ECONOMÍA COMPLICADA

Docentes neuquinos firmaron 31% (¿y el techo salarial de Macri?)

“El tiempo nos ha dado la razón: más tarde o más temprano, llegamos a un acuerdo”. El análisis fue del ministro de Gobierno, Mariano Gaido, tras estrechar la mano del secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, y poner fin a casi dos meses de negociaciones y 23 días de paro en las escuelas. Sindicato y gobierno firmaron por la tarde el acta que establece un aumento salarial para el escalafón docente con vigencia hasta enero del 2018 y que fija el salario inicial por encima de los 13.000 pesos en el primer trimestre de este año. En el incremento le reconocen a los docentes neuquinos un 8% por lo perdido en 2016. Además cobrarán $ 6.000 en compensación por los 3 meses de negociación y no habrá descuentos por los días de huelga.

Los Secretarios Generales de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN) aceptaron la la propuesta del Gobierno y vuelven las clases. La decisión se cocinó el martes en las asambleas de las 22 seccionales, de las que participaron 3689 docentes.

Con 1.943 votos positivos, 1.721 en contra y 25 abstenciones, el gremio docente aprobó el ofrecimiento de aumento salarial y puso fin a 24 días de paro.

Además, se ofreció una recomposición salarial del 8% para paliar la pérdida del salarial por inflación de 2016, que se abonará en dos partes: una retroactiva a enero y la otra en abril, en 2 cuotas de 4%.

Finalmente, el aumento salarial se realizará en forma trimestral sobre los salarios a la fecha de enero de 2017, a través del IPC neuquino y será incluido en el sueldo básico. Estas actualizaciones serán en julio, octubre y enero.

El acuerdo completo es un 31% de aumento y destruye el techo salarial contra el que batallan los docentes de todo el país.

“Fue un triunfo, pero esto no termina acá y se seguirá discutiendo sobre la educación en Neuquén”, dijo el decretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, tras la votación en el plenario realizado en el Instituto de Formación Docente Nº12.

Si bien el resultado fue con escaso margen, no hubo cuestionamientos al conteo y el encuentro terminó con algunos festejos y cánticos que celebraron haber roto el “techo salarial” del presidente Mauricio Macri.

El acuerdo establece una suba al valor punto del 4% retroactiva a enero que se pagará este mes por planilla complementaria y otro 4% de aumento a partir de abril.

A ello se sumarán actualizaciones trimestrales atadas al Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mida Estadística y Censos de la provincia.

Además, los docentes recibirán una suma “en negro” de $ 6.000 en cuotas: $3.000 entre el 20 y 25 de abril y el resto en 3 partes iguales hasta julio.

De acuerdo a la inflación proyectada, el salario inicial de un maestro pasaría de $11.240 a $ 14.359 en enero de 2018. El de un director, de $ 18.293 a 22.676.

La firma del acta llegó a las 15:45, en las oficinas de Avenida del Trabajador, sede de la mayoría de las negociaciones. Se concretó en estricto silencio y se coronó cuando ministros y dirigentes se dieron la mano. Afuera, un grupo de docentes celebró junto a la conducción con el puño levantado.

El ministro de Economía, Norberto Bruno, insistió en que su impacto en la masa salarial es difícil de calcular todavía. “Lo que sí está claro es que los tiempos se dan con la necesidad de ir reacomodando otras situaciones. Esperemos que se establezca una confianza para que esto pueda hacerse con los chicos en el aula. A veces ambas partes necesitamos tiempo, es como la vida misma”, consideró.

Los puntos centrales que quedan por resolver son: la infraestructura en las escuelas, el presupuesto del refrigerio y los descuentos.

“Si el 5 de mayo no nos devolvieron los días que nos descontaron, salimos a la calle nuevamente”, destacó Angélica Lagunas.