendo", concluyó.

PwC se remite a 2016 para avalar su enfoque más optimista, al comparar que sólo contrataría un 19% de los consultados, mientras que un 20% recortaría personal. La estabilidad era el signo para el 61% de los consultados.

Según el estudio, las posiciones en las que las empresas encuentran mayores dificultades al momento de retener los talentos son: ingenieros, técnicos, puestos del área comercial y especialistas en sistemas, "debido principalmente a las expectativas salariales, la alta demanda del mercado y la falta de personal calificado para puestos que requieren perfiles más específicos". No obstante, el 89% de las empresas informaron tener identificado al personal clave y dicen saber qué beneficios darle para retenerlo.

Los salarios fuera de convenio, según PwC, tendrán este año un incremento promedio del 27%, cifra que supera a la inflación hasta ahora prevista del 21% (rango similar en el que están dándose los cierres de las paritarias de varios sectores bajo convenio).

"Se trata de un número mayor que la inflación presupuestada, pero que se contempla para que también los salarios empiecen a recuperarse frente a la pérdida de poder adquisitivo y el impacto del impuesto a las ganancias", estimaron en PwC.

Según el informe, un 74% de las firmas prevé dar un aumento salarial antes del 31 de agosto. El 66% otorga dos incrementos por año.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario