JOSÉ PEDRO POTOCAR

Suspendieron al Jefe de Policía de la Ciudad por una causa por coimas

El Gobierno porteño decidió suspender en forma preventiva al Jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, ante una causa donde se investigan hechos de corrupción en la comisaría 35, con jurisdicción en Núnez y Saavedra.

La medida fue confirmada en un comunicado oficial del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, a cargo de Martín Ocampo: el comisario José Pedro Potocar no fue removido o pasado a disponibilidad, tal como trascendió en algunos medios, sino suspendido preventivamente "porque rige el principio de inocencia". Será reemplazado por Marcelo D'Alessandro, quien se desempeña como secretario de Seguridad porteño.

"El Ministerio de Justicia y Seguridad informa que el Gobierno dispuso la suspensión preventiva del jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, para preservar una investigación judicial en la que está mencionado y la normal prestación del servicio de seguridad.La conducción de la Policía de la Ciudad continuará bajo la responsabilidad de la Secretaría de Seguridad, a cargo de Marcelo D'Alessandro", se informó en el comunicado de prensa.

En una gacetilla de prensa se informó que la decisión, adoptada por medio del decreto 139/17 del jefe de Gobierno porteño por recomendación del ministro de Justicia y Seguridad, Martín Ocampo, preserva el principio de inocencia de Potocar y se adopta hasta tanto se resuelva su situación procesal.

"La suspensión de Potocar se producirá hasta tanto se clarifique y resuelva su situación procesal, con el objetivo de preservar el principio de ética y transparencia en el ejercicio de la función pública en la órbita de la Ciudad y garantizar el correcto desarrollo de las investigaciones judiciales", se explicó en el comunicado.

En septiembre del año pasado el fiscal José María Campagnoli había pedido la detención del comisario Norberto Villarreal, jefe de la comisaría 35. En noviembre pasado el juez de instrucción porteño Luis Farias hizo lugar al pedido del Ministerio Público fiscal, pero desde ese momento Villarreal está prófugo.

Un uniformado que trabajaba en esa seccional declaró como testigo. Contó que ciertos comercios aportaban en forma periódica y sistemática grandes sumas de dinero exigidas por el comisario [Villarreal]. Y que parte de la recaudación de la «caja negra» era distribuida a órganos superiores, como la Circunscripción VII (que encabezaba Aveni), la Dirección General de Comisarías -que para los investigadores figura en un manuscrito secuestrado como DGC- y la Superintendencia de Asuntos Internos de la Policía Federal.

En ese momento, Potocar era jefe de la Dirección General de Comisarías. Hace 24 días fue detenida Susana Aveni que llegó a ser comisario inspector de la Policía Federal Argentina.

"Se han podido comprobar el espurio pago que era recibido a contramano de los mandatos legales y, además, las evidentes contraprestaciones que brindaba la cúpula de la comisaría 35° para garantizar la perpetuidad de sus ingresos", explicó Campagnoli en su dictamen donde pidió la detención de Villarreal.