MÁS DE 2 HORAS

Fuerte ejercicio físico puede provocar problemas gastrointestinales

Una investigación afirmó que realizar ejercicio duro y extenuante durante más de 2 horas puede provocar problemas gastrointestinales. Se trata del Síndrome gastrointestinal inducido por el ejercicio. Los problemas pueden empeorar cuando la actividad se realiza a altas temperaturas.

Una investigación liderada por Ricardo Costa, de la Universidad de Monash (Australia), afirmó que realizar ejercicio duro y extenuante durante más de 2 horas puede provocar problemas gastrointestinales. Las conclusiones fueron publicadas en la revista Alimentary Pharmacology & Therapeutics.

Los investigadores concluyeron que a partir de las 2 horas o más de ejercicio al 60% de la capacidad máxima de una persona, se empiezan a observar problemas gastrointestinales, que pueden empeorar cuando la actividad se realiza a altas temperaturas. Estos daños se producen "independientemente de cuán en forma está" la persona.

Se trata del Síndrome gastrointestinal inducido por el ejercicio, que afecta al funcionamiento del sistema gastrointestinal vinculado con el impacto del ejercicio extenuante. Indicaron que, a medida que aumenta la intensidad y la duración del ejercicio, también aumentan los distintos indicadores de lesión gastrointestinal. Perjudican procesos como la permeabilidad, la absorción y la endotoxemia. 

Realizar ejercicio de manera intensa puede dañar células en el intestino y provocar problemas digestivos. Pero no son las únicas complicaciones, ya que puede haber problemas derivados de la filtración a la sangre de toxinas a través de las paredes dañadas del intestino.

El tipo de actividad física que realiza una persona influye en el riesgo de desarrollar problemas gastrointestinales. Correr resulta peor para la salud, en comparación con el ciclismo.

Entre los síntomas gastrointestinales se incluyen:

-Acidez estomacal

-Hinchazón

-Dolor abdominal

-Calambres

-Náusea

-Vómito

-Diarrea

Para evitar los síntomas es fundamental mantenerse hidratado y no utilizar antiinflamatorios no esteroideos, que son irritantes gastrointestinales.

"Aunque hay evidencias de que el ejercicio moderado sí tiene beneficios para la salud en pacientes con trastornos gastrointestinales funcionales o con Síndrome del Intestino Irritable, se desconoce si es seguro hacer ejercicio muy intenso", indicaron los resultados del estudio.

En este sentido, un estudio realizado por el Hospital Frederiksberg de Copenhague (Dinamarca) en 2015 explicó que correr de forma extenuante aumenta el riesgo de mortalidad, en comparación con esta actividad de forma moderada. La investigación fue publicada en la revista Journal of the American College of Cardiology.

Contaron con la participación de 5.048 personas dentro del 'Copenhaguen City Heart Study' y seleccionaron a 1.098 corredores sanos y 413 adultos sanos, que no habían corrido en, por lo menos, 12 años.

Analizaron las horas de trote, la frecuencia y la percepción individual del ritmo. Concluyeron que las personas que corrían de forma extenuante tenían más riesgo de mortalidad. En cambio, los que corrían de forma saludable, es decir, entre 1 y 4 horas a la semana, presentaban menos riesgo de muerte.

Peter Schnohr, coautor del estudio, explicó: “Es importante destacar que el ritmo de los corredores lentos corresponde a ejercicio vigoroso y trotar de manera extenuante es ejercicio muy vigoroso. Cuando se realiza desde hace décadas, este nivel de actividad podría plantear riesgos para la salud, especialmente para el sistema cardiovascular”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario