REANUDAN EL JUICIO

Día clave para el dúo Temer-Dilma y el futuro de Brasil

Se reanudó el proceso en el que el presidente Michel Temer podría perder su cargo. Si la Justicia considera que el dúo Temer-Dilma fue financiado con dinero sucio se anulará la elección y habrá que convocar a nuevos comicios. En la previa al juicio, el presidente recibió otra mala noticia: la Policía brasileña arrestó al exministro de Turismo Henrique Eduardo Alves, en el marco de una investigación sobre corrupción y lavado en la construcción del estadio Arena das Dunas.

Jornada clave en Brasil. Anoche (6/6) se reanudó en el Tribunal Superior Electoral (TSE) el juicio a la fórmula Dilma Rousseff - Michel Temer  por presunto abuso de poder económico y político. De comprobarse las acusaciones, el presidente Temer podría perder el poder a ser obligado a dejar su cargo.

También anoche cuando reanudaba el proceso, se conoció el arresto del exministro de Turismo Henrique Eduardo Alves, en el marco de una investigación sobre corrupción y lavado en la construcción del estadio Arena das Dunas.

Todo indica que el juicio terminaría mañana (8/6) a la noche. Aunque podría haber alguna demora por pedidos de vista de algún juez. Además, Temer podría presentar una apelación.

En el caso de que Temer pierda la Presidencia, se cree que habría que realizar un llamado a elecciones.

El Congreso debería elegir a su sucesor en un plazo de 30 días mediante una elección parlamentaria indirecta.

El edificio del TSE está acordonado y resguardado por un estricto cerco policial; adentro, agentes de la Policía Federal con perros rastreadores de explosivos vigilaban cada movimiento y para ingresar a la bóveda del auditorio principal había que pasar por detectores de metales.

El juicio había comenzado el pasado abril pero fue suspendido para escuchar a nuevos testigos y ha sido retomado en medio de una gravísima crisis que recae sobre Temer, también investigado en la Corte Suprema por los supuestos delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y asociación ilícita.

Las defensas de Rousseff y Temer actúan por separado pero coincidieron en pedir la anulación del juicio por supuesta falta de pruebas.

Los abogados de Temer argumentan que las cuentas de las campañas de ambos sean juzgadas en forma separada, pues alegan que cada uno se ocupó de su propia recaudación y que en el caso del actual mandatario no hubo fraudes.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario