REINCE PRIEBUS

Trump elige al republicano Nº1, jefe de Gabinete de la Casa Blanca

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, designó al presidente del Comité Nacional Republicano (CNR) Reince Priebus, un favorito de sectores tradicionales y conocedor del partido, de bajo perfil público, en la influyente posición de jefe de Gabinete de la Casa Blanca.

Reinhold Reince Priebus nació el 18/03/1972, en Kenosha, Wisconsin. De ascendencia griega y alemana, se graduó en la George Nelson Tremper High School en 1990; obtuvo la licenciatura en Ciencias Políticas e inglés en 1994 en la Universidad de Wisconsin-Whitewater (donde fue presidente del centro de estudiantes), trabajó en la Legislatura de Wisconsin durante 1 año, y se fue a la Escuela de Derecho, egresando de la Universidad de Miami en 1998, ingresando al bufete de abogados de Michael y Mejor LLP Friedrich, en Milwaukee pero con presencia también en Chicago (Illinois).

En 2004, intentó ingresar a un cargo público, pero no logró un asiento en el Senado de Illinois.

Priebus fue elegido presidente del Partido Republicano en el estado en 2007, el más joven en esa posición. En 2009, se convirtió en consejero general de la Convención Nacional Republicana, cuando el titutlar era Michael Steele.

Él, propietario de 5 armas de fuego, declaró que el Partido Republicano tiene la misión de "salvar a nuestro país, y salvar a nuestro partido, y para recuperar la Casa Blanca", que si él fuera elegido presidente del Comité Nacional Republicano (CNR) sería "por la bendición de Dios", y que alguien que sea "pro-aborto, pro-estímulos, y pro-AIG... no podría ser un republicano". Sus héroes políticos son Ronald Reagan y Abraham Lincoln.

Priebus fue elegido presidente del Comité Nacional Republicano el 14/01/2011, en una 7ma. votación y luego del retiro de Ann Wagner, obteniendo 97 de los 168 votos del comité. Él designó como su mano derecha a Jeff Larson.

Priebus fue un leal aliado de la campaña presidencial de Trump y tiene lazos estrechos con el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan: es una señal muy clara de Trump al Legislativo liderado por los republicanos para conseguir la aprobación de su agenda.

El otro candidato para el puesto era Stephen Bannon, presidente de la campaña de Trump y exjefe del conservador Breitbart News. Trump nombró a Bannon como su jefe de estrategia y consejero senior.

"Me entusiasma que mi equipo tan exitoso continúe conmigo en el proyecto de liderar a nuestro país", dijo Trump en un comunicado.

"Steve y Reince son líderes altamente calificados que trabajaron bien juntos en nuestra campaña y nos llevaron a una victoria histórica. Ahora los tendré a los dos conmigo en la Casa Blanca".

Trump, quien asume su cargo el 20/01/2017, se supone que ahora acelerará las otras designaciones.

La posición de jefe de gabinete, clave en la gestión de la agenda del Presidente, normalmente es una de las designaciones iniciales más importantes.

La elección de Priebus podría enfurecer a algunos partidarios de Trump que esperaban que él cumpliera, tal como dijo durante la campaña, "vaciar la ciénaga" de personajes de Washington DC, donde Priebus es uno de los integrantes importantes.

Trump y sus asesores ya han cedido en algunas de sus principales promesas de campaña, incluyendo inmigración, salud y la designación de un fiscal especial para investigar a Hillary Clinton.

Priebus viajó frecuentemente con Trump en la campaña y fue visto como una fuerza positiva que ayudó a contener al impredecible Trump en las semanas finales.

En tanto, Bannon es un ardiente independiente que, como jefe de Breibart, atacó reiteradas veces a los sectores tradicionales del Partido Republicano incluyendo a Ryan, ofendiendo a muchos veteranos republicanos.

Bannon mostró su disposición a implicarse en brutales tácticas políticas cuando instigó la aparición antes de un debate presidencial de 3 mujeres que dijeron que habían sido acosadas sexualmente por el esposo de la rival demócrata, el expresidente Bill Clinton.

Inmigración

Trump tomó distancia de su promesa de construir un muro en la frontera con México, al decir que algunas áreas en cambio podrían ser "valladas".

Trump, quien había convertido su promesa de forzar a México a pagar por un muro fronterizo como la pieza central de su campaña para la Casa Blanca, dijo que "en ciertas áreas" aceptaría vallas en lugar de un muro, de acuerdo con fragmentos divulgados el domingo 13/11 de una entrevista que concedió al programa de CBS "60 Minutes".

"Pero en ciertas áreas es más apropiado un muro. Soy muy bueno en esto, se llama construcción, y podría haber algún vallado", agregó el magnate inmobiliario de Nueva York.

"Lo que estamos haciendo es, a los que son delincuentes y tienen registros delictivos, pandilleros, traficantes de drogas -mucha de esa gente, probablemente 2 millones, incluso podrían ser 3 millones- los vamos a sacar de nuestro país o encarcelar", dijo a "60 Minutes".

Durante la campaña, Trump dijo que deportaría a un total estimado de 11 millones de inmigrantes que están en el país ilegalmente, la mayoría de los cuales son hispanos.

Trump y sus asesores principales han indicado que podrían ser flexibles en algunas de sus promesas de campaña una vez que asuma el cargo.

El presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, el republicano Paul Ryan, ya se alejó durante la campaña de la promesa de Trump por una "fuerza de deportación" para juntar y deportar inmigrantes ilegales en el país.

"No planeamos establecer una fuerza de deportación. Donald Trump no planea eso", dijo Ryan al programa "State of the Union", de CNN. "Deberíamos tranquilizar a la gente. Eso no es nuestro enfoque. Nos enfocamos en asegurar la frontera".

Kevin McCarthy, el republicano Nº2 de la Cámara, dijo en "Fox News Sunday" que el muro con México en algunas partes podría ser una muralla "virtual" patrullada por drones.

"Hay que poner un muro, podría ser todo virtual con aviones VANT (vehículo aéreo no tripulado) también, creo que se puede hacer y es una de las primeras cosa que hay que hacer", dijo McCarthy.

El domingo, la jefa de campaña Kellyanne Conway indicó en el programa "Meet the Press" de NBC que Trump "estará rodeado por gente que quiere que las cosas se hagan. Porque es un tipo expeditivo. Es un empresario".

Ryan dijo coincidir con los comentarios que hizo Trump en una entrevista que publicó el viernes 11/11 The Wall Street Journal, de que mantendría elementos de la ley de salud del presidente Barack Obama conocida como Obamacare.

Anular y reemplazar esa ley del 2010 fue otra promesa central de la campaña de Trump.

Pero Ryan dijo al Journal que después de hablar con Obama el jueves 10/11 en la Casa Blanca, consideraría retener cláusulas que permiten a los padres mantener a hijos adultos de hasta 26 años en sus pólizas e impedir que las aseguradoras nieguen cobertura a personas con condiciones médicas preexistentes.

"Podemos arreglar lo que está roto en el cuidado de la salud sin romper lo que funciona", dijo Ryan. "El Obamacare está fallando. Debe ser reemplazado. Vamos a hacerlo".

Ryan también evitó preguntas sobre el plan de Trump de imponer aranceles sobre importaciones de países como México y China. Ryan dijo que los cambios en el código impositivo podrían cumplir las mismas metas "sin daños colaterales en la economía".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario