HOSPITALES PORTEÑOS

"Hay un aumento de conflictividad de pacientes vinculados al delito"

El presidente de la Comisión de Salud de la Legislatura porteña, Juan Pablo Arenaza (PRO) afirmó que desde el oficialismo "están muy preocupados por la situación de los hospitales porteños" que volverán a contar con presencia policial luego del paro en los 33 nosocomios porteños de ayer jueves 21/07, a raíz de una agresión al personal médico del Hospital Fernández. Arenaza afirmó que no se actuó antes "porque se observa un aumento de la conflictividad de pacientes que están vinculados al delito".

La protección policial en los hospitales fue uno de los requerimientos de la Asociación de Médicos Municipales, que el martes 19/07 hicieron una huelga para protestar por los  hechos de violencia de los que son víctimas. En una reunión entre representantes de esa asociación, el secretario de Seguridad porteño, miembros de la Jefatura de Gabinete y de la Policía, se acordaron cuatro puntos: armar un grupo de trabajo para diseñar un plan de seguridad definitivo para los hospitales; aumentar la presencia policial, y trabajar con el Ministerio de Salud en un plan de mejoras edilicias para las guardias, los consultorios externos y los centros de salud.

Juan Pablo Arenaza (PRO) confirmó esta versión. "Se está trabajando en un plan estructural de seguridad en la salud pública, que se sumarán a los botones antipánico, las cámaras de seguridad. También seguirá la seguridad privada, que nuestro gobierno requirió en 2011 cuando el Gobierno nacional decidió retirar a la Policía Federal y nos tuvimos que hacer cargo. Algo similar a lo que ocurrió con el subte. Pero la seguridad privada no puede intervenir", afirmó el legislador.

En abril de 2011, en el marco de una pelea con la gestión macrista de la Ciudad, el Gobierno nacional decidió retirar los 1.200 efectivos de la Federal que cumplían adicionales en 114 edificios públicos porteños, entre ellos los hospitales. La seguridad quedó a cargo de empresas privadas, que cuidan los bienes materiales pero no pueden intervenir en casos de ataques a médicos y pacientes.

"Ante esta situación, observamos un aumento de la conflictividad de pacientes que concurren a los hospitales o centros de salud, generalmente cercanos a las villas, que están vinculados al delito", agregó Arenaza, quien presiden la comisión de Seguridad en el parlamento porteño.

En dicha comisión, la oposición porteña busca tratar proyectos para garantizar seguridad a los hospitales porteños en forma permanente. Uno es del socialista Roy Cortina, presentado recientemente, bajo el nombre "Hospitales Seguros", prevé la creación de una unidad de gestión de conflictos en cada establecimiento y la conformación de una división especial de seguridad hospitalaria sólo integrada por agente de la Policía Metropolitana. Algo similar propone el diputado radical Hernán Rossi (Suma+). "Si bien el Poder Ejecutivo no necesita, en este caso, de la Legislatura para avanzar en este tema, desde la Comisión de Seguridad estamos dispuestos a trabajar los proyectos de la oposición", expresó Arenaza finalmente.

Cabe destacar que, en mayo de 2014 se firmaron protocolos de seguridad para hospitales porteños que, aseguran, no son efectivos. Los mismos serían coordinados en forma conjunta por la AMM, el Ministerio de Justicia y Seguridad, y el Ministerio de Salud del GCBA. Los responsables de ambas carteras en ese entonces, Guillermo Montenegro y Graciela Reybaud, respectivamente, destacaban que los protocolos se adaptarían a las necesidades específicas de cada uno de los nosocomios. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario