BOMBARDEAR, BOMBARDEAR, BOMBARDEAR

Hay que fabricar una guerra: Corea del Norte lidera la lista de Trump

Corea del Norte ha efectuado un nuevo test (fallido) de su armamento disparando un misil balístico, según medios surcoreanos. El lanzamiento ocurrió en un momento de especial tensión en las relaciones con USA, tras el desplazamiento de la flota estadounidense a la región. Hay quienes en USA creen en un conflicto bélico para afianzar el liderazgo de Donald Trump, un discurso que satisface profundamente a los proveedores del Pentágono, que tanto dinero hicieron invandiendo 2 veces Irak y en la guerra en Afganistán. Si no es Siria, que sea Corea del Norte. Y el gobierno comunista es lo que suficientemente estúpido para jugar a la guerra. En tanto, respaldando el enfoque, Donald Trump visitó al lobby a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en sus siglas en inglés) en Atlanta (Georgia) y les prometió: "Ustedes tienen un verdadero amigo en la Casa Blanca". Es el 1er. Presidente estadounidense que participa en el encuentro anual de la entidad proclive a la libre portación de armas de fuego, desde Ronald Reagan.

"Corea del Norte ha disparado un misil no identificado desde un emplazamiento en las inmediaciones de Bukchang, en la provincia de Pyongyang Sur, en dirección al noreste a las 5:30 (20:30 GMT)", ha afirmado la Junta de Jefes de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas surcoreanas.

Este organismo de altos mandos militares surcoreanos está analizando el tipo de proyectil y el vuelo que ha realizado desde su lanzamiento.

La primera reacción de la Casa Blanca fue fría. En un comunicado dio por confirmado la prueba balística y detalló que el presidente había sido informado. Donald Trump, sin embargo no tardó ni una hora en responder por Twitter: “Corea del Norte no ha respetado los deseos de China y su muy respetado presidente al lanzar, aunque sin éxito, un misil hoy. ¡Mal!".

La nueva prueba forma parte del programa de ensayos nucleares norcoreanos que comenzaron con una primera prueba el 09/10/2006 y que han incluido también numeros lanzamientos de misiles balísticos, algunos exitosas y otros fallidos.

Esta acción llega el mismo día en que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas analiza la crisis derivada del programa nuclear y de desarrollo de misiles del régimen norcoreano, que lidera Kim Jong Un.

Horas antes de que Corea del Sur asegura que Corea del Norte ha lanzado un misil en la mañana del sábado 29/04 en el país asiático, el secretario de Estado de USA, Rex Tillerson, ha advertido el viernes 28/04 que la amenaza de un ataque de Corea del Norte contra Japón y Corea del Sur es real, por lo que ha emplazado al Consejo de Seguridad a actuar "antes de que lo haga" el régimen que lidera Kim Jong Un.

"Con cada prueba de misiles y la sucesiva detonación, Corea del Norte empuja a Asia y al mundo a estar más cerca de la inestabilidad y de un conflicto más amplio", ha afirmado Tillerson. "La amenaza de un ataque de Corea del Norte contra Seúl o Tokio es real", ha subrayado.

En ese contexto, el irresponsable gobierno del Partido Comunista de Corea del Norte ha efectuado un nuevo test de su armamento disparando un misil balístico cuya trayectoria no se identificó aún, según medios surcoreanos, después de que el presidente Donald Trump alertara en una entrevista del riesgo de un “gran, gran conflicto”.

Así, Corea del Norte ha entrado en el ojo del huracán cuando muchos proveedores de armamento en USA comienzan a entusiasmarse con la posibilidad de una nueva guerra. La llamada de Tillerson a una ofensiva diplomática deja claro que USA va por más. “No actuar ahora puede traer consecuencias catastróficas. Todas las opciones para responder a una provocación futura están sobre la mesa”, dijo el secretario de Estado.

El claustrofóbico régimen de Pyongyang está embarcado en una pulseada con USA. Su objetivo es conseguir un misil intercontinental y desde hace 20 años no ha dejado de afinar su rudimentario armamento hasta desarrollar una bomba atómica de 30 kilotones (2 veces la de Hiroshima) y una potencia balística suficiente para amenazar a Corea del Sur y Japón, aunque la mayoría de sus experimentos han resultado fallidos.

USA y sus aliados han tratado de frenar esta escalada. Las 6 resoluciones adoptadas desde 2006 por el Consejo de Seguridad para paralizar este desarrollo nuclear no han dado resultado alguno. Ante este bloqueo, Washington DC ha optado por aumentar la presión en todos los frentes e incluso ha mostrado su disposición a emprender un ataque preventivo. En esta coreografía ha enviado al portaviones nuclear USS Carl Vinson y a su grupo de combate, además del submarino USS Missisippi, a aguas de la península. Al mismo tiempo, ha desplegado su escudo antimisiles en Corea del Sur.

La demostración de fuerza ha cargado con más pólvora la retórica de Pyongyang. Detrás del telón comunista se oculta una tiranía hereditaria y paranoica que ha hecho de la amenaza de guerra su principal signo de identidad. Una máquina de poder, en manos del Líder Supremo, Kim Jong-un, que desafía a Washington, una economía con un PIB 1.600 veces superior, mediante un planteamiento suicida: la disposición a soportar un ataque a cambio de golpear con el arma nuclear, aunque solo sea una vez, a su enemigo o algunos de sus aliados. Este terrorífico escenario ha logrado mantener el régimen a flote y ha evitado que las presiones devengan en acciones militares. Hasta ahora.

Rusia

En tanto, Moscú se preocupa por las posiciones que escala USA, en especial luego del bombardeo en Siria.

"En este momento particular", la mejor garantía para preservar la paz es la capacidad de Rusia de responder a un eventual ataque nuclear por parte de USA "de la manera más contundente", sostuvo Franz Klintsévich, miembro del Consejo de la Federación del Parlamento ruso.

El senador ha comentado en su cuenta de Facebook la intervención del representante del Estado Mayor ruso, el teniente general Víktor Poznijir, en la VI Conferencia Internacional de Seguridad Moscú. En su discurso, Poznijir explicó que el sistema de defensa antimisiles estadounidense desplegado en Europa hace posible "un ataque sorpresa con misiles nucleares sobre Rusia".

Para Klintsévich, "no cabe duda" de que estas declaraciones de Poznijir tienen "ciertos destinatarios". En primer lugar, sostiene, están dirigidas a la comunidad internacional, y después a los líderes de USA, a los que "manda un mensaje claro" de que "cualquier desarrollo de los acontecimientos no nos tomará por sorpresa", señaló el senador ruso, agregando que "no está de más" hacer un recordatorio de este tipo.

Finalmente, el tercer destinatario —y el más importante— son los ciudadanos rusos, para que sepan que "no tienen nada que temer", ya que "la situación está bajo control", subrayó Klintsévich.

En su discurso de este miércoles, Poznijir advirtió de que al implementar el concepto de uso compartido de armas ofensivas y defensivas, el Pentágono "ha comenzado a desarrollar complejos de ataque global inmediato" asegurarían la destrucción de cualquier objetivo en cualquier parte del mundo en el transcurso de la hora siguiente después de tomarse una decisión de ataque.

Sobre el sistema de defensa antimisiles de USA, Poznijir ha revelado que los resultados de las simulaciones por computador realizadas por los científicos del Ministerio de Defensa de Rusia han confirmado que éste se encuentra apuntando a Rusia y China, aunque desde Washington DC se afirme lo contrario.

El representante del Estado Mayor ruso ha alertado también de que el fortalecimiento del potencial del sistema de defensa antimisiles de USA alienta la carrera armamentística, "especialmente en el plano estratégico", provocando que otros países "tomen medidas militares y tecnológicas como respuesta".

"Tienen un amigo en la Casa Blanca"

Fortaleciendo el ánimo de belicosidad, el presidente de USA, Donald Trump, aseguró a los miembros de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), el mayor grupo de presión (lobby) a favor de la posesión de armas del país, que tienen un "amigo" en la Casa Blanca y prometió no actuar nunca contra el derecho a portar armas.

"El asalto de 8 años contra sus derechos protegidos por la 2da. Enmienda (de la Constitución estadounidense) ha llegado a un final apabullante. Tienen un amigo en la Casa Blanca", aseguró Trump en un discurso ante la convención anual de la NRA, en Atlanta (Georgia).

"Les prometo esto: como Presidente, nunca interferiré en el derecho del pueblo de tener y portar armas. La libertad no es un regalo del Gobierno, es un regalo de Dios", añadió el irresponsable Trump.

Él es el 1er. Presidente en intervenir ante la reunión anual de la NRA desde que lo hiciera Ronald Reagan en 1983, un hecho que destacó con orgullo al tiempo que aplaudió el apoyo público que ese poderoso grupo de presión le concedió durante la campaña electoral de 2016.

Trump instó a los asistentes a mantenerse "vigilantes" ante quienes quieren atacar el derecho a portar armas, contemplado en la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense.

"Cuando prohíbes las armas, (el resultado es que) solo los criminales estarán armados", defendió Trump, y aseguró que "una propiedad de armas responsable salva vidas".

Además, argumentó que su Gobierno ha "actuado rápidamente para restaurar algo que a los propietarios de armas les importa mucho: la aplicación de la ley", mediante un apoyo "claro" a los policías y agentes del orden.