OTRO FEMICIDIO QUE SACUDE AL PAÍS

Confirman que es de Araceli el cuerpo hallado, y una pregunta: ¿Hubo encubrimiento policial?

El padre de la joven de 22 años confirmó que es el de su hija el cuerpo encontrado en una vivienda vinculada al ahora principal sospechoso y que ya había sido rastrillada. Darío Badaracco había prestado declaración en varias oportunidades. La familia critica la labor de la fiscal, pero hay 3 policías separados bajo la sospecha de haber entorpecido la investigación. Uno de ellos es el hermano de uno de los 6 detenidos por el crimen.

El padre de Araceli Fulles confirmó este viernes que es el de su hija el cuerpo hallado en la noche del jueves en una vivienda de la localidad bonaerense de José León. "Es el de ella", dijo Ricardo Fulles cuando fue abordado por la prensa a la salida de la morgue.

En tanto, los primeros datos que se filtraron de la autopsia indican que Araceli murió producto de un "estrangulamiento a lazo"

El cuerpo de la joven fue encontrado a unos 35 centímetros de profundidad bajo una losa de cemento y material de construcción. El cadáver, completamente desnudo, fue hallado en posición cubito dorsal, con las extremidades inferiores flexionadas hacia atrás. Inicialmente se creyó que el cuerpo de Araceli había sido descuartizado.

Mientras continúan los peritajes sobre el cadaver de la joven, la policía busca dar con el paradero de Darío Badaracco, quien se transformó en el principal sospecho de la muerte de Araceli: la joven apareció enterrada en una casa que es propiedad de su madre.

Badaracco se encuentra prófugo y esta situación despierta las críticas de la familia de Araceli por la labor de la fiscal Graciela López Pereyra. "La fiscal nunca hizo nada", disparó Ricardo Fulles.

Es que la magistrada ya le había tomado declaración testimonial a Badaracco en 3 oportunidades y nunca sospechó del joven de 29 años.

"Todos sabían que había una persona, que él (Badaracco) fue el último que estuvo con ella; la fiscal le tomó una declaración y lo mandó a la casa a tomar mate y acá están las consecuencias", dijo el padre de Araceli en las primeras horas tras el hallazgo del cuerpo.

Por el momento hay 6 detenidos por homicidio agravado: Jonathan y Emanuel Ávalos, Marcos Ibarra y Carlos Damián Alberto Cassalz. Y hay 2 compañeros de trabajo de Badaracco detenidos por supuesto encubrimiento agravado.

El cadaver de la joven fue hallado por un perro en un allanamiento, que según Fulles, fue hecho por la insistencia de la familia. Esa vivienda ya había sido rastrillada.

Esta situación motivó el desplazamiento de 2 policías de la Bonaerense: el subcomisario Hernán Hubert, de la seccional 8° de San Martín, y José Erlein, de la comisaría 5°.

Y un 3er uniformado fue desafectado por otro motivo: por ser el hermano de 2 detenidos sospechosos de haber participado en el crimen.

Se trata de Elian Ismael Ávalos, hermano de Emanuel y Jonathan Ávalos. Esto había sido alertado por Ricardo Fulles. Se sospecha que el numerario de la Policía podría haberle aportado información a Badaracco que haya facilitado su huida.

Ante esto cobran mayor peso las denuncias iniciales de la familia de Araceli: que la Policía sabían quien estaba involucrado con la entonces desaparición de la joven.