INSEGURIDAD EN GENDARMERÍA

Sospechoso robo de armas y chalecos antibalas en una unidad de inteligencia

Dos personas ingresaron a una sede de la Gendarmería y se robaron cinco armas y chalecos antibalas

Dos delincuentes sorprendieron este martes 25/04 a un efectivo que estaba de guardia en la Unidad de Inteligencia de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA), ubicada en la calle Carlos Calvo y Dean Funes. Se robaron armas de distinto calibre.

La unidad de inteligencia no se encuentra identificada con ningún letrero ni cartel, o sea que bien podría resultar o un mensaje muy definido o un desafío en el mundo de los espías de las fuerzas de seguridad.

La fuerza abrió un sumario administrativo por el caso. Los ladrones ingresaron en la dependencia de la GNA y, tras reducir al guardia, sorprendieron y ataron a las cinco personas que trabajan en el lugar.

Algunos oficiales recibieron culatazos y amenazaron de muerte a una mujer. Sin nadie que los detenga, se dirigieron al lugar donde se guardan las armas y se llevaron cuatro pistolas Glock y una Beretta.

Los delincuentes se fueron del lugar pero sus movimientos quedaron registrados en las cámaras de seguridad. En un audio difundido en las últimas horas por la Policía Federal, la oficial describe que los únicos datos que tienen de los delincuentes es que uno estaba completamente vestido de negro y que el otro tenía una boina gris. Uno de los datos que más le llamó la atención de los investigadores es que los ladrones conocían perfectamente el lugar y fueron directamente al lugar del armamento. No se llevaron documentación ni ningún otro elemento.

Cabe recordar que horas antes, la ministra Patricia Bullrich había entregado vehículos nuevos y equipamiento a Gendarmería en un acto que contrastó con este robo.