INVESTIGACIÓN

Las canas son un riesgo... para el corazón

Una nueva investigación sugirió que la cantidad de canas en los hombres adultos podría relacionarse con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca. Sin embargo, las tinturas para eliminarlas también son cuestionadas.

Una nueva investigación observacional, presentada en la Conferencia EuroPrevent 2017 de la Sociedad Europea de Cardiología, sugirió que la cantidad de canas en los hombres adultos podría estar relacionada a un mayor riesgo de enfermedad cardíaca.

Los investigadores analizaron a 545 hombres adultos con posibilidades de tener enfermedad coronaria. Los dividieron en varios subgrupos según la cantidad de canas, y los participantes debieron realizarse un examen mediante tomografía computarizada.

De acuerdo al color del cabello, los autores les asignaron a los participantes de 1 a 5 puntos: 1 punto para cabellos negros, 2 para muchos más cabellos negros que blancos, 3 para cabellos blancos y negros por igual, 4 para cabellos más blancos que negros y 5 para cabellos completamente blancos.

Cada uno de los participantes fue evaluado por dos observadores independientes y recibió una puntuación según la intensidad de sus canas.

Los investigadores también reunieron datos clínicos sobre los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares de los participantes, como hipertensión, tabaquismo, diabetes, dislipidemia (niveles altos de colesterol en la sangre) y antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares.

Los pacientes que sufrían de una enfermedad coronaria tenían una mayor puntuación de blanqueamiento del cabello y un aumento de los niveles de calcificación arterial coronaria en comparación con el resto de grupos.

Tener muchas canas o un alto grado de blanqueamiento de cabello (nivel 3 o más según la escala del estudio), fue vinculado a un mayor riesgo de enfermedad coronaria. Esta relación fue independiente de la edad o los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Irini Samuel, coautora del trabajo explicó: "Los hallazgos sugieren que, independientemente de la edad cronológica, el envejecimiento de los cabellos indica la edad biológica y podría ser un signo de advertencia de un aumento del riesgo cardiovascular. Se necesitan más investigaciones sobre los signos cutáneos de riesgo que nos permitirían intervenir antes en el proceso de la enfermedad cardiovascular".

"Si nuestros hallazgos son confirmados, la estandarización del sistema de puntuación para la evaluación del cabello grises podría ser utilizado como predictor de la enfermedad coronaria", concluyó.

Muchas personas recurren a las tinturas para terminar con el problema de las canas. Sin embargo, éstos también son cuestionados. En la década de los 70, algunas investigaciones demostraron que la sustancia 4-metoxi-m-fenilendiamina (4-MMPD) incluida en varias tinturas, penetraba la piel animal y la humana.

Otras sustancias que se encuentran en las tinturas de cabello fueron señaladas como posiblemente cancerígenas. Estas son: 4-cloro-m- fenilendiamina, 2,4-toluendiamina, 2-nitro-p-fenilendiamina y 4-amino-2-nitrofenol.

Una investigación del 2005 publicada por la Revista de la Asociación Médica Americana (Journal of the American Medical Association o JAMA), que recopiló información desde 1966 concluyó que no existía suficiente evidencia que demostrara que las tinturas para el cabello aumentan los riesgos del cáncer del seno o cáncer de la vejiga.

A pesar de esto, hasta ahora no hay resultados concluyentes que determinen que hay una relación entre las tinturas y el cáncer. Algunos estudios tienen resultados muy débiles o limitados.