GANANCIAS

Para frenar a Massa, el oficialismo acepta negociar modificaciones a su proyecto

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, Luciano Laspina, dijo que el oficialismo está dispuesto a “dialogar” con el Frente Renovador para consensuar un proyecto de modificaciones al impuesto y ratificó la intención del Gobierno de tratarlo durante las sesiones extraordinarias de diciembre.

El oficialismo se mostró este miércoles dispuesto a consesuar con la oposición modificaciones en el proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias que envío el martes al Congreso.

Desde el Gobierno apuestan a quitarle aire a la iniciativa que un día antes presentó el massismo en la Cámara Baja y que aparece más atractivo en cuanto a los beneficios.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados, Luciano Laspina, dijo que el oficialismo está dispuesto a “dialogar” con el Frente Renovador para consensuar un proyecto de modificaciones al impuesto y ratificó la intención del Gobierno de tratarlo durante las sesiones extraordinarias de diciembre.

“Apostamos a que en el diálogo encontremos mecanismos para mejorar esta reducción del impuesto a las ganancias y al mismo tiempo encontrar mecanismos genuinos de financiamiento del mayor déficit fiscal que esto implica”, indicó Laspina en declaraciones a radio Nacional.

El diputado afirmó que si bien “filosóficamente” están de acuerdo con la iniciativa del Frente Renovador “hay que hacer bien la cuenta” para comprobar si los instrumentos de financiamiento que propone la fuerza de Sergio Massa, como la renta financiera y el juego, “realmente tienen potencia recaudatoria” y “hay que ver cómo cubrimos la diferencia”.

“Haremos bien la cuenta, pero necesitamos más días para estudiar con más detalle. Tratarlo mañana sobre tablas (como busca el massismo) seria muy osado. Tal como lo habíamos dicho, es conveniente tratarlo durante el mes de diciembre en extraordinarias para tomarnos los días que hagan falta”, insistió Laspina.

En ese marco, el titular de la comisión de Presupuesto reiteró que en el oficialismo están “dispuestos a dialogar y ver si los instrumentos que proponen son genuinos o suenan muy bien como slogan pero después en la práctica, no”, como el caso de la renta financiera, que -según advirtió- “puede convertirse en impuestos a los plazos fijos y termina matando al ahorro”.

El Gobierno envió en la noche del martes al Congreso su proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias, que contempla elevar un 15% el mínimo no imponible y actualizar las escalas para calcular las deducciones a los trabajadores, que van desde el 5 al 35 por ciento, aunque para los que paguen por primera vez, se reduce al 2,5 por ciento.

Uno de los temas más complejos en la reforma son las deducciones que puede realizar cada trabajador, ya que hasta ahora se permitía hacer la deducción de un hijo hasta los 24 años y ahora se pone como límite los 18 años.

Otro tema en apariencia controvertido es que se elimina la deducción por ascendente, con lo cual no se podrá descargar al padre de cada trabajador, con el argumento de la ampliación que tuvo la cobertura.

En cambio, el proyecto de Massa, impulsado además por otros opositores, propone elevar 60% el mínimo no imponible, llevándolo a un nuevo piso de $48.000 para casados con dos hijos y de $34.000 pesos para los solteros.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario