INDOCUMENTADA

Apareció en un centro de detención la argentina desaparecida en Turquía

La joven argentina nacionalizada española María Jimena Rico, que había desaparecido en Turquía junto a su pareja el lunes, apareció hoy en ese país, según confirmó la cónsul adjunta en Estambul, Alicia Barone. Jimena había escapado de Dubai, donde había viajado a visitar a la familia de su pareja de origen egipcio, con la cual "tuvieron problemas por su condición" homosexual y tuvieron que escapar, según comentó más temprano el embajador en Turquía, Julián Tettamanti.

 
María Jimena Rico, la joven nacida en Argentina y residente de España que había desaparecido el domingo en Turquía junto a su novia egipcia, fue localizada hoy por autoridades españolas en un centro de detención de ese país.
 
La joven fue contactada telefónicamente, tras una investigación de la Guardia Civil de España y la Cancillería de ese país, y manifestó que había sido detenida por estar indocumentada, para proceder a su deportación.
 
Jimena, en la conversación difundida por el sitio de 'Diario Sur' de España, se quejó ante las autoridades porque en el lugar en el que se encontraba detenida le habían retaceado el agua y le impidieron avisar a su familia.
 
Ramona Teresa Montero, madre de la joven de origen argentino, afirmó que lograron escapar hacia Georgia, pero que allí fueron interceptadas por familiares de su novia egipcia que les rompieron sus documentos y visas, por lo que la policía georgiana las depositó en Turquía.
 
Georgia era la primera escala de la pareja para escapar de Dubai, donde la pareja había sido denunciada por la relación homosexual.
 
Según cuenta el diario español, hace cuatro años, Jimena decidió emigrar a Londres en busca de un trabajo. Lo consiguió rápidamente como camarera. Unos años después le surgió la oportunidad de trabajar en Dubai, pero aquel país no le entusiasmó y estuvo allí menos de tres meses. Regresó a la capital británica, donde hace apenas medio año inició una relación sentimental con una joven de nacionalidad egipcia, a la que había conocido previamente en el país árabe, Shaza Ismail, de 22 años.
 
El pasado día 15 de abril, ambas tomaron un vuelo a Dubai, con la idea de visitar a la madre de Ismail, que supuestamente estaba muy enferma. Pero no es lo que se encontraron, según su familia.
 
La familia de Jimena fue a presentar la correspondiente denuncia a la mañana siguiente.