"EL MACRISMO NO GANÓ"

Sarlo: Macri, la necesidad de tener a Cristina y el momento mágico de Vidal

"Aunque no tengo nada que ver con el macrismo, no tengo prejuicios con lo que se hizo con el Incaa", sostuvo Beatriz Sarlo para sentar su posición a favor del desplazamiento de Alejandro Cacetta del Incaa durante una entrevista en la que habló también de Macri, del "aguantadero", de Lilita Carrió, Cristina Fernández, María Eugenia Vidal, Roberto Baradel y otros temas de política nacional.

 
La ensayista Beatriz Sarlo, polémica como siempre, habló de los temas más coyunturales de la política nacional y dio varias definiciones clave.
 
"Aunque no tengo nada que ver con el macrismo, no tengo prejuicios con lo que se hizo con el Incaa", sostuvo en diálogo con 'La Nación', para sentar su posición a favor del desplazamiento de Alejandro Cacetta del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa).
 
Luego, explicó: "Así como no me gusta que un ministro de Energía haya sido gerente de Shell, tampoco me gusta que un directivo de una de las productoras más grandes del país haya estado al frente del Incaa un año y medio".
 
En la entrevista, la intelectual opinó sobre la frase de Mauricio Macri que habló de personas que usan como un "aguantadero" al Estado. "Es probable que, en muchas casos, el Estado sea un aguantadero. Nosotros no tenemos la idea del servidor público, como en otros países".
 
En cuanto a las elecciones, Sarlo opinó: "Mauricio Macri no tiene otro remedio que volver a la polarización con el kirchnerismo. Quiere que Cristina Kirchner siga agitando la polarización. Debe estar rezando para que ella aparezca en la lista del partido justicialista en la provincia de Buenos Aires. El Presidente necesita de los símbolos del cristinismo para constituirse como opositor".
 
Sobre los que hablan de sectores que buscan el final del gobierno de Macri, se mostró escéptica: "No hay sujetos políticos que estén dispuestos a fogonear la caída de otro gobierno. El kirchnerismo no tiene fuerza para hacerlo".
 
Sobre el conflicto docente en la provincia de Buenos Aires, dijo: "Roberto Baradel es el enemigo soñado para el Gobierno. La formación profesional de los maestros está en crisis".
 
Y agregó: "María Eugenia Vidal está viviendo su momento mágico". Luego, se explayó: "No me olvidaría de que es un momento en el que las dirigentes mujeres tienen unas diferencias comparativas con los dirigentes hombres". Esto respecto del lugar en que quedó la Gobernadora tras la disputa con los docentes.
 
Por último, reflexionó sobre la alianza de Elisa Carrió con Macri: "El macrismo no ganó, el kirchnerismo perdió. Si Lilita piensa que le ganó al kirchnerismo la historia deberá ser reescrita. El destino de Lilita no va a cambiar por lo que ella haga".