AUTOPISTA ILLIA

ECO se opone "a que la Ciudad gaste casi $2.000 millones en una obra innecesaria"

El legislador porteño, Juan Francisco Nosiglia (ECO), realizó un pedido de informes sobre la licitación de las obras para la construcción de la nueva traza de la Autopista Illia y dijo que "desde el bloque de ECO, nos oponemos a que la Ciudad gaste casi $2000 millones en una obra innecesaria”.

El legislador porteño, Juan Francisco Nosiglia (ECO), solicitó a través de un proyecto de resolución que insta al Poder Ejecutivo para que informe, a través de Autopistas Urbanas AUSA, sobre diferentes puntos relacionados con la Licitación de las Obras para la construcción de la traza de vinculación entre la Av. 9 de Julio y la Autopista Illia.

“La empresa AUSA hizo público el llamado a licitación para realizar las obras, y el proyecto aún no recibió aprobación definitiva, quedando pendiente la audiencia pública y su aprobación en segunda lectura en la Legislatura de la Ciudad”, señaló el legislador.

“Queremos saber porqué AUSA llama a licitar un proyecto que aún no tiene sanción definitiva. Ya que si bien es cierto que las audiencias públicas no tienen carácter vinculante sería un error no escuchar la opinión de los vecinos y las organizaciones sociales sobre el tema y adelantarse sin tener en cuenta que medidas que se tomarán, en caso de que la legislatura no dé segunda sanción al proyecto”, dijo Nosiglia.

"Desde el bloque de ECO-suma+ nos opusimos y oponemos a que la Ciudad gaste casi $2000 millones en una obra innecesaria. El dinero debería ir todo a la urbanización de la 31, a vivienda, servicios públicos y equipamiento urbano", finalizó.

Con 35 votos a favor, el proyecto de Larreta que busca construir una nueva Autopista Illia –más cerca de la avenida Del Libertador– y hacer, sobre el recorrido actual, un parque elevado. La iniciativa es uno de los ejes fundamentales del plan que anunció la Ciudad para integrar las Villas 31 y 31 Bis de Retiro al tejido urbano formal.

Sin embargo, el proyecto de ley hace hincapié sólo en la rezonificación del predio por el que pasará la nueva Illia; no hace referencia al parque elevado ni a ninguno de los ejes del plan de “integración social” que tiene en mente la Ciudad.

“Consideramos que semejante inversión no debe ser puesta en esta obra, sino que tendría que destinarse a la relocalización de las familias que están debajo de la autopista y las que viven junto a la traza”, opinó Hernán Rossi, jefe del bloque Suma +.

Según el Código de Planeamiento Urbano debería haber 12 metros de espacio libre entre la traza de una autopista y la vivienda más cercana. “Nos queda la sensación de que detrás de la obra hay un gran negocio. Creemos que es más importante conocer cómo se va a financiar la tan anunciada urbanización de la villa”, dijo Rossi.

Según la Ciudad, el proyecto integral costará $6.000 millones y será financiado con créditos que actualmente se tramitan ante el Banco Mundial y otro ante el BID para la construcción del Ministerio de Educación.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario