EL TALÓN DE AQUILES DE MACRI

Sugestivo silencio en Cambiemos ante la embestida massista contra Prat Gay

Hace dos días, el exministro de Economía, Roberto Lavagna cuestionó duramente a la política económica de Mauricio Macri a la que comparó con la que tuvo la última dictadura militar y el menemismo. El titular de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay se sintió especialmente tocado. El Gobierno respondió ayer (16/11) con Marcos Peña, Rogelio Frigerio y el propio Prat Gay que comparó al economista que asesora a Massa con Hebe de Bonafini. Desde el massismo salieron en coro a respaldar a Lavagna, y especialmente apuntaron contra Prat Gay. Anoche, el tigrense profundizó el enfrentamiento: “Si uno compara el primer año de Lavagna con el primer año de Prat Gay, Prat Gay no puede ni lustrarle los zapatos en términos de resultados económicos”. Pero desde Cambiemos no hubo hasta ahora una defensa tan enfática de su ministro. Entonces, ¿tendrá información Massa de que Prat Gay está muy golpeado por la falta de resultados económicos y pega donde más le duele a Macri?

Sergio Massa venía del Congreso de la Nación, donde salió exultante anoche para llegar a los estudios de América TV después de lograr más temprano la sanción de la ley de protección a las víctimas de delitos, parte de su paquete de proyectos para combatir a la inseguridad con lo que espera mantenerse en buena posición para la campaña electoral 2017. En el programa Intratables tenía pautada una entrevista exclusiva, donde fustigó contra el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, continuando con la polémica desatada dos días antes cuando Roberto Lavagna, que hoy reviste en las filas del massismo, criticó con dureza a la política económica del Gobierno nacional.

La secuencia fue la siguiente: Lavagna comparó el martes (17/11) la gestión económica de la administración Macri con la que tuvo la dictadura y el menemismo. Dijo: “Ya hemos tenido este tipo de modelo con los militares y en los años 90. No consigue dar resultados en desarrollo. Esperemos que haya modificaciones porque lentamente nos hemos ido volcando hacia una política que ya vivimos”, y además cuestionó las “políticas con tasas de interés muy altas, un dólar planchado que le quita competitividad al país, una tendencia a la baja en la masa de los salarios y alto endeudamiento sean el tipo de política económica adecuada para un programa de desarrollo a mediano plazo”.

Muy enojados con la comparación con la dictadura, ayer (17/11) desde el Gobierno nacional salieron a responder Prat Gay, Marcos Peña y Rogelio Frigerio: El primero comparó a Lavagna con Hebe de Bonafini; Peña acotó que Lavagna hace "lobby" para una devaluación y Frigerio aportó que la “comparación es poco feliz. Este gobierno es democrático, elegido por la mayoría de los argentinos que esperan un cambio”.

Ante la réplica, desde el massismo salieron a respaldar a Lavagna, pero especialmente contra los dichos de Prat Gay, a quien ven como el más débil de los tres funcionarios que defendieron la política económica del Gobierno.

Es claro que el ministro de Hacienda y Finanzas no está logrando los resultados que Macri espera, después de su éxito inicial en la liberación del cepo y de desacelerar la inflación a fuerza del freno económico, los despidos aumentaron y la reactivación junto con las inversiones no llegan.

Pero también parece que Massa tendría información de que Prat Gay no está firme en su puesto. Por eso quizás anoche en el programa Intratables redobló las críticas contra él y dijo que "no puede ni lustrarle los zapatos" a Lavagna.

Massa empezó a pegar en el talón de Aquiles de Macri: la economía. Mientras puede mostrar que en el Congreso se ocupa de los temas de seguridad, una de las dos principales preocupaciones de la gente.

Mientras tanto, hasta ahora hay silencio en Cambiemos y no se ve a nadie salir a defender a Prat Gay.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario