USA QUIERE VOLVER A GOLPEAR

Dicen que fue escaso el éxito del bombardeo de Trump a Siria

Muy pobre lo del Pentágono: De los 59 misiles que empleó USA, solo 23 alcanzaron su blanco. Según el informe oficial del Ministerio de Defensa de Rusia, esos proyectiles destruyeron un almacén con material y equipo técnico, 1 edificio educacional, 1 comedor, 6 aviones y 1 radar. La base aérea ya está operativa de nuevo.

Cuando USA atacó la base aérea de Shayrat (Siria) el 07/04l tuvo que enviar sus 59 misiles Tomahawk a través del espacio aéreo de Líbano para evitar que fueran interceptados por los sistemas antiaéreos de Rusia, según sugieren varios especialistas militares, afirmó la web rusa RT (Russia Today).

Además, en esa operación Washington DC tuvo que optar por armamento moderno más ligero que no podía causar daños graves a la instalación siria.

El Pentágono había declarado que la base de Shayrat fue atacada porque de sus pistas partió un avión sirio para bombardear con gas sarín la ciudad de Jan Sheijun, donde causó más de 80 muertos. Además de los Mig-23, en esas instalaciones están destacados los Su-22 de la Fuerza Aérea de Siria. Ambos modelos fueron retirados del servicio hace 2 décadas en Rusia. Tras su intervención en el conflicto sirio, las fuerzas rusas comenzaron a utilizar este aeródromo como puesto avanzado para sus helicópteros de ataque, informó la BBC.

Como esos proyectiles no podían sobrevolar las ciudades costeras sirias de Tartús y Latakia, en cuyas bases aéreas hay sistemas antimisiles rusos, el Pentágono tuvo que idear rutas indirectas y complejas, para "alejar los misiles de los sistemas antiaéreos y radares", ha declarado al diario ruso 'Izvestia' el excomandante de la Fuerzas de Defensa Aérea de Rusia, el general Alexánder Gorkov.

El viernes 07/04, algunos medios de comunicación árabes aseguraron que numerosos objetos aéreos no identificados fueron vistos en el espacio aéreo de Líbano que, "como no tiene radares", Israel y la coalición antiterrorista atraviesan para "realizar ataques aéreos contra Siria", debido a que el sur del territorio sirio —especialmente, las cercanías de Palmira y Deir ez Zor— "no está cubierto por los sistemas antiaéreos" ni otros medios de detección, afirma Antón Lavrov, uno de los autores del libro 'La frontera siria'.

Por lo tanto, este es el escenario más probable: los Tomahawk que USA lanzó desde los destructores USS Porter y USS Ross. ubicados en el mar Mediterráneo, entraron en el espacio aéreo libanés y se dirigieron hacia el sur a lo largo de la frontera entre Jordania y Siria para, a continuación, girar hacia el norte y alcanzar la base Shayrat.

De los 59 misiles que empleó USA, solo 23 alcanzaron su blanco. Según el informe oficial del Ministerio de Defensa de Rusia, esos proyectiles destruyeron un almacén con material y equipo técnico, 1 edificio educacional, 1 comedor, 6 aviones y 1 radar.

Las imágenes de alta resolución captadas por satélites de la compañía israelí Image Sat International (ISI), 10 horas después del ataque, reflejan la destrucción de depósitos de armas y de combustible y de una batería de defensa antiaérea SA6 de fabricación rusa.

------------

Mala puntería

------------

Las fotografías, difundidas por Ynet, la edición digital de Yedioth Ahronoth, apuntan a que el bombardeo con 59 misiles de crucero desde 2 destructores en el Mediterráneo causó grandes daños en puntos de las instalaciones militares, pero tuvo un efecto limitado sobre la operatividad del aeródromo.

Por ejemplo, el bombardeo no dañó la pista de aterrizaje de la base Shayrat —de hecho, ya ha reanudado sus vuelos—, debido a que "una instalación tan grande" requiere "10 ataques de precisión o más para desactivar de manera simultánea todos los objetivos", explicó el excomandante de la aviación de largo alcance de Rusia, el general Piotr Deinekin.

Vadim Koziulin, profesor de la Academia de Ciencias Militares de Rusia, relató a 'Izvestia' que los BGM-109 Tomahawk fueron especialmente creados en la década de los '80 para atacar bases aéreas, pero los fragmentos de armamento hallados en Shayrat indican que la Marina de USA utilizó sus misiles más avanzados.

Posibles represalias

Ver video

"Tras el ataque de USA contra Shayrat, varios protagonistas han puesto en duda la ofensiva de la coalición liderada por los estadounidenses contra Raqa, que debe entrar en su fase decisiva este mes, ya que el éxito de esa operación depende de la aviación", agregó RT.

"Así, Rusia podría recordar a USA y sus aliados que no tienen permiso oficial para sobrevolar Siria, una maniobra que cortaría la fuente de suministro para sus fuerzas presentes en ese país árabe", fue el párrafo siguiente.

Sin embargo, el Gobierno estadounidense no descarta la posibilidad de llevar a cabo nuevos bombardeos contra Siria en caso de que continúen los ataques químicos contra civiles, afirmó este lunes en rueda de prensa el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

"La visión de la gente siendo gaseada y devastada por el uso de bombas de barril garantiza que, si vemos este tipo de acciones de nuevo, estamos abiertos a la posibilidad de una acción futura", ha subrayado el portavoz presidencial, añadiendo que el ataque estadounidense no fue simplemente un mensaje para Siria, sino también para otros países. "No solo Siria, sino que el mundo vio a un presidente (Donald Trump) que actúa con decisión", advirtió.

USA lanzó 59 misiles de crucero contra la base de Shayrat, situada en la provincia siria de Homs, en represalia a un ataque con armas químicas supuestamente perpetrado por Damasco contra la localidad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, el cual dejó más de medio centenar de muertos, entre ellos numerosos niños, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Los misiles de crucero Tomahawk fueron lanzados desde 2 destructores que se encuentran en el Mediterráneo Oriental, pero solo 23 de ellos alcanzaron sus objetivos, había informado por su parte el Ministerio de Defensa ruso. El bombardeo estadounidense dejó un saldo de 14 muertos, la mayoría civiles.

Por su parte, el Gobierno sirio señaló que en efecto su Fuerza Aérea había atacado en la provincia de Idlib un depósito de armas donde las organizaciones terroristas Estado Islámico y Frente Al Nusra almacenaban armas químicas, y esta información fue confirmada por Rusia. Según el Ministerio de Defensa ruso, en la zona del depósito se encontraba un taller de fabricación de proyectiles con sustancias tóxicas, la misma arma utilizada en Alepo a finales del 2016.

Asimismo, Moscú ha hecho hincapié en que todos los precursores químicos existentes en Siria fueron retirados del país a mediados del 2014 con la propia cooperación de USA, por lo que instó a investigar a fondo lo sucedido en Idlib y tildó de "prematuro" acusar a Damasco del ataque químico.

Según los datos de la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Revolución y la Oposición Siria, el número de víctimas del ataque químico contra civiles ascendió a un centenar de personas ―entre ellas 25 niños y 15 mujeres― e informa sobre 400 heridos, citando datos de la Dirección de Salud de la provincia de Idlib.

Popularidad

El 43% de las más de 1.000 personas consultadas en una encuesta de la cadena CBS News aprobaron el trabajo que Trump está haciendo como Presidente.

El sondeo, publicado el lunes 10/04, se llevó a cabo del 07/04 al 09/04, justo después del ataque militar de USA contra una base aérea siria.

Los resultados de la encuesta sobre el índice de popularidad del Presidente muestran una subida del 3% desde el 29/03, cuando un 40% de estadounidenses apoyaron a Trump en el anterior sondeo de CBS, mientras que el índice de desaprobación del Presidente se redujo desde el 52% hasta el 49% durante los últimos 13 días, señala NH1.

Otra encuesta de la institución Gallup indica que Trump actualmente tiene un nivel de aprobación del 40%, mientras que a finales de marzo este índice era del 35%. Según la entidad, el número de personas que desaprueban la gestión de Trump se ha reducido del 59% al 53%.

Hace unos días, una encuesta conjunta de Huffington Post y la empresa YouGov sostuvo que más de la mitad de los estadounidenses (el 51%) apoyaban el ataque de Trump en Siria.

Los resultados del nuevo sondeo de CBS News demuestran que el 57% de los interrogados respaldan a Trump en esta polémica decisión.