MUNDIAL DE FUTSAL

Tras los fracasos en JJ.OO, Mundial y Copa América, Argentina intenta con Futsal

La Selección Argentina de Futsal se clasificó el miércoles 28/09 a la final del Mundial de Colombia, tras vencer por 5 a 2 a Portugal. El equipo albiceleste irá el sábado por el título de campeón ante Rusia, que venció a Irán por 4 a 3. Los goles del equipo argentino en el partido, jugado en el estadio Coliseo El Pueblo de la ciudad de Cali, fueron anotados por Borruto, Stazzone, Alamiro Vaporaki, Brandi y Cuzzolino. Para el perdedor convirtieron Ré y Tiago Brito. La final se jugará el sábado en Cali ante Rusia, que hoy dejó en el camino a Irán, al derrotarlo por 4 a 3.

El elenco nacional sorprendió a Portugal en la primera parte, en la que fue simple, rápido y muy efectivo en el marco de Bébé y lograron una cómoda ventaja de 4-1.

Los goles llegaron por intermedio de Cristian Borruto a los 4 minutos, mientras que los lusos lograron el empate parcial cuatro minutos después gracias a Re, en una furiosa reacción.

Sin embargo, cuando Portugal parecía seguir de largo y confirmar su favoritismo Damián Stazzone (10), Alamiro Vaporaki (11), en un sensacional tanto marcado con el pecho, y Alan Brandi (12) demolieron la defensa europea.

El equipo dirigido por Diego Giustozzi quedó entre los cuatro mejores del certamen de forma invicta luego de clasificar en el primer lugar del grupo E por los triunfos sobre Kazajistán (1-0) e Islas Salomón (7-3) y el empate ante Costa Rica (2-2).

En la etapa final, la “albiceleste” superó a Ucrania (1-0 en la prórroga) en octavos de final y el pasado domingo goleó a Egipto.

Argentina, subcampeón sudamericano, ya superó su mejor actuación ya que en el Mundial de China Taipei de 2004 terminó en el cuarto puesto, tras caer en semifinales con Italia y perder el partido por el bronce ante Brasil.

Portugal había llegado con un empate ante el local Colombia (1-1) y luego ganó todos los partidos: Panamá (9-0), Uzbekistán (5-1), Costa Rica (4-0) y Azerbaiyán (3-2).

Luego de un primer tiempo memorable, en el que ganó con un contundente 4-1, la Selección supo manejar los tiempos en la segunda parte y se clasificó sin sufrir ante un poderoso rival.

Sin el máximo campeón, Brasil, con cinco títulos, ni España, otra potencia que tiene dos estrellas, Argentina buscará el sábado su primera estrella mundialista.

En los segundos 20 minutos el equipo del talentoso Ricardinho insistió con tiros lejanos y mucha individualidad, pero careció de coherencia en su juego y contundencia frente a la red contraria.

Argentina esperó tranquila el paso del tiempo, afianzada en un buen dispositivo defensivo y en el gran nivel del arquero Nicolás Sarmiento, una de las grandes figuras del torneo.

Sarmiento sólo había recibido cinco goles en los juegos previos hasta cuartos de final, lo que constituyó una campaña notable para un arquero en este deporte, donde tradicionalmente se marcan muchos tantos.

El desespero luso y la paciencia argentina permitieron la llegada del quinto tanto del equipo dirigido por Diego Giustozzi, por intermedio de Leandro Cuzzolino a los 35 minutos.

Un minuto después Tiago Brito marcó el segundo gol para el conjunto portugués, que de poco sirvió por el eficaz control del juego que ejercieron los jugadores albicelestes.

La caída de Portugal se sumó a otras grandes sorpresas en el certamen como la salida tempranera del archifavorito Brasil y a la del bicampeón mundial España.

El campeonato concluirá este sábado con los juegos entre Portugal frente a Irán por el tercer puesto y el de Rusia frente a la Selección argentina por el título.

Dejá tu comentario