ADIÓS AL MAESTRO

Avísenle a Boudou: Murió Roberto De Vicenzo, máximo ícono del golf argentino

El alguna vez considerado entre los mejores jugadores de la historia del deporte, falleció a los 94 años. Alcanzó su punto más elevado en 1967, cuando obtuvo el Abierto Británico. En 2014 protagonizó un curioso episodio con el entonces vicepresidente.

Roberto De Vicenzo, el golfista argentino más destacado de la historia, murió este jueves a los 94 años.

De Vicenzo, el único argentino en ganar el Abierto Britanico de golf, en 1967, había sufrido fractura de cadera en un accidente doméstico en marzo.

El deceso fue confirmado por su hijo, Eduardo.

Criado en Migueletes, hijo de ferroviario, se afincó en Ranelagh, representanto al golf club local y ganó más de doscientos torneos.

Durante su larga y exitosa carrera, De Vicenzo alcanzó su punto más elevado en 1967, cuando obtuvo el Abierto Británico, su único Major, en Liverpool, a los 44 años. Un año después, perdió el Masters de Augusta por un error de anotación de su compañero de juego, el estadounidense Tommy Aaron.

Por otro lado, sumó cuatro torneos del PGA, fue incluido en el Salón de la Fama del Golf en 1989 y en el listado de los 50 mejores jugadores de la historia por la revista especializada Golf Digest, en una edición histórica.

En Argentina recibió el Olimpia de Oro en 1967 y en 1970.

En el año 2000 fue reconocido por el Circulo de Periodistas Deportivos como uno de los cinco deportistas argentinos más destacados del siglo XX (junto a Diego Maradona, Juan Manuel Fangio, Guillermo Vilas y Carlos Monzón).

"Las cosas que hice no las hizo ni Maradona, pero el fútbol lo mira todo el mundo y el golf está muy lejos de eso. Siempre fue considerado un deporte de viejos y borrachos", dijo al respecto, en una entrevista con el diario La Nación cuando cumplió 90 años.

En octubre de 2014, De Vicenzo protagonizó un particular episodio que vinculó al entonces vicepresidente Amado Boudou. En un acto por el Día del Jubilado en Berazategui, Boudou dio por muerto al golfista, cuyo nombre lleva el predio donde se desarrollaba el acto.

"Imagino a ese adulto mayor de Berazategui, que tiene su nombre este predio, don De Vicenzo hoy debe estar mirando desde el cielo y diciendo 'la pucha quedó chico'. Así que los Mussi que hagan uno más grande", dijo.

El veterano golfista respondió con humor. "Aquí andamos, bien, tranquilos. El cielo está claro y tranquilo. Pero nunca te podés confiar porque en cualquier momento se larga un chaparrón", dijo.

"Estoy muy viejo yo ahora tengo 92 años. Habría que ver cuando llegue qué dice San Pedro, si me acepta", agregó entre risas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario