REVELACIÓN

Dramática confesión de un ex futbolista que denunció que fue abusado por su exDT

El ex defensor inglés Andy Woodward, de 43 años, confesó en una entrevista que “a los 11 años, mi entrenador abusaba de mí, y me arruinó la vida”. El violador fue Barry Bennell, quien fue a la cárcel luego de admitir 23 abusos a niños de entre nueve y 15 años. Con 43 años, el inglés debió esperar casi 30 años para relatar su historia.

Andy Woodward, ex futbolista inglés, reveló en una nota que concedió a un medio periodístico de su país que a los 11 años fue abusado por si entrenador que, según él, “me arruinó la vida”.

Con 43 años, el inglés debió esperar casi 30 años para relatar su historia. Asegura que fueron cientos los chicos que fueron abusados por Barry Bennell, quien en 1998 recibió una sentencia de nueve años de cárcel tras admitir 23 abusos de niños de entre nueve y 15 años. 

Woodward y Bennell se cruzaron por primera vez, cuando el entrenador, que estaba allí como un captador de talentos, realizó una prueba en Stockport Boys y lo invitó a participar de la escuela de formación del Manchester City, para la que trabajaba. “Yo sólo quería ser futbolista”, contó el ex defensor, al recordar su decisión de vivir en su casa, por recomendación del pedófilo, ya que estaba cerca del club Crewe Alexandra para el que finalmente jugaría. 

“Era como la cueva del tesoro, el sueño de cualquier niño. Tenía tres máquinas de juegos, una mesa de billar, incluso un pequeño mono que cuando subías las escaleras se te sentaba en el hombro. Mi sueño era ser futbolista y él me iba dejando caramelos para que me quedase con él fines de semana y vacaciones. Era un hombre reputado como el mejor entrenador de jóvenes del país, confié en él”, detalla Woodward en una nota que concedió al diario inglés The Guardian.

En ese momento los abusos comenzaron y Bennell amenazaba a Woodward con agresiones físicas y chantajes para que el joven mantuviera el silencio. “A veces sacaba nunchakus, era un maestro con ellos y me decía que sujetara un trozo de papel mientras yo temblaba de miedo. Lo partía en dos y me decía ‘¿Ves ahora lo poderoso que soy?’”, cuenta.

Según Andy Woodward, Bennell tenía predilección por niños “débiles y blandos” y por los abusos llegó incluso a fingir una lesión “porque me dio un ataque de pánico”. Woodward terminó retirándose a los 29 años y, según contó, trató de suicidarse “más de diez veces”

“Por suerte hay muchas personas de distintos ámbitos que se animan a contar por lo que han pasado. Pero en el mundo del fútbol es aún más difícil hablar. Sólo ahora, a la edad de 43 años, siento que realmente puedo vivir sin ese secreto y esa carga enorme y horrible. Quiero sacarlo y dar a otras personas la oportunidad de hacer lo mismo. Quiero darle fuerza a la gente. Yo sobreviví. Perdí mi carrera, que fue una gran cosa para mí, pero todavía estoy aquí”, destacó en la nota a The Guardian.

En mayo de 2015, Bennell recibió otra condena a prisión al constatarse otro abuso, ahora de un niño de 12 años. Al respecto, a Woodward le preguntaron si podía vivir en paz: “Nunca podré vivir en paz. Para mí él ha matado, matar es lo que nos ha hecho debido a que nuestra vida nunca será igual”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario