NUEVA APUESTA

Trump resignó el muro y quiere bajar al 15% el impuesto a las sociedades

El 29/4, se cumplen 100 días de la presidencia de Donald Trump, y el republicano tiene pocos logros de los que vanagloriarse. El escándalo por los vínculos entre sus asesores de campaña y representantes rusos, el freno judicial al veto migratorio, el rechazo de miembros de su propio partido a la reforma de salud, son algunos de los sinsabores que ha experimentado desde que asumió. Todavía en la lucha por conseguir que le aprueben el presupuesto y no tenga que cargarse al hombro una derrota más -una parálisis del Gobierno federal como la que hubo en 2013-, Trump presenta hoy una propuesta de reforma tributaria.

El Presidente estadounidense anunciará hoy 26/4, según fuentes oficiales, una histórica rebaja de la presión fiscal a las empresas. La medida reducirá entre el 35% y el 15% el impuesto sobre las sociedades. En Estados Unidos, la presión fiscal, sumada a las tasas locales y estatales, ronda el 40% -una de las más altas de Occidente, explica Jan Martínez Ahrens del diario El País-. El expresidente Barack Obama ya había planeado recortarla a un 28% y los republicanos querían al 25%. Trump subió la apuesta. 
 
De ser implementada la propuesta, las arcas federales dejarán de recaudar US$ 2 billones en 10 años, explica Martínez. Hasta el momento, Trump no ha dicho cómo esto sería compensado. Pero se supone que el crecimiento económico que resultará de la rebaja tributaria devolverá al Gobierno los fondos suficientes como para evitar que se dispare el déficit fiscal. 
 
Durante su campaña, Trump había prometido -además de reducir el impuesto sobre las sociedades-, simplificar de 7 a 4 los tramos de los impuestos sobre la renta, con la tasa más alta cayendo de 39,6% hasta 25%. El diario The New York Times asegura que el paquete que presentará Trump también incrementaría la deducción estándar a los individuos, lo que significaría un recorte modesto para personas con ingresos medios. 
 
El diario El Nuevo Herald destaca que el anuncio llega justo cuando en el Congreso se negocia la aprobación del presupuesto. La medianoche del viernes es el límite para que el Congreso apruebe la apropiación de fondos para lo que queda de este año fiscal (que termina el 30/9), explica el diario El Universal. 
 
El Congreso reanudó el pasado lunes las negociaciones para evitar el cierre del Gobierno por falta de financiación. El ejecutivo aún opera con fondos de 2016 y la insistencia de Trump con el muro con México, podía hacer que se volviese a "cerrar" el Gobierno de USA por falta de financiación, como ocurrió en octubre de 2013.
 
Pero ayer, Trump se echó para atrás con su propuesta de construir el muro en la frontera con México, ante la resistencia de buena parte de los legisladores a incluirla en el presupuesto. Así, explica el NYT, la amenaza de un cierre del Gobierno se disipa.