ANÁLISIS

Juntos o polarizados: El #1A dio aire, y una peligrosa confirmación a Macri

En medio de una peligrosa tormenta, el #1A dio un respiro al Gobierno de Mauricio Macri (inclusive hoy, 2 de los matutinos más grandes mostraron nuevamente sus horas de gloria), y marcó la división de aguas. Agudizada la polarización, cerca de Macri afirman que creció algunos puntos... Aunque no debería olvidar que también gobierna para los que paran el jueves. El análisis de 'Clarín' y 'La Nación':

 
 
El #1A sigue dando alegrías al gobierno de Mauricio Macri. Esta mañana, tanto 'Clarín' como 'La Nación' amanecieron con más notas gloriosas: "Fortalecido tras las marchas de apoyo, el Gobierno busca relanzar su gestión", afirmó el primero, mientras el segundo tituló: "Macri decidió profundizar el rumbo de la gestión, tras las masivas movilizaciones". 
 
Así comenzaron la semana que terminará luego del primer paro general de la CGT. En la Casa Rosada "hay euforia" por la "masiva" movilización del sábado, agrega, y "creen que es un síntoma que podría replicarse en un fuerte respaldo electoral", agrega 'Clarín'.
 
Y el mismo sentido afirma 'La Nación' que el Gobierno "ordenó acelerar la adopción de medidas" antes del paro, luego del "respaldo popular" expresado en las marchas.
 
El análisis que hacen ambos matutinos es similar, uno de la mano de Héctor Gambini, el segundo por parte de Carlos Pagni. Destacan allí la "polarización" que se hace casi inevitable para Macri, más allá de los eslóganes de unión de Duran Barba, aunque con un par de advertencias también.
 
Ambos hablan de sorpresa: "la multitud autoconvocada para el extraño momento de una tarde soleada de sábado sorprendió al propio Gobierno, que había intentado despegarse del llamado, acaso imaginando una caminata tibia de algunos cientos de ciudadanos aplaudiendo con simpatía y de otros tantos que, más que eso, no quieren saber nada con volver a los días del kirchnerismo."
 
Pagni fue aún más exagerado: "No hace falta indicar que las marchas de anteayer no requirieron de colectivos ni choripán. Detalles más interesantes revelan su espontaneidad. Sólo gente muy lejana a la política profesional puede convocar a vecinos de clase media un sábado, mientras juega Boca, en la semana en que se anunció una suba del gas, y apostar a un éxito.
 
Lo raro es que fue un éxito. Hay un detalle más curioso para entender que se trataba de una expresión cívica, ajena a un patrón convencional. El objetivo de cualquier organización que promueve una concentración es impactar con el número de asistentes. Es el modo de demostrar representatividad. Sin embargo, en las marchas de anteayer los asistentes entraban y salían del punto de reunión. Circulaban. No obedecían a la pretensión más marcada del poder: retener. Imposible saber cuántos fueron. La inmensa mayoría era itinerante".
 
Ambos pusieron como impulsores las incendiarias palabras de Hebe de Bonafini, al preceptor Roberto Baradel, y el discurso de Micheli: 
 
Gambini escribió: "el discurso incendiario de Hebe de Bonafini el Día de la Memoria (dijo basta de ser democráticos) y, poco después, al referente de una de las CTA, Pablo Micheli, conjugando el verbo "caer" para referirse al modelo económico. Si alguien pide que caiga el modelo podría estar pidiendo que caiga el gobierno. Micheli pudo haber usado el verbo "cambiar" para referirse a la economía, pero eligió la palabra prohibida.
 
(...) Hubo una contra Baradel, el líder de Suteba que mantiene el paro de los maestros en la Provincia sin haber debilitado a la gobernadora Vidal, sino todo lo contrario. Firme en su posición, ella explicó una y otra vez sus argumentos en programas de TV que se la disputaron con insistencia: con ella, a todos les subió el rating.
 
(...) Los bolsos voladores de José López, las imágenes del hijo de Báez contando millones en La Rosadita y los seis millones de dólares cash en la caja de Florencia Kirchner son, a esta altura, tan símbolos de la corrupción como el helicóptero de un gobierno interrumpido".
 
Pagni citó a Campanella para decir lo mismo: "Hay otro factor que explica la dimensión del movimiento. Lo sugirió ayer Juan José Campanella: "Esta histórica marcha no hubiera sido posible sin las motivadoras palabras de Hebe, Baradel, Daer, CFK y tantos otros. ¡A ellos, gracias!". "
 
¿Qué provocó la marcha? Según Gambini, "la marcha ciudadana le dio aire y, quizá, algo de tiempo extra para esperar la mejora de la microeconomía, donde las cuentas y el ticket del supermercado marcan las horas del humor social. Quizá hasta los primeros fríos del invierno, cuando lleguen los nuevos aumentos del gas". Palabras más, palabras menos, Pagni lo llamó "inyección de vitalidad", en medio del "infierno astral" que padece desde "desde febrero". 
 
Conclusión: Para 'La Nación', Macri confirma que "el oficialismo debe mostrarse combativo". "Él alienta la batalla de María Eugenia Vidal con el gremialismo docente, y aplaudió la desconocida agresividad de Peña en el Congreso, con su "háganse cargo". Durante el viaje a Holanda, Jorge Triaca lo reforzó en ese espíritu: "Si no nos defendemos, nadie nos va a defender". (...) Jaime Durán Barba le comunicó una recuperación de 3 puntos. Y Emilio Monzó le leyó un estudio de Aresco según el cual 30% del electorado lo votaría aun sin que se advirtieran resultados económicos.
 
Macri está condenado a la confrontación. Aunque el nuevo eslogan de Durán Barba sea "Juntos", aunque declame la "unidad de los argentinos". La marcha agudiza la polarización. Eclipsa a quienes creen, como Sergio Massa o Florencio Randazzo, que hay un espacio para oponerse al Gobierno y al kirchnerismo al mismo tiempo. En definitiva, fortalece una campaña diseñada para prolongar el ballottage".
 
'Clarín' polariza también, aunque concluye con una advertencia: "El oxígeno no debería dar ceguera: aunque haya recibido una celebrada brisa de cola, el Gobierno también gobierna para los que van a parar este jueves".