MARIANO RAJOY QUIERE SUPRIMIRLOS

¡Con los memes NO!

Uno de los problemas que enfrentan en desventaja los políticos tradicionales es el del impacto de las nuevas tecnologías, y la nueva cultura emergente. A menudo, los políticos convencionales se resisten al nuevo escenario, temen sus consecuencias y se niegan a la convivencia. Expresión de este comportamiento es lo que se debate en España. De las decenas de propuestas publicadas en el Boletín de las Cortes (Madrid, España), el 03/11, llamó la atención el proyecto de proposición (no es proyecto de ley) del oficialista Grupo Parlamentario Popular para "adaptar a la realidad social y al desarrollo tecnológico" la Ley de Protección Civil del Derecho al Honor, que consideran amenazado por las redes sociales. De acuerdo a la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), podrían apuntar a convertir los memes en delito, aunque no todos los juristas coinciden este alcance. Es obvio que si prospera la iniciativa, tendrá imitadores en diversas latitudes.

 

En España, una propuesta del Partido Popular (PP) intenta reformar la Ley Orgánica de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, lo que afectaría a los memes y a todo montaje que circula por internet. Al parecer, a algunos les molestan las ideas de otros y más, si están en su contra. Los usuarios salieron a criticarlos con lo que mejor saber hacer, opinar a través de los memes.

La palabra “meme” viene de la palabra griega “mimema” que significa “algo imitado”. Los “memes” se usan para explicar una idea, una situación, un concepto o un pensamiento que se puede manifestar a través de un comic, un video, imágenes, textos y que se difunde a través de internet, alcanzando una gran difusión. Transmiten ideas sociales e ideas culturales.

Si bien la mayoría de ellos son humorísticos o en tono de burla, también puede haber algunos que difunden mensajes más serios y reflexivos. Twitter suele ser la red social más elegida para hacer circular estas burlas que molestan a quienes se ven reflejados en ella. Ya se sabe que, en cambio, Facebook es una red muy censuradora y 'paqueta' que apunta más a futura banca digital y plataforma de comercio online que a medio de comunicación.

-------------

¿Qué es un Meme?

------------

Ya son algo instalado en las redes sociales y que divierte a las personas que las usan. Pero España ahora quiere censurarlos y en consecuencia censurar la libertad de expresión. El PP, un partido conservador y del cual Mariano Rajoy Brey es su presidente –también es reelegido Presidente de España− lanzó el 03/11 una propuesta para reformar la Ley Orgánica de protección del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen sancionada en 1982. Esto afectaría a los memes y a todo tipo de montaje que se transmita por las redes sociales.

Si la reforma de esta ley se llega a aprobar, los memes pueden ser considerados delitos porque no tienen el consentimiento y permiso de las personas que aparecen en ellos para ser publicados.

El PP quiere que esta ley se adapte a las nuevas tecnologías pero, ¿es posible que se regule el inmenso mundo de la red en donde muchos se expresan?

¿Cuál fue el resultado de esta iniciativa? Más memes en contra de Rajoy con el hashtag #SinMemesNoHayDemocracia. Sin querer, provocaron que estas sátiras fueran usadas en su contra.

 

 

Ya en junio de 2015, Virginia Pérez Alonso, presidenta de la PDLI (Plataforma en Defensa de la Libertad de Información), dijo: “Todas las iniciativas legislativas aprobadas en los últimos meses tienen un común denominador, favorecer la criminalización de la Red: desde la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, a la doble reforma del Código Penal, pasando por la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal“.

En el 1er. “#AmnesTuits” organizado por Amnistía Internacional, un nuevo formato de coloquio para debatir sobre Derechos Humanos y que se estrenaba analizando el impacto en la libertad de Internet de las normas conocidas como “Leyes Mordaza", ella aludió, por ejemplo, a lo inadmisible de que una "filtración" pueda ser calificadas como delito de terrorismo. Esa es la tendencia prevaleciente en la España de Rajoy.

Tal como publica diario El Mundo, de Madrid, la PDLI sale al cruce y se opone al intento de modificar la ley. La plataforma nace ante las amenazas a los derechos de libertad de información y de expresión en este país.

Es decir, no fueron solo los usuarios de las redes quienes se expresaron sino también esta plataforma de gran reconocimiento en España y que es integrada por importantes organizaciones y personas del ámbito jurídico, del periodismo y de los movimientos sociales, como lo describe en su página web.

En www.libertadinformacion.cc se plantea su postura y la presidenta Virginia Pérez Alonso manifestó: “Nos preocupa esta reforma porque Internet no requiere leyes especiales: deben existir en la Red los mismos derechos y obligaciones que fuera de ella, y la normativa actual sobre derecho al honor ya da cobertura a estos supuestos. La experiencia nos indica que, cuando se regula Internet de manera específica, el resultado es un recorte de libertades y derechos que luego es muy difícil de revertir”.

El avance de internet presenta muchas ventajas y beneficios para quien lo usan pero también puede ser una herramienta peligrosa para algunos como Rajoy y el PP.

-------------

La propuesta

-------------

 

Por eso www.libertadinformacion.cc cita también la palabra de Joan Barata, un abogado especialista en libertad de expresión: “La Ley 1/1982, aunque claramente anterior a Internet, contiene ya una serie de principios generales que son aplicables tanto al mundo online como offline. Esta generalidad no es algo negativo, como ahora parece quererse argumentar por la proposición, sino que permite precisamente al intérprete disponer de un marco general legislativo, susceptible de ser aplicado a diversos medios y sistemas de distribución”.

Además, tal como explica este sitio, la legislación que se intenta modificar es una Ley Orgánica lo que implica que para modificarse tiene que ser aprobada por la mayoría absoluta del Congreso sobre el conjunto del proyecto.

¿Esto realmente llegará a algo? ¿Es posible que en España lidere la iniciativa de coartar la libertad de expresión de miles de personas que hacen circular sus opiniones por la red?

Internet y en especial las redes sociales cambiaron la forma de comunicarse. La gente puede opinar, difundir y compartir lo que uno quiere con otras personas. Ya no son los medios los únicos que pueden publicar ideas sino que la gente participa en el intercambio y se genera un ida y vuelta entre las millones de personas que usan la red.

Otras cuestiones que sostienen desde la PDLI. Por un lado, manifiestan que muchos se respaldan en el derecho al honor para evitar que se difundan informaciones verdaderas y de interés general, y también opiniones. Por otro lado, a partir de este debate que se generó, se habla sobre la Ley Mordaza sancionada en 2015 y que castiga el derecho de protesta y la divulgación de información.

Las redes sociales e internet permiten la pluralidad de opiniones, algo que se está intentando romper con la modificación de esta ley. Por lo pronto es una propuesta y si se llega a modificar, el proceso tardaría aproximadamente 1 año.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario