IMÁGENES IMPACTANTES

Una ciudad santiagueña destrozada por el granizo: "Nunca vi algo igual"

“Tengo 59 años y jamás en mi vida vi algo como esto. Esta tormenta realmente tiró todo (...) la ciudad ha quedado destruida”, declaró el intendente de la ciudad santiagueña de Malbrán, César Alberto Lobos. Y dijo que las piedras que cayeron "tenían el tamaño de un huevo de gallina". Las imágenes son impactantes.

La localidad santiagueña de Malbrán quedó destrozada luego del paso de una fuerte tormenta con granizo que sorprendió anoche a los vecinos.

El intendente César Alberto Lobos dijo en declaraciones a Cadena 3 que el lugar "está totalmente diezmado por la cantidad de piedra que cayó, algunas tenían el tamaño de un huevo de gallina".



"La mayoría sufrió voladura de chapas y otras perforaciones por la cantidad de piedras por lo que perdieron todas sus pertenencias", indicó Lobos y precisó: "Hasta ahora son 30 las familias con roturas en los techos".

Precisó que hay autoevacuados y aseguró: "Nunca vi esto en mis 59 años de vida". "Las plantas quedaron sin una hoja", graficó.



Lobos contó que la piedra rompió muchos postes de luz por lo que hay sectores sin servicio ni Internet: "Medio pueblo está incomunicado".

“Tengo 59 años y jamás en mi vida algo como esto. Esta tormenta realmente tiró todo. Tiró muchos árboles, los que quedaron de pie no tienen una hoja. Hay postes caídos por todos lados, cables en el agua, casas sin techo, tapias derrumbadas, autos totalmente destruidos, las calles tapadas por un gruesa capa de granizo. La ciudad ha quedado destruida”, aseguró en diálogo con Diario Panorama.



Hasta el momento, por fortuna, no se registraron heridos, pero los daños son considerables. “Hay mucha gente que ha perdido casi todo y no se quieren ir de sus casas, están autoevacuadas, cuidando lo poco que les ha quedado”, aseguró Beto Lobos.

Una de las situaciones más dramáticas se vivió en una escuela de Malbrán, en el momento en el que alrededor de 500 personas disfrutaban de un acto. La magnitud de la tormenta obligó a todos a permanecer encerrados en el salón escolar y el miedo comenzó a invadir a todos. “Los niños lloraban, algunos adultos se atemorizaron hasta el desmayo. Fue una situación desesperante”, contó el comisionado municipal a Diario Panorama.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario