COREA DEL NORTE

Portaviones de USA y su flota de ataque hacia la península coreana

El portaaviones estadounidense USS Carl Vinson se dirige hacia la península coreana en medio de la creciente tensión acerca de las actividades militares de Corea del Norte. No se excluye un ataque de USA, afirman algunos que propusieron a Donald Trump que elimine al dictador Kim Jong-un, un firme aliado de China.

Durante la reciente reunión entre Donald Trump y Xi Jinping, el Presidente estadounidense advirtió que tomará acciones unilaterales para eliminar la amenaza nuclear de Corea del Norte si China no intensifica su presión contra Pionyang. "Si China no resuelve el problema de Corea del Norte, lo haremos nosotros", aseguró Trump.

La cadena CNN, que cita datos de un oficial de defensa de USA., ha confirmado el despliegue del USS Carl Vinson en dirección a la península de Corea. Asimismo, se informa que el portaviones ha partido desde Singapur al mando del almirante Harry Harris, jefe del Comando del Pacífico de USA.

El portavoz del Comando del Pacífico de USA, Dave Benham, ha confirmado a Reuters que el paso representa "una medida prudente para mantener la preparación y presencia en el Pacífico oeste".

Recientemente, Corea del Norte ejecutó una prueba de lanzamiento con un misil no identificado que se desplazó 60 kilómetros hacia el mar del Japón. El Ministerio de Defensa nipón confirmó que se trataba de un misil balístico, mientras que el Ejército estadounidense aseguró que la prueba fue realizada desde instalaciones militares norcoreanas ubicadas cerca de la ciudad de Sinpo.

Esta actividad se suma a varias pruebas llevadas a cabo en 2017. Ya a inicios de marzo, 3 misiles norcoreanos cayeron en la zona económica exclusiva de Japón después de volar cerca de 1.000 kilómetros.

La cadena NBC News ha informado sobre las opciones que se evalúan en la Casa Blanca para responder al programa nuclear que desarrolla Corea del Norte.

Según varios altos funcionarios de inteligencia y oficiales estadounidenses citados por el medio, el Consejo de Seguridad Nacional de USA habría presentado a Donald Trump varias opciones que incluyen la instalación de armas nucleares en Corea del Sur y el asesinato del líder norcoreano Kim Jong-un.

El despliegue de un grupo de ataque de la Armada de USA cerca de la península coreana implica un posible riesgo de ataque con misiles a objetos militares de Corea del Norte, según el jefe del Comité de Defensa del Consejo de la Federación de Rusia, Víctor Ózerov.

"No se excluye el peligro [de un ataque con misiles por parte de USA contra objetivos militares de Corea del Norte]. El bombardeo de USA a una base aérea de las fuerzas armadas sirias fue explicado como una amenaza a la seguridad nacional de USA. Corea del Norte podría ser considerado por Washington como una amenaza aún más grande", sostuvo Ózerov, citado por RIA Novosti.

Anteriormente, los medios habían informado que el portaviones estadounidense USS Carl Vinson se dirigía con una flota de ataque hacia las aguas del Pacífico que rodean la península coreana.

El senador ruso indicó que si la Armada de Estados Unidos no viola las normas de los acuerdos internacionales, sus buques podrían estar en cualquier zona de los océanos del mundo. "Su presencia en las costas de Corea sería extremadamente perjudicial en vista de la necesidad de construir negociaciones con Piongyang", apuntó Ózerov.

Por otra parte, si Piongyang ve una amenaza para su seguridad el despliegue de los barcos estadounidenses, podría ―de acuerdo con el alto funcionario― actuar de manera "imprevista".

Especialistas citados por NBC News estiman que USA se podría limitar a la ejecución de pruebas de misiles intercontinentales o al envío de bombarderos estratégicos a la región o a las bases militares cercanas, como la desplegada en Guam.

Hay una 3ra. opción para frenar la escalada nuclear de Corea del Norte con un despliegue de militares estadounidenses, fuerzas surcoreanas y un equipo de ciberguerra encargados de destruir o tomar por la fuerza infraestructura clave norcoreana.

La opción de eliminar al líder norcoreano y a otros altos funcionarios del Gobierno estaría enfocada a frenar la toma de decisiones respecto al programa nuclear de ese país. Sin embargo, algunos expertos como el exembajador estadounidense en Corea del Sur, Mark Lieppert, creen que esta opción tiene muchas desventajas, pues carece del apoyo de otras potencias mundiales como China.

Además, este plan conllevaría a una reacción incierta de la comunidad internacional y del propio pueblo norcoreano. "La pregunta es '¿qué pasará el día después de eliminar a estos líderes?' Creo que en Corea del Norte, esto sería una gran incógnita", asegura Lieppert.

En cuanto al despliegue de armas nucleares estadounidenses, no sería la primera vez que este país mantenga este tipo de recursos militares en la región.

Hace 25 años, USA retiró su arsenal nuclear de Corea del Sur y un reingreso de estas armas a la región se convertiría en el 1er. despliegue nuclear a gran escala desde la finalización de la Guerra Fría.

En el informe se asegura que la CIA, que ya habría analizado esta estrategia, pero "no apoyaría" la ejecución de esta 3ra. opción.

El medio destaca que la opción principal de USA sería lograr un acuerdo con China para llegar a una solución diplomática del problema.