OBJETIVO REACTIVAR LA ECONOMÍA

El BCRA volvió a bajar la tasa de Lebac y ya está por debajo del 25%

El Banco Central mantiene la tendencia del último mes y volvió a bajar las tasas de las Lebac a 35 días. Así las dejó por debajo del 25% en un contexto donde la inflación se desacelera.

El Banco Central de la República (BCRA) volvió, este martes 29/11, a recortar en medio punto porcentual y por cuarta semana consecutiva la tasa de interés de referencia que perforó la barrera del 25% anual.

El BCRA aseguró, en un escueto comunicado, que abarató el costo del dinero (cayó del 26,75 al 24,75% en el último mes) porque los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas que monitorea "sugieren que durante noviembre los precios se mantienen en línea con su objetivo planteado en mayo de una inflación promedio del 1,5% o menor (equivalente a 19,6% anualizado o menos) para el último trimestre" del año.

Pero en el mercado son cada vez más los que creen que la política monetaria menos restrictiva que aplicó a lo largo del último mes, al recortar sostenidamente tasas y dejar crecer en más de $ 37.000 millones (según los últimos datos) la base monetaria, responde a un intento por ayudar a que la economía arranque de una buena vez.

Esa hipótesis, por caso, la suscriben los analistas del Banco Ciudad que en un informe plantearon que "la debilidad que mostraron los últimos datos de la actividad agregada habría influido en la decisión de recortar a razón de medio punto porcentual por semana las tasas", algo que no iría contra su lucha antiinflacionaria porque el sostenido parate de la economía "le deja margen para flexibilización de su política monetaria sin generar mayores presiones sobre los precios".

La determinación del BCRA no se basó en nuevos datos sobre la inflación ni sobre las expectativas (en la semana no los hubo) lo que no le impidió seguir con los recortes para dejar la curva de tasas arrancando en el 22,99%, para colocaciones a 229 días, y elevándose hasta el 24,75% para las realizadas a 35 días.

De esta manera dicha curva se aplana cada vez más rumbo a una normalización (tasas más bajas para el corto plazo y más altas para los que se animen al largo) como es usual. En lo monetario la seguidilla de podas a las tasa que paga hace que haya menor interés en sus letras, por lo que no pudo renovar la deuda por $94.990 millones que le vencía al terminar adjudicando nuevos títulos por $ 86.263 millones.

Así de la subasta resultó una expansión monetaria por $ 11.422 millones, que se redujo a $ 7247 millones por las ventas de Lebac que ya había hecho el BCRA en mercado secundario durante la semana. La menor colocación le permite reducir en $ 8728 millones el stock de Lebac que tiene en circulación, un pasivo que superó recientemente los $ 700.000 millones y ya le costó en intereses más de $ 133.000 millones sólo en lo que va del año, cifra equivalente a 1,8% del PBI, según datos la consultora Ledesma.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario