"BATÍAN RÉCORD"

¿Era necesario?: Antes de irse, Macri escrachó a jubilados por mirar porno

Antes de emprender su viaje hacia los Estados Unidos, el presidente de la Nación tiene que cumplir con la agenda local. En ese marco, Mauricio Macri encabezó en el CCK el acto de relanzamiento del Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP) y, para romper con la seriedad, se permitió una chanza: contó una experiencia en un centro de jubilados donde los adultos mayores "batían récord de pornografía" (ver a partir del minuto 4).

A las 9.30, el jefe de Estado encabezó en el Centro Cultural Kirchner el acto de relanzamiento del Instituto Nacional de la Administración Pública (INAP), escuela rectora de formación para empleados públicos con más de 40 años de trayectoria.

Luego de la exposición del ministro de Modernización, Andrés Ibarra, le tocó el turno al presidente de la Nación Mauricio Macri.

En ese marco, el jefe de Estado comenzó con su especie de sermón en el que destaca, basicamente, la felicidad de estar vivo: "No hay nada que conecte más con la juventud; con sentir que existís; con sentir que tu vida está en pleno desarrollo; que estudiar; que volver a aprender. Eso te rejuvenece".

Hasta que intentó romper con el cassette de pastor de iglesia, y 'se fue al pasto': "Una de las experiencias más linda que he tenido en política fue cuando visité los centros de jubilados y me encontré a abuelos de más de 80 años aprendiendo Tai Chi (arte marcial con movimientos muy suaves); aprendiendo informática; que nunca habían abierto una computadora. Después tuvimos algunos problemas porque tuvimos que cancelar algunas cuentas porno, porque batían récord de pornografía".

"En los abuelos, sí, tremendo", respondió ante las risas y miradas de sorpresas de algunos presentes.

"¡Es verdad, verdad, es verdad! Esto pasó en el Hogar San Martín. Estaban como locos", detalló.

"Pero bueno, también tenemos que demostrarles a nuestro empleados públicos que el renovarse y capacitarse es rejuvenecer y tal vez generar un dinamismo entre lo público y lo privado.

Tenemos que alejar la imagen de que el Estado parezca un aguantadero.

Que decir 'soy empleado público' no lo descalifique y sientan dignidad", cerró.

"La misión del INAP es construir un Estado al servicio del ciudadano, jerarquizando al empleado público mediante programas y planes para que adquiera capacitación para su desarrollo profesional", según su página web.