EUROPA INVADIDA POR LA YIHAD

ISIS pide, vía Telegram, otros 'lobos solitarios' para atentar en Alemania

Un refugiado sirio de 27 años hizo estallar los explosivos que llevaba,hiriendo a 12 personas, 3 de ellas graves, junto a un céntrico restaurante en la ciudad alemana de Ansbach, en el estado de Baviera. El ministro de Interior de la región, Joachim Herrmann, dijo que en el móvil del atacante se ha encontrado un video en el que juraba lealtad al líder del Estado Islámico, Abubaker al Bagdadi, y más tarde, el ISIS reconoció que se trataba de uno de sus combatientes.

El responsable de la explosión registrada en Ansbach (sur de Alemania) había grabado en su teléfono móvil un video en el que amenazaba con un atentado en nombre del Islam, ha informado este lunes el ministro de Interior del estado federado de Baviera, Joachim Hermann.

"En el móvil del hombre se encontró un vídeo con una amenaza en árabe en la que, según una traducción provisional, anuncia un atentado contra Alemania en nombre del Islam", dijo Hermann en conferencia de prensa. Además, se declara seguidor de Abu Bakr al-Baghdadi, el líder de la organización terrorista Estado Islámico (EI). Este lunes esta organización terrorista ha reivindicado el atentado.

Según Hermann, el hombre decía que se trataba de una venganza contra Alemania por interponerse en el camino del Islam y por la muerte de musulmanes. El hombre, un sirio de 27 años a quien se le había negado una solicitud de asilo y debía ser deportado a Bulgaria, hizo explosionar una bomba casera que hirió a 15 personas. Además, había intentado suicidarse dos veces y había estado en tratamiento psiquiátrico.

Horas antes de este hallazgo, los ministros del Interior y de Justicia del Gobierno de Baviera habían vinculado ya el ataque perpetrado junto a un festival de música en Ansbach con el terrorismo islamista. El propio responsable bávaro del Interior, Joachim Herrmann, aseguraba que existía un "probable" trasfondo islamista. El ministro regional de Justicia, Winfried Bausback, en un mensaje en Facebook, advertía de que "el terrorismo islamista ha llegado a Alemania" y ha instado a tomar medidas.

Por su parte, el ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, aseguraba poco antes que no podía descartarse que la explosión fuera  un atentado vinculado al Estado Islámico, pero tampoco que esté motivada por la inestabilidad psicológica del solicitante de asilo sirio que la provocó y murió. Lo mismo secundaba horas antes una portavoz de la Policía de Baviera, que apuntaba que todavía no están claras la motivaciones. Las fuerzas de seguridad síhan confirmado que el atacante intentó entrar con su mochila en un festival de música con más de 2.000 personas. Las autoridades no tienen constancia por ahora de que el responsable de la explosión, a quien se le había negado su solicitud de asilo en Alemania y que iba a ser expulsado a Bulgaria, contase con algún cómplice.

59 refugiados, investigados

Por su parte, el Ministerio de Interior alemán ha informado al mediodía del martes de que en estos momentos se investiga a 59 refugiados o solicitantes de asilo por presuntas inclinaciones yihadistas, en muchos casos por indicios apuntados por compañeros de los propios albergues. En rueda de prensa, el portavoz del Ministerio, Tobias Plate, dejó claro que ninguno de los autores de los últimos ataques violentos registrados en Alemania se encontraba entre las personas investigadas.

Tras señalar que las pistas suelen llegar a las fuerzas de seguridad desde el entorno más cercano a los refugiados, señaló que se han recibido informaciones de alrededor de 400 casos presuntamente sospechosos. Sobre las 59 investigaciones en marcha, consideró difícil saber en qué momento esas personas se radicalizaron, si antes o después de entrar en el país. Las autoridades alemanas, continuó, vigilan a más de 500 personas consideradas potencialmente peligrosas en los círculos islamistas y a otras 360 que denominó "personas relevantes".

Confianza empresarial

La confianza empresarial en Alemania cayó en julio según un sondeo difundido el lunes que sugiere que los ejecutivos de la mayor economía de Europa se muestran menos optimistas desde que Reino Unido votó a favor de abandonar la Unión Europea.

El instituto económico Ifo, con sede en Munich, dijo que su índice de clima de negocios, basado en un sondeo mensual a unas 7.000 empresas, cayó a 108,3 en julio desde 108,7 en junio.

El dato fue superior al previsto por los analistas consultados por Reuters, que pronosticaron un descenso hasta niveles de 107,5.

"Esto se debió a las expectativas de negocio mucho menos optimistas por parte de las empresas. Las evaluaciones sobre la situación empresarial actual, por el contrario, mejoraron ligeramente. La economía alemana se muestra resistente", dijo el responsable del instituto, Clemens Fuest.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario