LA SALUD DESPUÉS DE LOS 70

El nuevo Presidente de USA será septuagenario: Claves para no enfermarse

Donald John Trump, más conocido simplemente como Donald Trump nació el 14/6/1946 en Nueva York y ya alcanzó los 70 años. Hillary Diane Rodham Clinton, en cambio, nació el 26/10/1947 y corre con 1 año de ventaja porque acaba de cumplir 69. Finalmente ganó Trump. Pero, en el otro caso no hubiera sido diferente: ¿cómo será la salud del nuevo Presidente de USA? ¿Qué tienen que saber los ciudadanos de este país para estar prevenidos?

John Beard, jefe del Departamento de Envejecimiento y Ciclo de Vida de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo en 2015, en base a un estudio sobre envejecimiento: "Contrariamente a lo que se supone, hay muy poca evidencia de que los años adicionales se viven en un estado de salud mejor que el que presentaban generaciones anteriores a la misma edad".

Si bien hay enfermedades que no se relacionan directamente con las personas más grandes, sí empiezan a pasar factura a esa edad, después de haber llevado una vida con algunos desordenes en lo que se refiere a salud.

"Las personas de medios más desfavorecidos, aquellas en los países pobres, aquellos que cuentan con pocas oportunidades y recursos a una edad avanzada, son los que probablemente tendrán la peor salud y se encontrarán en una situación de precariedad", dijo John Beard.

2 soluciones que están al alcance de todas las personas mayores son: hacer actividad física y tener una buena nutrición llevando una dieta equilibrada. Hillary y Trump ¿harán caso a esto?

Según publicó la OMS por el Día Internacional de las Personas Mayores 2016 que se celebra el 1/10, para 2050 habrá 2.000 millones de personas que tendrán 60 años o más. Además, para ese año el 80% de las personas mayores vivirá en países de ingresos medios y bajos. Y agrega que hay un aumento estimado de 7,5 años de la esperanza de vida cuando se piensa de forma positiva sobre el envejecimiento.

El “Informe Mundial sobre el Envejecimiento y la Salud” de la OMS señala: “Aunque a la larga la mayoría de las personas mayores experimentarán múltiples problemas de salud, la edad avanzada no implica dependencia”.

--------------

Hillary Clinton revela su estado de salud

--------------

“Las personas mayores hacen aportes a la sociedad de muchas maneras, ya sea en el seno de sus familias, en la comunidad local o en la sociedad en general”, agrega. Y vemos cómo los hacen los 2 candidatos.

El informe sostiene que no hay evidencia que las personas mayores hoy vivan mejor que como vivían sus padres. También agrega que los problemas de salud que más sufren las personas mayores son el resultado de enfermedades crónicas.

Tal como publicó el diario Clarín, científicos de USA determinaron que las posibilidades que una persona llegue a los 90 años dependen de cómo se cuidan a partir de los 70. Y agrega que Dr. Laurel Yates considera que un hombre de 70 años tiene un 54% de posibilidad de llegar a los 90 pero con la condición de no fumar y además, de no padecer diabetes. Algo más a tener en cuenta: se tiene que contar con un peso y presión arterial sano y hacer actividad física.

Respecto a los candidatos norteamericanos, transcendieron los problemas de salud que tuvo Clinton y su lucha contra la neumonía. Todo tomo más notoriedad cuando en la conmemoración por el 11/9 empezó a sentirse mal y se fue temprano.

“La secretaria Clinton ha estado experimentando una tos relacionada con alergias. El viernes, mediante una evaluación de seguimiento a su tos prolongada, fue diagnosticada con neumonía. Se le recetaron antibióticos y se le recomendó descanso y ajustar su agenda. Durante el evento de esta mañana, sufrió de bochorno y deshidratación. La he examinado y ya está rehidratada y recuperándose bien”, dijo entonces su médica, Lisa Bardack.

La misma Bardack en 2015 había publicado que Hillary es una persona saludable y sólo tuvo los siguientes problemas en su salud: trombosis venosa profunda en 1988 (una formación de un coágulo sanguíneo o trombo en una vena profunda) y en 2009, una fractura de codo en 2009 y una concusión en 2012 (una pérdida de conciencia acompañado de un período corto de amnesia).

En respuesta a los problemas que había sufrido Hillary, Trump decidió presentar al diario The Washington Post un detalle del estado de su salud. Harold N. Bornstein es su médico y quien asegura que Donald está en perfectas condiciones. Entre la información que se publica, se señala que toma rouvastatina, una droga para bajar el colesterol y en cuanto a su salud cardiaca, está en condiciones normales y no existen enfermedades de este tipo en su familia.

Los problemas más comunes

-los huesos y las articulaciones: a medida que la edad avanza se empieza a perder masa o densidad ósea y los huesos ya no tienen tanto calcio ni minerales. Además, las articulaciones son menos flexibles pero sí más rígidas. Una opción es la actividad física con la que se puede mantener la fortaleza muscular. La enfermedad más común respecto a los huesos es la osteoporosis que se trata de una baja de la densidad del tejido óseo y esto lleva a una fragilidad de los huesos.

Para determinar si una persona padece o no esta enfermedad, la densitometría ósea determinará la densidad mineral ósea. Algo más para salvarse de las fracturas: consumir lácteos.

-la piel: algo a lo que seguramente Hillary le dedicará tiempo aunque, por qué no, también Trump. La piel es algo que afecta a la estética de los adultos mayores donde lo más visible son las arrugas y la piel flácida.

-el corazón: este órgano muscular merece especial atención en los mayores. Para cuidarlo, los que tienen más de 70 tienen que hacer actividad física. Según publica www.aarp.org, se demostró que los que pasan a diario haciendo actividades físicas como caminar y bailar por 30 minutos, reducen entre un 20% y 40% la posibilidad de morir por una enfermedad cardíaca, en comparación con lo que no lo hacen. Además que las enfermedades cardíacas aumentan en las personas entre 75 a 84 años, siendo la principal causa de muerte.

-el cerebro: El Confidencial, de España, publica los resultados de un estudio del Centro de Salud Pública de Francia y la Universidad de Londres en el cual se observó durante 10 años a más de 7.000 personas entre 45 y 70 años. Se determinó que el deterioro del cerebro empieza a los 45 años y no a los 60 como se pensaba. Y ¿qué es lo que más se daña y perjudica? la memoria, la escritura, el razonamiento y la comprensión.

Otro dato más. Los que peor parte se llevaron fueron los que tenían entre 65 y 70 años porque, demostró el estudio, que se deterioraron hasta un 9,6% estas capacidades mientras que los menores de 50 decayeron un 3,6%.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario