VIVIENDA EN LA CIUDAD

Maquieyra: "Es el gobierno que más invirtió en urbanización de villas"

El titular del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), Juan Maquieyra, dialogó con Urgente24 sobre los proyectos que lleva adelante la administración de Horacio Rodríguez Larreta. Enfocado en cinco iniciativas de urbanización de villas (Papa Francisco, Rodrigo Bueno, Fraga, Lamadrid y ACUMAR con las villas 21-24 y 26), estiman que estarán listas antes de 2019, año en que se definirá la continuidad o el cambio en la Jefatura de Gobierno. En cuanto al acceso a la vivienda, anunció que reformularán los programas para compra y alquiler, y estiman que crezcan las lineas de crédito. Pero todo dependerá, dice Maquieyra, si mejora la situación a nivel nacional.

Con sólo 29 años, Juan Maquieyra se hizo cargo de uno de los pilares de la Administración Rodríguez Larreta, la política habitacional, con el acceso a la vivienda y la urbanización de villas, que le dan un tinte social a la gestión PRO. Sólo con señalar que para el 2017, año de elecciones legislativas, el GCBA busca incrementar el presupuesto para áreas sociales y vivienda, ascendiendo al 53,48% por ciento del total, es decir $95.315 millones.

En este sentido, cayó bien en el Gobierno porteño la llegada de Maquieyra, recordado por incomodar a Cristina Kirchner en Harvard al consultarle por la re-reelección. Llegó ante la renuncia de Pablo Roviralta al IVC por "motivos personales", aunque hay quienes sostienen que el hombre cercano al también ex titular del IVC, hoy a cargo de ANSES, Emilio Basavilbaso, mostraba cierta rebeldía a la hora de concretar proyectos que enviaban desde Uspallata 3150.

El panorama es distinto ahora, que Larreta mudó el IVC del ministerio de Modernización a la Jefatura de Gabinete, a cargo de Felipe Miguel. La idea fue unificar las áreas relacionadas a la construcción de viviendas y la urbanización de villas bajo una misma estructura ministerial, ya que Miguel también tiene a su cargo la Secretaría de Integración Social y Urbana, creada en diciembre exclusivamente para trabajar en la urbanización de la Villa 31 y 31 bis. Además, Maquieyra conoce de la materia. De larga trayectoria en el Gobierno de la Ciudad (ingresó en 2007 y trabajó en los ministerios de Desarrollo Social y de Educación), antes de llegar al IVC, el licenciado en Ciencias Políticas se desempeñaba como Coordinador del Gabinete Social, cuyo objetivo es lograr la implementación de políticas públicas integradas.

"El cambio fue muy ameno, quedó parte del equipo anterior que nosotros potenciamos para llevar parte de la experiencia" afirmó Maquieyra, quien se enfoca en los proyectos que más le interesan a la gestión Larreta, los de urbanización. "Las obras en la villa 20 vienen muy bien, empezamos en octubre, como nos habíamos comprometido. Además, a fin de año se licitarán las obras de infraestructura para el resto de la villa, por lo cual el año que viene vamos a estar trabajando tanto en la viviendas nuevas como en mejorar la situación actual de los habitantes del barrio Papa Francisco. Hay que decir, que este es el gobierno que más invirtió en urbanización de villas", señaló el titular del IVC.

Maquieyra agregó: " También estamos trabajando muy fuerte en las villas Rodrigo Bueno, Fraga, Lamadrid y la relocalización de las familias que están en la vera del Riachuelo, en la 21-24 y villa 26. Respecto a la Rodrigo Bueno, ya mandamos el proyecto de urbanización a la Legislatura, en el caso de Fraga lo estamos terminando de definir con los vecinos, con Lamadrid, el IVC ya firmó recientemente la compra de unos terrenos y en cuanto a los vecinos del ACUMAR (Autoridad de Cuenca Matanza - Riachuelo), buscamos que accedan a viviendas nuevas, algunos terrenos ya están, otros los estamos comprando. Buscamos que todo esto este finalizado antes de 2019".

Asimismo, el funcionario delineó las prioridades en materia habitacional para la gestión Larreta. "En el IVC tenemos 3 grandes lineas de trabajo. Además de la integración de villas, buscamos saldar una deuda histórica con los vecinos que viven en complejos habitacionales de la Ciudad. En unos meses vamos a lanzar un plan integral para la puesta en valor de esos complejos. También vamos a extender la linea de crédito Primera Casa BA, una de las más exitosas del país. Igualmente vamos a reformular el programa y nos enfocaremos particularmente en el alquiler".

Pero en ese sentido, Maquieyra admitió que "la compra de viviendas tiene que ver con la macroeconomía y con la situación económica nacional, que creemos va a mejorar. Buscamos que los programas de la ciudad se adapten al nuevo escenario y así expandir el crédito para compra y alquiler. Necesitamos conectar mucho más la oferta y la demanda, mediante algunos cambios en el marco legal".

Una cuestión que generó polémica en su momento fue el criterio del Gobierno porteño en cuanto a la venta o concesión de tierras públicas de la Ciudad. Proyectos como la creación de la Agencia de Bienes, la venta de parte del Tiro Federal y su posterior mudanza, la concesión del Autódromo de Buenos Aires, el desarrollo de la Villa Olímpica, la creación de un nuevo Shopping en Caballito y las más recientes, la venta de un codiciado predio en Catalinas Norte de Puerto Madero y el resurgido proyecto de IRSA para crear el complejo Solares de Santa María en la ex Ciudad Deporta de Boca Juniors. En este sentido, un dato del Observatorio del Derecho de la Ciudad arrojó que fueron alrededor de 200 hectáreas vendidas por el Gobierno del PRO en casi 9 años de gestión.

Al respecto, Maquieyra respondió que "como gobierno, tenemos que procurar generar el mayor bienestar posible para la mayor cantidad de vecinos. Los proyectos que involucran venta de tierras. Un ejemplo es el Tiro Federal, un espacio enorme que disfrutan unos pocos, y buscamos que lo tengan miles de vecinos de la Ciudad. Si eso involucra tener que vender tierras, no tenemos ningún problema en hacerlo".

También confirmó que "se está trabajando con la gente del Tiro Federal en un proyecto para mudarlo". En este sentido, los diputados oficialistas avanzan en la aprobación de un proyecto de ley que establece las condiciones de uso del predio al que se trasladarían todas las actividades. El espacio está situado también en el barrio de Núñez, en tierras ociosas ganadas al río junto a la desembocadura del arroyo Medrano, entre el Parque de los Niños y los clubes náuticos de la zona.

Otro ejemplo reciente es el de la urbanización del barrio Rodrigo Bueno, que se financiará en gran parte, por la reactivación del mega emprendimiento inmobiliario que la empresa IRSA quiere desarrollar en los terrenos de la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors, en la Costanera Sur. "El Estado le exige a la empresa privada que en el desarrollo que realice allí deje una gran cantidad de hectáreas destinadas a espacio público y verde para todos los vecinos. También para financiar parte de la urbanización de la Rodrigo Bueno y Lamadrid", afirmó el funcionario.

Si bien el proyecto es privado, el 40% será para uso público (la antigua propuesta planteaba un barrio completamente cerrado), mientras que el espacio restante sería repartido para construir el complejo Solares de Santa María, que incluirá viviendas, oficinas, un hotel, un shopping, una escuela, un jardín y un centro de salud para atención primaria.

De las 70 hectáreas que tiene el predio, a la Ciudad le quedarían 29 y la mayor parte estarían en el extremo que limita con el Río de la Plata, donde se instalaría un espacio público y verde. También figura en carpeta que haya una especie de parque lineal, que bordearía el arroyo que divide el terreno de la villa Rodrigo Bueno. “La idea es recuperar una zona postergada desde hace décadas”.

La sociedad anónima Santa María del Plata invertiría cerca de US$ 70 millones como parte del acuerdo. De ese monto, US$ 50 millones serían para financiar la urbanización de la villa Rodrigo Bueno (ver recuadro) y para mejoras en el asentamiento Lamadrid, ubicado en el bajo autopista Buenos Aires-La Plata, a la altura de La Boca. El importe restante podría destinarse a la construcción de algún acceso vial a la zona.

En otro sentido, una iniciativa que trabaja el Gobierno porteño busca modificar el Código de Planeamiento Urbano con el objetivo de lograr una mayor homogeneidad en alturas en las construcciones, la eliminación de disrupciones y la promoción de mixturas de usos que permitan evitar la delimitación de zonas o distritos hoy establecidos. "Esto servirá para que los vecinos puedan acercarse a las centralidades, que serán varias, para que tengan más cerca una escuela, un centro de salud, comercios, cines, teatros. Es una tendencia que están implementando las ciudades de avanzada en el mundo", dijo Maquieyra, sobre la reforma que encabeza el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia.

Esto significa que dejarán de existir las zonas residenciales o industriales exclusivas (Distrito Tecnológico, Científico, Farmacéutico, del Deporte, etc): la idea es que convivan. El nuevo código en estudio elimina el uso del factor de ocupación total (FOT) y las tangentes como parámetros de qué se puede y qué no se puede construir. Los reemplaza por tipos de construcción según su volumen, al tiempo que plantea la graduación de mixtura de usos en toda la Capital, a diferencia de las antiguas zonificaciones.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario