CASO MICAELA GARCÍA

Giro en la causa: Detuvieron al hijastro de Wagner

Tras una rueda de reconocimiento, el fiscal Ignacio Telenta dispuso la detención del joven Gabriel Ignacio Otero, hijo de Nora González, pareja de Sebastián Wagner, sospechado por la coautoría del secuestro, violación y crimen de Micaela García.

Este viernes (28/04) como resultado de una rueda de reconocimiento, el fiscal Ignacio Telenta dispuso la detención del joven Gabriel Ignacio Otero (21 años), hijo de Nora González, pareja de Sebastián Wagner, en el marco de la causa que investiga la violación y asesinato de Micaela García.

Cabe recordar que Sebastian Wagner, quien ya confesó la autoría del crimen, es el principal imputado en la causa, por la cual también están detenidos, Néstor Pavón, por encubrimiento, colaborador y posible coautor, y Fabián Ehcosor, solo por encubrimiento.

En esta última diligencia dispuesta por la fiscalía local, Otero fue señalado como acompañante de Wagner a bordo del Renault 18 Break, alrededor de las 8:30 horas de aquella mañana de sábado en que había desaparecido Micaela.

En base a esto, desde la Fiscalía se ordenó la detención de Otero, sospechado por la coautoría del crimen, instrucción que al mediodía de hoy ya había sido cumplida y puesto el joven a disposición de Telenta para la correspondiente indagatoria.

De este modo, según se desprende de todo esto, Otero se ubica en el auto junto a Wagner y Pavón, siendo todos posibles coautores del secuestro, violación y homicidio de Micaela.

En su declaración, Pavón -el otro detenido como presunto coautor del brutal homicidio ocurrido en Gualeguay- había negado su participación en el hecho y señaló a otra persona como cómplice de Sebastián Wagner. El sospechoso había apuntado que, el ahora detenido joven Gabriel Otero, podría estar implicado y que Wagner lo estaría "cubriendo", según publica El Once Digital.

"Pavón sindicó a otra persona", había dicho hace ocho días, uno de sus abogados defensores, Andrés Carvajal. Además, el letrado había afirmado en declaraciones radiales que se trataba de "alguien muy conocido de Wagner y que podría en cierta forma haber estado".

Al explicar la coartada de Pavón para desligarse del crimen, el abogado explicó que "Wagner al otro día, no limpió el auto, simplemente porque estaba pasado de rosca. Fueron su hijastro y la concubina quienes limpiaron el rodado".

Además, el abogado de Pavón sostuvo que Wagner inculpó a su cliente "porque está jugado, y está haciendo lo que hizo en su momento con su hermano. Se podría llegar a pensar que está protegiendo a otra persona", expresó.