DECRETOS

Con el Congreso paralizado, Macri prepara riesgosa batería de DNU’s

Año electoral con mínima actividad parlamentaria en el Congreso de la Nación como ocurre cada vez que hay comicios. Desde marzo, ambas cámaras sesionaron sólo una vez desde que Mauricio Macri dejó inaugurado el período ordinario. Pero es cierto que la inactividad se debe también a la falta de mayorías y de consensos. El parlamento recién tendría actividad después de semana santa. Pero Macri necesita que avancen algunos temas y ya tendría listos hasta 7 decretos para destrabar la situación. El problema es que los DNU’s también deben pasar por el Congreso y ahí es donde se le vuelven a complicar las cosas…

Según pudo saber Urgente24 este miércoles (5/4), Mauricio Macri tiene ya redactados 6 o 7 Decretos de Necesidad de Urgencia (DNU) que espera publicar en el Boletín Oficial en los próximos días ante la inactividad del Congreso de la Nación. La decisión se habría tomado después de que Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque del FpV-PJ en el Senado, confirmara que nada saldrá del Parlamento. Y ambas cámaras no sesionarán sino hasta después de Semana Santa.

La impaciencia de la Casa Rosada tiene sus razones. Desde que el Presidente dejó inaugurado el período de sesiones ordinarias el 1ro de marzo, sólo hubo dos sesiones entre ambas alas legislativas. Y una de ellas, en Diputados, sólo fue para escuchar el informe del Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

En el Senado, recién se sesionó el 29 de marzo cuando se aprobó la ley de Emprendedores (reclamada por Macri a los legisladores en la Asamblea Legislativa) y el proyecto sobre Cannabis Medicinal.

Es común que en años electorales el Congreso reduzca su actividad al mínimo, pero también es cierto que al no haber mayorías ni quórum garantizado por parte de ningún sector político, la parálisis se potencia. A eso se suma la falta de consensos para acordar aunque sea un temario mínimo de temas no conflictivos entre los bloques.

Así las cosas, Diputados recién prevé sesionar el miércoles 19 de abril, para tratar la creación del Instituto de Evaluación de Calidad y Equidad Educativa (IECEE).

En la Cámara alta no hay ni siquiera previsiones de reunión del pleno. Sólo se espera para el 26 de abril la presencia del Jefe de Gabinete Marcos Peña, a fin de que brinde su informe mensual al legislativo.

El problema que tiene Macri aún apostando a la herramienta de los decretos ante el panorama desolador del Congreso, es que esos instrumentos luego deben ser tratados por el parlamento. Es una apuesta muy riesgosa, porque hay antecedentes cercanos de rechazos a sus DNU’s en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, que dictamina para que luego las cámaras se expidan sobre la validez de esas herramientas administrativas.

El 21 de marzo pasado, ese comité de trabajo rechazó los decretos firmados por el Presidente que modifican la organización del departamento judicial que tiene a su cargo la realización de las escuchas telefónicas.

El Frente para la Victoria (FpV) y el massismo se unieron para firmar en contra el dictamen de mayoría que rechaza el decreto 102/17, firmado en febrero, por el cual la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado del Poder Judicial estará a cargo de dos jueces penales con rango de camarista.

También a fines de marzo, el decreto que modifica el calendario de feriados para el 2017 y que elimina los feriados puente fue rechazado por la Comisión Bicameral.

Y hace dos días, la Bicameral analizó dos decretos del Poder Ejecutivo referidos a la modificación de los créditos del plan Procrear y a la Ley de Reparación Histórica, pero ninguno tuvo dictamen de mayoría a favor ni en contra.

El decreto 139/17, con el cual se modificó un artículo de la Ley de Reparación Histórica para prorrogar hasta el 31 de marzo pasado el plazo para suscribir a los bonos en dólares que se pueden adquirir para ingresar al blanqueo de capitales fue criticado por el kirchnerismo, que remarcó que el tema debería haberse debatido en el Congreso y que, dado que la prórroga ya se ejecutó, se trata de "un hecho consumado", como lo describió la senadora Anabel Fernández Sagasti, lo que le quitó valor a la discusión en el ámbito de la Comisión.

Luego se analizó brevemente el decreto 146/17 con el que el Gobierno modificó el plan de créditos para viviendas Procrear, que actualmente son indexados por inflación, hecho en el que se centraron las críticas de la oposición.

Dado que sólo se reunieron nueve legisladores para sesionar en la Bicameral, ambos decretos tuvieron dos dictámenes de minoría cada uno.