TROPIEZA EL CANDIDATO A LA CORTE SUPREMA

Bannon afuera del Consejo de Seguridad y Trump amenaza atacar Siria

Stephen Bannon, el líder de la 'derecha alternativa' (el nombre que recibe la facción de la ultraderecha de USA que apoya a Donald Trump) y máximo asesor político del Presidente estadounidense, fue destituido súbitamente del Consejo de Seguridad Nacional, el organismo de la Casa Blanca que coordina toda la política exterior y de defensa de USA, y que responde sólo al presidente. Por último, la imagen de Neil Gorsuch como candidato intachable a la Corte Suprema de Justicia empieza a resquebrajarse. El juez federal ha sido acusado de plagio apenas 2 días antes de que se celebre la votación en el Senado para confirmar su puesto.

Stephen Bannon fue destituido súbitamente del Consejo de Seguridad Nacional.

La decisión es un golpe tanto al poder de Bannon como al del propio presidente Donald Trump, quien había designado a Bannon como miembro permanente del Consejo de Seguridad Nacional en enero, en un intento de politizar un organismo.

Trump/Bannon dejaron sin puesto permanente en el Consejo al director nacional de Inteligencia y al jefe del Alto Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, quienes ahora vuelven a tener presencia continua en ese organismo.

La Casa Blanca ha tratado de justificar la salida arguyendo que el nombramiento de Bannon era para "controlar" al máximo responsable del Consejo, el general retirado Mike Flynn.

La afinidad entre Bannon y Flynn hace poco creíble lo de la Casa Blanca.

Quien ganó posiciones fue el consejero de Seguridad Nacional, el teniente general retirado H.R. McMaster, nombrado después que el candidato inicial para sustituir a Flynn, el almirante Robert Harward, fuera torpedeado, precisamente, por Bannon.

Así, el teniente general McMaster logró su primera victoria, en nombre de los más moderados en la Administración Trump.

McMaster considera a Rusia un adversario y rechaza términos como “terrorismo radical islámico”.

“No acepto que se castigue a una religión entera”, dijo en su primera reunión con el personal de su consejo.

Bannon es lo opuesto. Admirador ferviente de Trump, este antiguo oficial de la Marina, que devino en banquero de Goldman Sachs, productor de Hollywood y agitador mediático de la ultraderecha, ambiciona la “desconstrucción” del actual sistema de gobierno en nombre del “patriotismo económico” y una política extrema de seguridad tanto en inmigración como defensa.

Siria

Llega un evento que puede modificar la relación de aparente empatía entre Donald Trump y Vladimir Putin.

La sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas convocada para debatir el ataque con gas tóxico contra una ciudad siria controlada por la oposición, ha concluido sin que se votara si quiera la propuesta de resolución presentada por Francia, Reino Unido y USA.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, ha comparado la situación en torno a Siria con las acusaciones de USA sobre las "armas químicas" de Saddam Hussein, que sirvieron como base para invadir Irak pero nunca fueron encontradas.

Las afirmaciones actuales son el "tubo de Colin Powell Nº2", ha explicado Zajárova, haciendo referencia a un tubo con polvo blanco que mostró el entonces secretario de Estado norteamericano para demostrar que Bagdad tenía armas de destrucción masiva. Todo falso. Una enorme vergüenza para los republicanos de George W. Bush, hoy republicanos de Donald Trump.

A petición de la delegación francesa, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió para evaluar la situación en Siria y aprobar una resolución de condena.

El borrador de resolución condenaba duramente el ataque a Jan Sheijun, que dejó al menos 72 muertos, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, y exigía un rápido esclarecimiento de los hechos.

Tras el fracaso de la reunión, USA ha amenazado con emprender acciones unilaterales en Siria si la ONU no responde al ataque químico.

"Cuando las Naciones Unidas fallan constantemente en su misión de actuar de forma colectiva, hay momentos en la vida de los países en los que estamos obligados a actuar nosotros mismos", dijo la representante de USA ante la ONU, Nikki Haley.

El embajador galo, François Delattre, ha destacado que los hechos "demuestran el uso reiterado, metódico y bárbaro, de armas de destrucción en masa -armas químicas en este caso-".

En este contexto, ha añadido el diplomático, "la inacción y el inmovilismo no pueden ser opciones". Delattre ha subrayado que era el momento de "poner coto" a los crímenes del régimen sirio, sin que "ninguna alianza política pueda justificar que se cierren los ojos ante estas atrocidades en masa".

Con la vista puesta en Rusia y teniendo en cuenta el derecho de veto que tiene como miembro permanente del Consejo, ha recordado que hay momentos en que no se puede eludir la responsabilidad; ni siquiera Rusia.

"El mundo está pendiente de quienes al proteger un régimen indefendible será cómplice de los crímenes más atroces".

En parecidos términos se ha expresado el representante británico, Mattew Rycroff, para quién el "abuso del derecho de veto" de Rusia -acompañado en ocasiones por China- tiene consecuencias cada vez más graves, como se ha visto en el ataque a Khan Sheykhun.

"Hasta que Rusia no cambie su actuación, el Consejo de Seguridad seguirá bloqueado", ha dicho Rycroff tras lamentar el veto de Moscú y China en la votación del 28/02 en el que se presentó una resolución para adoptar medidas contra los que usan armas químicas en Siria.

El presidente Trump se ha pronunciado este miércoles sobre el ataque, que ha calificado de "horrible" y lo ha considerado una "terrible afrenta a la humanidad".

Preguntado durante un mitin con el rey jordano Abdullah en la Sala Oval sobre si iba a formular una nueva política respecto a Siria, Trump ha contestado: "Ya lo verán".

Trump ha prometido "destruir" al ISIS y "proteger la civilización, pues no tenemos opción".

"El ataque con armas químicas en Siria cruzó un montón de líneas para mí, más que líneas rojas", agregó. "Assad mató mujeres, niños pequeños y hasta hermosos bebés".

El mandatario ha calificado la situación en Siria de "intolerable" y ha asegurado que su actitud hacia Asad ha cambiado tras los ataques químicos. "Será una lucha más corta de lo que un montón de gente piensa, créanme", ya que "hemos realizado tremendos pasos", ha señalado Trump.

"Se ha hecho más en las últimas 6 semanas que en años con el anterior Gobierno y vamos a mantenerlo de ese modo", ha agregadoel mandatario, que lleva más de 2 meses en el poder. En una de sus habituales críticas a su predecesor, el demócrata Barack Obama, Trump ha insistido en que "heredó un desastre", pero ha prometido que "lo vamos a arreglar".

Corte Suprema

Por último,  ha sido acusado de plagio apenas 2 días antes de que se celebre la votación en el Senado para confirmar su puesto.

Todo comenzó con la web Buzzfeed, y luego se sumó otra, Politico, con imágenes que muestran el original que habría plagiado Gorsuch y el texto de éste, publicado varios años después.

Las acusaciones alegan que Gorsuch copió casi literalmente un artículo publicado en 1984 en el Indiana Law Journal. Esos párrafos aparecieron en su libro de 2006 sobre la eutanasia, una obra que está considerada como el manual de referencia en el campo del suicidio asistido.En otros pasajes de ese libro y en un artículo publicado en 2000, Gorsuch se apropió de las ideas, citas y estructuras de textos académicos y de investigación sin citar sus fuentes”, sostuvo Politico.

La Casa Blanca no ha podido aplacar las dudas sobre las credenciales de Gorsuch. El juez federal, con más de una década de experiencia en la Corte de Apelaciones, ha sido alabado precisamente por la calidad de sus textos legales y sentencias.

La Casa Blanca respondió en un comunicado que se trata de un “ataque falso” y que ha sido refutado por varios expertos, “incluidos aquellos que revisaron, examinaron y editaron los textos académicos del juez Gorsuch”. El portavoz Steven Cheung añadió que la única explicación de estas acusaciones es “justificar con calumnias de última hora el esfuerzo para bloquear a un nominado al Tribunal Supremo”.

La Administración Trump ha enviado a varios medios estadounidenses las declaraciones de la autora del texto original supuestamente plagiado por Gorsuch. Abigail Lawlis Kuzma, que hoy ocupa el cargo de asistente del fiscal general de Indiana, considera que “no hay un conflicto a pesar de que el lenguaje sea similar”.

Sin embargo, medios como Politico y Buzzfeed cuentan con testimonios de expertos que aseguran que el trabajo de Gorsuch no hubiera superado el criterio impuesto por numerosas universidades. “Cada uno de estos ejemplos constituyen una violación de la ética académica”, afirma la profesora de Syracuse Rebecca Moore. “Nunca he visto un código contra el plagio que no estaría incumpliendo”.

Las acusaciones contra Gorsuch coinciden con una intensa pelea en el Senado con motivo de su ratificación para el Supremo. Los senadores demócratas, a pesar de estar en minoría, han lanzado una iniciativa para bloquear el voto de su confirmación. La estrategia se conoce como “filibuster” y permite a cualquier senador tomar el turno de palabra en el pleno durante el tiempo que aguante —el primero de ellos ha cumplido ya más de 15 horas de intervención.

Los demócratas anunciaron, además, que rechazarán el nombramiento de Gorsuch, que necesita 60 votos para ser confirmado en el cargo. Como los republicanos solo cuentan con 52 senadores —de un total de 100—, el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, ha amenazado con invocar la conocida como opción “nuclear”. Esto permitiría a Gorsuch sacar adelante la votación con una mayoría simple (51 votos), pero también creará un antes y un después en la Cámara.

El juez federal puede convertirse en el primero de los 16 últimos miembros del Supremo que no cuenta con un apoyo suficiente de los 2 partidos políticos. La opción “nuclear”, además, no se ha empleado hasta ahora en el caso de un nombramiento al Supremo.