EXIMIDOS DEL PAGO DE MULTAS

Catalina, Dot, Shopping Alto Palermo bis y Al Río, entre los pioneros en la búsqueda de blanqueadores

Las carpetas de desarrollos inmobiliarios empiezan a pedir pista en estos primeros pasos del sinceramiento fiscal, ya que hacia ellos se canalizan los fondos de inversión cerrados que se constituyeron para atraer capitales sin que paguen multas y cuentan con la aprobación de la Comisión Nacional de Valores. Entre los fundacionales se cuentan IRSA; Consultatio; Allaria; Cohen y Pegasus, que ofrecen además desgravaciones impositivas en ciernes que saldrán con la reforma a la ley del Mercado de Capitales. Oficinas triple A en Catalinas y la zona Dot y la ampliación del shopping Alto Palermo se cuentan entre los principales proyectos que buscan blanqueadores.

Firmas como IRSA; Consultatio; Allaria; Cohen y Pegasus se destacan entre la decena de fondos comunes de inversión cerrados lanzados con el propósito de atraer capitales del blanqueo, cuyo atractivo inicial es que eximen del pago de la multa. Al menos otros 5 están para su aprobación por la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Mientras se cumplimentan los confusos trámites del respaldo fiscal, las expectativas se dirigen a la reforma de la ley del Mercado de Capitales, ya que de su texto podría surgir el desgravamiento de ganancias para esos fondos.

En el marco del sinceramiento fiscal, BACS (Banco de Crédito y Securitización S.A.) anunció que comenzará a ofrecer un Fondo Común de Inversión Cerrado (FCC) para el desarrollo de proyectos inmobiliarios de IRSA, el cual se invertirá en instrumentos de deuda de IRSA y/o compañías relacionadas, con un plazo de 5 años y una tasa fija en dólares con pagos de renta semestral.

La aprobación está pendiente de la CNV. Estará exceptuado del impuesto especial bajo el Régimen de Sinceramiento Fiscal, al tiempo que permitirá obtener una renta atractiva y recuperar el capital al vencimiento.

El monto mínimo de suscripción será de US$ 250.000.

El máximo previsto de emisión es de US$ 100 millones, que se aplicará principalmente al financiamiento de tres proyectos inmobiliarios en la Ciudad de Buenos Aires:

i) la primera etapa del complejo de oficinas Polo Dot (30.000 m2 de área alquilable),

ii) la ampliación del shopping center Alto Palermo, y

iii) la construcción de una torre de oficinas “AAA” en la zona de Catalinas (35.000 m2 de área alquilable), entre otras iniciativas de expansión.

En el fondo intervendrán BACS como agente de custodia y BACS Administradora de Activos S.A. (sociedad gerente de los fondos Toronto Trust) como agente de administración.

Primer fondo

En Allaria ya habían dado el puntapié inicial al lanzar el Fondo "Residencial CasasARG I", el primero aprobado por la CNV, que también permite exteriorizar capital sin el pago del impuesto especial del 10% y tiene una suscripción mínima de u$s 250.000.

Allaria también tiene en camino otro fondo con Argencons (que sería mixto, de oficinas, residencial y comercial), planes similares a los que tiene Pegasus junto con Axis, para presentar su propio instrumento ante la CNV.

En el último caso, canalizada a través de Rukán, la desarrolladora inmobiliaria del grupo Pegasus, tendrá una renta fija y variable vinculada a la evolución de edificios corporativos, residenciales, comerciales, de logística y hotelería.

Centrado en cuatro proyectos, dos residenciales y dos corporativos y apuesta a la revalorización del producto sumado a una rentabilidad que estiman superará la de un bono del Tesoro argentino, el fondo inmobiliario de Consultatio llegaría hacia fin de mes.

La emisión está proyectada entre US$ 70 y u$s 300 millones, dependiente de lo canalizado a través del Fondo "parking", donde se coloca el dinero hasta que la CNV aprueba el Fondo cerrado.

El atractivo, en este caso, es que el inversor es casi un socio del propio Eduardo Constantini, titular de Consultatio, ya que participa en todo el desarrollo de la obra confiando en las proyecciones que hace la firma. Se ingresa con entre US$ 250.000 y US$ 10 millones.

Al Río

En Cohen presentaron cinco fondos cerrados destinados al Real Estate.

El denominado "Al Río", destinado a la obra del Shopping Center en Vicente López; el "Gnvgroupse", que se abocará a la finalización de las obras del Shopping de Madero Harbour, la torre Harbour Tower y el Hotel Viceroy; el Onix Portland (edificios de medianas y grandes superficies para diversos usos); el "Santiago Obarrio" (para condominios y countries); y el fondo "Monarca Real Estate I" de la desarrolladora Grupo Monarca que tiene entre sus proyectos la finalización de la obra Pilar Lagoon.

La fecha de colocación del fondo constituido por el Banco de Crédito y Securitización para los proyectos inmobiliarios de IRSA se estima antes del 31 de diciembre de 2016, sujeto a las aprobaciones necesarias y al cambio en la normativa fiscal vigente.

La empresa líder en bienes raíces de la Argentina, IRSA, a través de su subsidiaria de propiedades comerciales, cuenta con un portfolio de 16 centros comerciales, ocupados al 98%, y 6 edificios de oficinas, con plena ocupación.

Adicionalmente, posee 3 hoteles 5 estrellas y una gran reserva de tierra para futuros desarrollos inmobiliarios en Argentina, así como destacadas inversiones fuera de Argentina.

Por su parte, BACS es un banco de inversión, líder en el mercado de capitales en Argentina. Ocupa los primeros puestos en los rankings de deuda corporativa en el mercado local, tanto en la colocación primaria como en las operaciones de mercado secundario.

Asimismo, su subsidiaria BACS Administradora de Activos administra los fondos comunes de inversión Toronto Trust, con más de $ 3.700 millones bajo manejo.

Cuenta con el respaldo de sus accionistas, Banco Hipotecario e IRSA, y un equipo gerencial con más de 30 años de trayectoria en banca de inversión en instituciones financieras locales e internacionales de primer nivel.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario