EL DÍA DESPUÉS

El primer paro general contra Macri provocó la división en los medios

El primer paro general contra el Gobierno de Mauricio Macri acaparó hoy las portadas de los principales matutinos porteños aunque con una diferencia: para unos, el oficialismo salió bien parado, para otros, la medida parece haber sido todo un éxito. Pero en algo coinciden: se sintió con fuerza.

Con el foco puesto en la primera huelga de la CGT contra el Gobierno de Mauricio Macri, el diario 'Clarín' señala esta mañana que "el paro se sintió fuerte, pero el Gobierno controló los piquetes".

Afirma que la medida fue "ayudada" por el "alto acatamiento" en el transporte aunque admite que "hubo actividad en los comercios" y "tuvo menor intensidad" en el interior.

También remarca que Gendarmeria "desalojó" manifestantes.

"Ayudada por el alto acatamiento en el transporte, la medida de los gremios impactó con fuerza en Capital y Gran Buenos Aires, aunque hubo actividad en los comercios. Pero tuvo menor intensidad en el interior. Los jefes sindicales calificaron al paro de “contundente” y el ministro Triaca lo consideró “innecesario”. Las partes dijeron que el diálogo seguirá. La izquierda y los piqueteros cortaron accesos a la Ciudad. Pero la Gendarmería impidió subir al Puente Pueyrredón. Y los desalojó de la Panamericana con carros hidrantes tras un ataque de los manifestantes con palos y piedras.

El diario 'La Nación' cuenta el "desafío" sindical al Gobierno y titula que "el paro de la CGT se hizo sentir, pero tuvo un acatamiento dispar".

Afirma además, como 'Clarín', que la adhesión del transporte "fue clave" para que la medida se sintiera con "fuerza".

"Mientras que para los sindicatos la huelga de ayer fue "total y contundente", el Gobierno relativizó el impacto y, sin precisar cifras, dijo que el nivel de adhesión fue "disímil" en todo el país.

La izquierda sindical y grupos piqueteros, otros actores centrales de la jornada, visibilizaron su descontento con la política oficial al bloquear los accesos a las grandes urbes. Esta vez, el Gobierno aplicó el protocolo antipiquetes y dispuso que la fuerzas desalojen a los activistas. La cima de tensión se alcanzó en los cortes de Panamericana y 197, en Pacheco, y en el puente Pueyrredón. El enfrentamiento con la Gendarmería dejó cuatro manifestantes detenidos y seis heridos.

La CGT se distanció de los incidentes y rechazó la represión", publicó el matutino.

"El paro general de ayer fue contundente. Y, a la vez, fue distorsivo. La paralización de las grandes ciudades fue notoria. Pero es difícil identificar cuánto se debió a un malestar social generalizado y cuánto a la falta de medios de transporte. O, en algunos casos, como el de Omar Viviani con los taxistas, a la intimidación", comienza diciendo Carlos Pagni en un nota donde plantea que la medida de fuerza no logró ocultar la división gremial.

"¡Qué lo paró!", tituló en cambio 'Página/12', que subraya que el paro "repercutió en todo el país". El matutino le da mayor prioridad a la hora de editar a las declaraciones de la CTA y la CGT y considera que el Gobierno "minimizó la medida de fuerza". Sobre lo ocurrido en Panamericana, fija que Gendarmería "reprimió".

"Haabían transcurrido 15 horas desde el comienzo del paro general cuando el triunviro de la CGT, Héctor Daer, calificó la jornada como “contundente” y reclamó diálogo pero también un cambio en las políticas económicas del presidente Mauricio Macri. Un rato antes las dos CTA, la de Hugo Yasky y Pablo Micheli, coincidieron en el análisis pero se animaron a calcular que el acatamiento fue de un 90 por ciento. El Gobierno, en tanto, no sólo minimizó el reclamo sino que reprimió con dureza los piquetes que organizaron los partidos de izquierda, especialmente en la Panamericana donde hubo heridos y detenidos", resumió.

'Ámbito Financiero' sostiene que "impactó el primer paro (ahora tregua hasta octubre)". Este matutino ve el "límite" de la protesta y asegura que "se abre un período de tregua" y "negociación" con el Gobierno. Además, afirma desde su tapa que "en las calles la protesta se sintió menos que otras veces por la aplicación del protocolo antipiquetes que permitió desalojar la Panamericana sin inconvenientes", recalca.

"Sin transporte, la CGT logró un alto impacto con el paro", afirma 'El Cronista' en su tapa. Este diario plasma las dos versiones: la del Gobierno y la de la CGT sobre el éxito del paro y asegura que "el comercio operó como en un fin de semana".

Además, anotó como todos los demás matutinos que hubo "incidentes" en la Panamericana, donde, recalcó también, Gendarmería "desalojó un piquete".

"El sindicalismo peronista agrupado en la CGT volvió a demostrar ayer su capacidad para paralizar el país. La primera huelga general contra la gestión de Mauricio Macri fue contundente y se sintió con mayor fuerza en los principales centros urbanos, donde la escena estuvo marcada por la ausencia total de transporte público y las protestas y cortes protagonizados por grupos de izquierda y movimientos sociales. La reacción del Gobierno siguió la línea del discurso más confrontativo de los últimos días: cuestionó la legitimidad de la huelga y los argumentos sobre el contexto económico que lo sustentaron al tiempo que minimizó su alcance real al afirmar que la falta de transporte, y no el respaldo al paro, fue la que impidió que la mayoría de la gente concurriera a sus lugares de trabajo.

Frente a ese choque de interpretaciones la expectativa por un diálogo que permita descomprimir el conflicto social se anticipa complicada. La conducción de la CGT insistió ayer en el reclamo de la apertura de una mesa para negociar correcciones en la política económica que garanticen la creación de empleo y la recuperación del poder adquisitivo de los sectores más golpeados por las restricciones económicas. El Ejecutivo, a su turno, ratificó su voluntad de diálogo aunque con marcados límites. No está en su intención convocar a un nuevo diálogo de carácter institucional, como pretende la cúpula sindical, y apuesta al esquema de mantener conversaciones por sector", dice en la nota titulada "El paro de la CGT se sintió con fuerza, pero el Gobierno ratifica el rumbo económico", que también fue parte de su tapa.