DESPUÉS DEL NUEVO ATENTADO

Flaco favor de Trump a su aliada en problemas Theresa May

“La investigación de este horrible ataque es rápida y compleja a medida que vamos reuniendo una imagen más completa de lo ocurrido”, ha afirmado el jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Mark Rowley. Pero Donald Trump intentó hacer su propio juego: “Patética excusa del alcalde de Londres Sadiq Khan que tenía que pensar rápido en su declaración de que ‘no había razones para estar alarmado’. ¡Los MSM [acrónimo de mass-media] están trabajando duro en venderla!”, escribió. La Policía británica ha confirmado 2 identidades: Khuram Butt, y Rachid Redouane. Se están verificando la identidad del 3er. atacante.

La policía metropolitana de Londres (Met) ha liberado este lunes 05/06 por la noche sin cargos a todos los detenidos en la capital británica en relación al ataque terrorista que provocó el sábado 03/06 en Londres, 7 víctimas mortales y 48 heridos.

Según informó la Met en un comunicado, los 12 arrestados el domingo 04/06 en el barrio de Barking, al este de Londres, donde vivían los terroristas y donde se han llevado a cabo diversos registros, se encuentran en libertad sin ninguna imputación relacionada con estos hechos.

En cuanto a los 3 asaltantes de los atentados del puente de Londres y Borough Market de la noche de sábado, que se atribuyó el grupo Estado Islámico, la Policía británica ha confirmado 2 identidades:

> Khuram Butt, un ciudadano británico de 27 años nacido en Pakistán, y

> Rachid Redouane, de origen marroquí o libio, de 30 años.

Ambos vivían el barrio de Barking, en el este de Londres. Es el barrio donde el pasado domingo se produjo una amplia operación policial, donde los agentes detuvieron a 12 personas presuntamente vinculadas con el ataque.

Butt ya era “conocido” por la Policía y los servicios de inteligencia británicos (MI5), pero no había ninguna evidencia que sugiriera la planificación del atentado.

Según avanzó el diario The New York Times, Butt había intentado reclutar niños para el grupo terrorista Estado Islámico y la policía recibió denuncias por sus ideas radicales. Él apareció en 2016 en un documental del canal Channel 4 sobre los yihadistas británicos, coprotagonizando un incidente en Regent’s Park con la policía por desplegar una bandera de Estado Islámico.

Redouane, en cambio, no estaba fichado por las autoridades. También usaba el nombre de Rachid Elkhdar, con una fecha de nacimiento diferente.

Se están verificando la identidad del 3er. atacante.

La polémica

Los atentados de Londres han propiciado el retorno de una de las señas de identidad de la campaña electoral de Donald Trump: buscar réditos políticos en ataques terroristas en el extranjero.

Desde que asumió la Presidencia de USA, Trump se había resistido a hacerlo, pero, tras los atentados del sábado 03/06 en la capital británica, ha hecho un alegato de su veto migratorio a 6 países musulmanes —que está paralizado por la justicia estadounidense— y ha arremetido contra el alcalde londinense Sadiq Khan.

Pero Trump es políticamente torpe, aún cuando él encante a gente intelectualmente muy limitada en USA.

Tras los atentados en París -en noviembre de 2015-, Trump sugirió que el número de víctimas habría sido menor si Europa tuviera una política menos restrictiva en la compra de armas de fuego porque habría más ciudadanos armados.

En junio de 2016, tras un ataque en Estambul, Trump defendió el uso de la técnica —prohibida— de tortura del waterboarding (ahogamiento simulado) a sospechosos de terrorismo.

La reacción inicial de Trump tras los atentados de la noche del sábado 03/06 en Londres, en que murieron 7 personas, fue la habitual de un Presidente estadounidense: condenó los hechos y manifestó su solidaridad con el pueblo británico.

Días antes, Londres se quejó a Washington DC por filtrar a la prensa estadounidense datos de la investigación sobre el atentado de Manchester.

Y luego Londres criticó a la Casa Blanca por acusar, sin pruebas, a los servicios de inteligencia británicos de haber espiado a Trump.

Ahora Trump tardó poco en volver a exhibir que le cuesta controlar sus impulsos: inició una cascada de mensajes en Twitter sobre la necesidad de endurecer la entrada de musulmanes a USA y los peligros del yihadismo, y contra el alcalde de Londres, Sadiq Khan, el 1er. intendente municipal musulmán de una gran ciudad de Europa Occidental.

El domingo 04/06 él agregó: “Al menos 7 muertos y 48 heridos en ataque terrorista y el alcalde de Londres dice que ‘¡no hay razón para estar alarmados!'”.

Los portavoces de Khan, del Partido Laborista, acusaron a Trump de malinterpretar un comunicado del alcalde, en que condenaba el ataque e informaba de que se extremaría la vigilancia. “No hay razón para estar alarmado. Una de las cosas que la policía y todos nosotros tenemos que hacer es garantizar de que estemos lo más seguros posibles”, había afirmado Khan.

Trump, con un largo historial de afirmaciones falsas, decidió obviar ese contexto al escribir su mensaje en Twitter.

Y Trump redobló su ofensiva el lunes 05/06 contra Khan. “Patética excusa del alcalde de Londres Sadiq Khan que tenía que pensar rápido en su declaración de que ‘no había razones para estar alarmado’. ¡Los MSM [acrónimo de mass-media] están trabajando duro en venderla!”, escribió.

La Casa Blanca negó que Trump se haya embarcado en una “pelea” con Kahn y enmarcó sus mensajes en su defensa de endurecer la seguridad ante la amenaza yihadista.

Kahn asumió su cargo en mayo de 2016, y criticó a quien era el candidato republicano por su propuesta de vetar temporalmente, alegando motivos de seguridad, el ingreso a USA de todos los extranjeros musulmanes.

“La ignorante visión del islam de Trump nos hace menos seguros, contribuye a alienar a los musulmanes y juega a favor de los extremistas”, declaró entonces Khan.

En 2017, poco antes de volver a atacar al alcalde, Trump criticó a su frente interno en USA: “El Departamento de Justicia debería haberse quedado con el veto migratorio original, no la versión suavizada y políticamente correcta que mandaron al Tribunal Supremo”, escribió Trump.

Se refirió al hecho de que Justicia pidió la semana pasada al Supremo que revise la constitucionalidad del 2do. decreto migratorio no del 1ro., que era más severo. El Presidente también instó a sus abogados a solicitar una audiencia rápida sobre el 2do. decreto en el Supremo para impulsar una “versión mucho más dura”.

En su 1ra. semana como Presidente, a finales de enero, Trump firmó un decreto que prohibía la entrada de ciudadanos de 7 países de mayoría musulmana (Irak, Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán) durante 90 días y suspendía el programa de acogida de refugiados durante 120 días (para los ciudadanos sirios de forma indefinida).

La implementación del veto fue caótica sin que los agentes fronterizos supieran exactamente a quién afectaba. En su 1ra. semana en vigor, un tribunal lo suspendió y las restricciones se levantaron.

Trump firmó en marzo, en un acto a puerta cerrada, un nuevo decreto más suavizado —excluía a Irak y eliminaba el veto indefinido a refugiados sirios— para tratar de sortear los indicios de inconstitucionalidad por discriminación religiosa que señalaron los tribunales. Pero 1 día antes de entrar en vigor, fue suspendido de nuevo por la Justicia.

Esos mensajes, sin embargo, pueden ser usados en su contra en las deliberaciones del Tribunal que definirá la suerte de su veto migratorio. Trump hizo de la islamofobia un ícono de su campaña, pero una vez en la Casa Blanca ha chocado con la realidad y los magistrados han frenado sus intenciones al considerar que su retórica antimusulmana anterior es prueba suficiente de que sus vetos respondían más a una discriminación religiosa (inconstitucional), que a un intento de reforzar la seguridad de USA.

Ahora, Trump parece arrepentirse de esa estrategia.

Los hechos

Las autoridades británicas reconstruyeron los hechos, que empezaron el sábado 03/06 a las 22:08, cuando una furgoneta blanca alquilada viajó de norte a sur en el puente de Londres y se subió a la acera, donde arrolló a varios peatones antes.

“La investigación de este horrible ataque es rápida y compleja a medida que vamos reuniendo una imagen más completa de lo ocurrido”, ha afirmado el jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Mark Rowley.

Los 3 atacantes se bajaron del vehículo y, armados con cuchillos, se aproximaron a la concurrida área del Borough Market, donde apuñalaron a varias personas.

Tras 8 minutos de horror, los atacantes fueron abatidos por 8 agentes de policía que abrieron fuego contra ellos.

Los trabajos para informar a las familias de las 7 víctimas están llevando más tiempo de lo normal, explican las autoridades, porque muchas de estas eran extranjeras.

Respecto a los heridos, de los 48 personas llevadas al hospital, 36 todavía están siendo atendidos en centros hospitalarios londinenses y 18 permanecen en estado crítico.

Rowley recordó la sobrecarga de trabajo con la que debe lidiar Scotland Yard: hay 500 investigaciones que involucran a 3.000 potenciales sospechosos.

Sctoland Yard ya está bajo la lupa porque había pasado por alto la peligrosidad del autor del atentado de Manchester, de hace apenas unos días, a pesar de haber sido investigado en alguna ocasión y alertado por radicalización.

La 1ra. ministra, Theresa May, fue criticada por los medios de comunicación y el opositor Partido Laborista a causa de los recortes a la financiación policial durante los años en que fue ministra del Interior. Esto es sabido en el Reino Unido y es uno de los motivos de la menor distancia entre ella y el líder laborista Jeremy Corbyn.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario