CRISIS EN VENEZUELA

Al menos 2 muertos por la represión en la marcha opositora a Maduro

2 jovenes fallecieron este miércoles como consecuencia de heridas de bala. Un joven de 17 falleció en Caracas al recibir un impacto de bala en la cabeza. Otra joven fue asesinada en Táchira, también por un balazo. Fue durante la manifestación hacia la Defensoría del Pueblo. La policía reprimió con gases lacrimógenos.

Un joven de 17 años fue muerto este miércoles producto de un disparo en la cabeza durante la manifestación opositora al régimen de Nicolás Maduro, en Caracas.

El joven fue identificado como Carlos José Moreno Baron, quien fue trasladado inmediatamente al Hopital de Clínicas de la capital venezonala, donde falleció durante la intervención quirúrgica, informó la prensa local.

En tanto, en Táchira, fue muerta de también de un balazo Paola Andreina Ramírez Gómez, de 23 años. Según testimonios recogidos por la prensa local, la mujer no se encontraba en la manifestación. Ramírez Gómez también recibió el impacto en su cabeza. 

Mientras se confirmaban estas muertes, el presidente Maduro encabezaba una contramarcha en la que volvía a denunciar un golpe de Estado e identificó al opositor Julio Borges como "jefe" de ese presunto intento.

La diputada opositora Olivia Lozano responsabilizó a colectivos afines al oficialismo por la muerte de Moreno Baron.

De acuerdo al portal El Nacional, se confirmó que hubo personas motorizadas armadas y encapuchadas con el fin de amedrentar a los manifestantes.

 Según testigos citados por El Universal, aproximadamente 10 motorizados llegaron al lugar y lanzaron bombas lacrimógenas. En ese momento uno de los motorizados sacó un arma y le propinó el disparo al joven. El proyectil le ingresó por la frente y le salió por la parte trasera de la cabeza.

Según Lozano, se trata de paramilitares que arremeten contra la población: “Nos emboscaron a todos y nos empezaron a disparar en la plaza La Estrella”, dijo.

Miles de manifestantes opositores se concentraban en Caracas y en otros puntos del país cuando la policía y militares comenzaron a lanzar gases lacrimógenos contra los opositores en diversos puntos de las protestas.

El objetivo de la marcha opositora, como en 6 ocasiones anteriores, es llegar a la Defensoría del Pueblo para exigirle que abra un procedimiento contra los magistrados que firmaron dos sentencias que despojaron a la Asamblea Nacional (Congreso) de sus atribuciones.

En algunos puntos del oeste de la ciudad, como en el popular barrio 23 de Enero, no pudieron reunirse, pues el chavismo los controló desde primera hora.Los disturbios estallaron en sectores de la estratégica autopista Francisco Fajardo, en El Paraíso, Quinta Crespo, San Bernardino y San Martín, en el oeste de la ciudad, constataron periodistas de AFP.

El gobierno bloqueó parcialmente los accesos a Caracas, al igual que los pasos hacia el centro de la ciudad. Ya Maduro había advertido que no llegarían a esa zona. "Si quieren, marchen en el este", señaló el presidente.