POLÉMICA

Lejos de calmar la polémica, Pichetto afirma: "El Hospital Rivadavia en noviembre lo ocupan los paraguayos"

Miguel Ángel Pichetto redobló su apuesta tras sus polémicas declaraciones sobre la inmigración y consideró que es necesario recrudecer las penas en esta materia. El jefe del bloque del Frente para la Victoria en el Senado para la Nación consideró que es menester una nueva regulación dadas las actividades criminales de mafias internacionales y dijo: "Si yo, que soy un senador, jefe de la bancada más importante de la Cámara alta, no puedo plantear este debate, entonces esto es un flagelo", manifestó.

Después de sus polémicas declaraciones sobre la inmigración y la delincuencia el senador del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto dobló la apuesta y ratificó su postura. Este jueves 3/11 aseguró que es necesario endurecer las políticas migratorias de los vecinos países de Paraguay, Bolivia y Paraguay y consideró que estos le deben retribuir al Estado nacional por la "educación, la salud y las oportunidades" que reciben en territorio argentino.

"Todo el mes de noviembre el Hospital Rivadavia está ocupado por ciudadanos paraguayos, que tienen turnos ya establecidos por anterioridad. No cuestiono esto, lo que digo es que tiene que haber mecanismos para que esos países compensen al Estado", dijo.

Entrevistado en el programa Código Político (Todo Noticias), el jefe de bloque del Frente Para la Victoria en el Senado cargó contra el INADI, que actuó en la Justicia después de que el legislador dijera que la política migratoria "es muy tonta".

"Yo me refería a sectores delictivos que están claramente identificados en el marco de las villas. Definí la existencia de carteles peruanos. Hay ciudadanos peruanos que trabajan que son buenos. Esto de ninguna manera es xenofobia", empezó.

"Si yo, que soy un senador, jefe de la bancada más importante de la Cámara alta, no puedo plantear este debate, entonces esto es un flagelo", manifestó el legislador.

Pichetto aclaró que sus críticas a la política migratoria no empezaron con el gobierno de Mauricio Macri: "Siempre he tenido una visión crítica, incluso siendo oficialista. Me parece que la Argentina, que tiene situaciones de pobreza, debería analizar profundamente la cuestión a delincuentes de países limítrofes que ingresan a cometer delitos". El dirigente rionegrino presentará en el Senado un proyecto de ley para regular la inmigración.

"Tiene que contemplar que los ciudadanos extranjeros que son tomados in fragantti o en delitos de arrebato, que no merecen cárcel, sean expulsados inmediatamente", explicó. "Y los que tengan pena, una vez cumplida la pena en la Argentina, tienen que ser expulsados. Hoy es casi imposible la expulsión de un ciudadano extranjero que cometió delitos en la Argentina", continuó. "Nadie dice que se rechace a alguien que quiere venir a trabajar a la Argentina. Lo que yo estoy dando es otro debate. Por eso no me siento sujeto a investigar por parte del INADI", concluyó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario