DIMES Y DIRETES

Versión de Asís: Macri no piensa en la reelección, sino en la sucesión

De acuerdo a lo que publica el escritor en su portal, que en el Presidente " hoy no existe la menor predisposición" a buscar un segundo mandato, aún cuando se den las condiciones políticas. Los supuestos motivos y el virtual delfín.

Mauricio Macri ya tiene la cabeza puesta en las elecciones del próximo año. Ganar es un paso ineludible para ratificar su gestión y su proyecto político.  Una derrota, si no puede manejarla, podría convertirse en una irrefrenable cuesta abajo, hacia la pérdida del poder.

Pero a pesar de que aún resta esa instancia fundamental, las elecciones legislativas del año que viene, el Presidente también estaría pensando en 2019.

No es un proyecto de reelección. Sino en uno de sucesión.

Eso es lo que expone el periodista y escritor Jorge Asís, a través de su alter-ego Oberdán Rocamora, en su última columna, titulada "Por 4 y no 8", en alusión a la duración de un Presidente en el cargo sin y con reelección.

Rocamora escribe que a partir de agosto el Gobierno intentará imponer la agenda política, por sobre la judicial (de moda hoy por los resonantes casos de corrupción del kirchnerismo) y la económica.

De eso se encargará lo que autor llama "la Mesa de Estrategia", que encabeza el Presidente, e integran -entre otros- su jefe de Gabinete, Marcos Peña, su amigo empresario Nicolás Caputo, el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Rocamora no descarta que se incorporé la vice Gabriela Michetti, ante la difusión de estos nombres.

No está claro si esta presunta idea de Macri ya quedó de manifiesto en esta Mesa. Pero Rocamora anticipa que este "rumor" ya va a estar "popularmente propagado" para agosto, fecha clave en el esquema político del macrismo.

¿Por qué Macri no buscaría una reelección, aunque se diesen las condiciones? "Por distintos motivos personales, que por elegancia no corresponde apuntar aquí, en Macri hoy no existe la menor predisposición hacia la reelección", señala el autor agregando suspenso.

Sin embargo, Rocamora evoca al "corazón delator" de la obra de Edgar Alan Poe, que en el caso de Macri,  "no está apto para 8  años de tensiones". "Con 4, según nuestras fuentes, es casi un exceso", agrega. Cabe recordar que el Presidente tuvo que internarse de urgencia el mes pasado producto de una arritmia, producto de una fibrilación auricular.

Según explican los especialistas, en el contexto de un corazón sano, como el del Presidente, no es una arritmia grave. Pero puede condicionar la calidad de vida del paciente en caso de repetirse.

¿Habrá influido de alguna manera en el pensamiento de Macri el devenir de Néstor Kirchner, quien falleció -no en la Presidencia, pero sí en el poder- de una dolencia cardíaca? "En esto no se me va la vida", se lo oyó decir alguna vez.

Cualquiera sea el motivo, la versión de Rocamora incluye que Macri ya eligió a Marcos Peña, una suerte de mano derecha desde el gobierno porteño, como su virtual delfín.

Este proyecto de sucesión, como todo aquel que se aprecie, abriría una disputa dentro del PRO. "Marquitos va a profundizar sus diferencias de piel con Gabriela Michetti. Ya que la relación actual, entre Peña y Michetti, es pésima", sostiene Asís/Rocamora.

"Otro obstáculo para Peña, en la carrera de la sucesión, es Horacio Rodríguez Larreta, que junta efectividades espirituales desde el maxiquiosco del olvidado Artificio Autónomo. Tal vez tendrá que dejar el maxiquiosco para ocuparse de nuevo del gabinete de Mauricio", agrega.

"Pero sobre todo el gran obstáculo para la sucesión de Marquitos es la figura que supera, por carisma, la efectividad de su propio gobierno. Es Vidal. Desde la inocencia de PRO, La Chica de Flores realiza un curso acelerado de peronismo", señala.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario