CEMENTOS CHIHUAHUA

"No podemos ser selectivos": Empresa mexicana se ofrece para construir el muro de Trump

Ni el menosprecio, ni la humillación ni los insultos racistas de Donald Trump detuvieron al director general de la compañía mexicana que vio un gran negocio de la mano del presidente electo estadounidense para colaborar en la construcción del muro que pretende levantar en la frontera: "No podemos ser selectivos. Tenemos que respetar a nuestros clientes en ambos lados", dijo.

Una cementera mexicana, conocida como Grupo Cementos de Chihuahua (GCC), se ofreció para vender materiales para construir el muro fronterizo que prometió el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, con el que busca impedir el ingreso de inmigrantes ilegales en el país.

La muralla, que según Trump sería financiada con las remesas que envían los mexicanos que viven en Estados Unidos, recorrería un vasto desierto y montañas a lo largo de la frontera más transitada del mundo, de unos 3,200 kilómetros de longitud.

En una entrevista, Enrique Escalante, director general de la compañía, dijo que la empresa podría tomar parte en la obra suministrando a los constructores parte del concreto y el cemento necesarios para su ejecución.

"No podemos ser selectivos", comentó el directivo de la empresa, que tiene su sede en el fronterizo estado mexicano de Chihuahua. "Somos un productor importante en esa zona y tenemos que respetar a nuestros clientes en ambos lados de la frontera", añadió.

Donald Trump hizo girar su campaña política en la construcción de un muro en la frontera con México para impedir la entrada de inmigrantes ilegales. Llegó a reunirse incluso con Peña Nieto, presidente mexicano, y soltó frases como "Ellos aún no lo saben, pero pagarán el muro".

Sin embargo, desde que fue elegido presidente el pasado día 8 de noviembre, no volvió a hacer mención de ello. En la primera entrevista televisiva que dio desde su victoria, su duro plan contra la inmigración irregular dio visos de debilitarse cuando pareció dar marcha atrás en su promesa de construir ese gran muro. El millonario dijo que aceptaría una cerca en algunos tramos de la frontera sur, los más complicados.

Este martes, en un video en el que relataba cómo serían sus 100 primeros días de Gobierno, tampoco hizo mención del polémico muro, que levantó críticas a lo largo y ancho del planeta.

"Para el negocio en el que nosotros estamos, Trump es un candidato que favorece bastante la industria", añadió  Escalante, refiriéndose a los otros proyectos anunciados por el magnate en infraestructura –carreteras, aeropuertos– o energía –plantas de petróleo, eléctricas–.

Cementos Chihuahua, que cotiza en bolsa pero no entra ni en la lista de las 10 principales cementeras mexicanas, está participada en un 23% por Cemex, la dominadora absoluta del mercado. Cemex anunció recientemente un plan de desinversión, que ya dio su primer paso este mes con la venta de activos por 306 millones de dólares en Estados fronterizos con Estados Unidos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario