GRACIELA CAMAÑO VS. CARLOS KUNKEL

El cachetazo a una forma de ejercer el poder

La forma de ejercicio del poder de los Kirchner siempre estuvo y sigue impregnada un cúmulo de formas alejadas de los cánones normales de la democracia y de una convivencia armónica. La crispación, hasta como palabra, fue y es recurrentemente usada en los años de sus gobiernos. El cachetazo imprudente de Graciela Camaño es una muestra más de que la violencia no conoce de fondos ni de modos y trae consecuencias imprevisibles.

(N. de la R.: En playmygame.com, hay un juego de boxeo en el que se da la posibilidad de reemplazar con una foto la cara del rival con el que se va a establecer una pelea. Algunos usuarios armaron una simulación de combate con la imagen de Carlos Kunkel. Más de 4.000 usuarios ya se sumaron al juego para reeditar el certero cachetazo de Graciela Camaño al kirchnerista Kunkel. Sin embargo, la acción, en la vida real, puso en peligro la continuidad de la diputada como presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja. El jefe de la bancada oficialista, Agustín Rossi, pidió su renuncia: “No entiendo cómo alguien va a seguir presidiendo la comisión que vela por el normal comportamiento de los diputados, cuando es el símbolo del mal comportamiento”. Camaño aseguró que “bajo ningún punto de vista voy a renunciar por pedido del Frente para la Victoria”, y dijo que sólo lo hará “si todos los bloques de la oposición me piden que entregue la comisión”.)

 
 
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Especial para Urgente24). El 30/6/2009 Urgente24 publicaba una nota de opinión de quien escribe que se iniciaba con una frase del profesor de física y científico alemán, George Christoph Lichtenberg, que dice “Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto”.
 
En una parte de su desarrollo se decía:
 
“Cristina y Néstor Kirchner son arrogantes, soberbios, carecen de sentido común, desprecian al prójimo con el que no dialogan si es que no piensa como ellos o si no son sumisos o lacayos de ambos.

La pareja santacruceña carece de los elementos esenciales para vivir en democracia, no son demócratas. Sus limitaciones personales se lo impiden. Cultivaron poder en el sur del país sometiendo a sus gobernados a la condición de súbditos de una provincia donde la mayoría de su población debe trabajar para el Estado. Ese estado fue manejado a gusto de los Kirchner, durante años, violando todas las normas democráticas y manejando la justicia y el parlamento  según sus caprichos.

En manos de esta pareja -despareja en muchas cosas menos en sus ambiciones  de dinero y poder en la que reside su mejor vínculo- de golpe, por arte de las desgracias propias, quedaron todos los argentinos.

Una cantidad valiosa de años de prosperidad por los vientos a favor que soplan sobre nuestros productos exportables fueron aprovechados por Néstor y Cristina para acumular poder de la forma en que ellos saben hacerlo. La famosa Kaja, es la misma sobre la cual forjaron sus años de “dueños” de Santa Cruz.

Cualquier comparación de esos años de prosperidad -gracias a la bonanza mundial- con la crisis anterior que la Argentina vivió fue un espejismo importante para que la mayoría de los habitantes  de nuestra extensa patria no reparara en la construcción del súper poder que estaba tejiendo el dúo K, junto con la destrucción de los otros poderes del Estado, como tampoco en los múltiples actos de corrupción que empañan al gobierno todo”.
 
Un cambio muy importante se produjo hace 22 días atrás, falleció Néstor Kirchner, Cristina, su viuda, que se parece a quien fuera su esposo pero no es él quedó a cargo de un gobierno impregnado del mismo proceder en el ejercicio del poder descripto en el artículo resumido anteriormente, pero ellas quedaron en manos de una corte de obedientes dueños de una considerable impericia colectiva.
 
Los Kirchner y sus aduladores más conspicuos se han ganado una frase que define en buena parte el imprudente cachetazo de Graciela Camaño a Carlos Kunkel y que le pertenece al filósofo y escritor francés Jean Paul Sartre: “Desconfío de la incomunicabilidad; es la fuente de toda violencia”.
 
La falta de diálogo o los atropellos de los gobernantes, sus ministros, diputados y senadores son y han sido un disparador de excesos de los cuales está impregnada la sociedad, y que como siempre se extienden de arriba hacia abajo, y a la que no es ajena la trifulca entre los 2 diputados.
 
Graciela Camaño se justificó acudiendo a métodos empleados incluso en público por los kirchneristas: “Él (Kunkel) no pide la palabra; habla por lo bajo, insulta, se vuelve exasperante. Lo lamento, logró superarme".
 
El cachetazo es un símbolo de que las provocaciones están llegando a un límite que hasta hace poco tiempo atrás no las tenían.
 
Kunkel no es un diputado más, es un representante simbólico de la izquierda oficialista que integra el reducido entorno del poder, es un vocero calificado del Poder Ejecutivo, vale decir de Cristina Fernández quien había instruido a la tropa de legisladores oficialistas que se aprobara el Presupuesto Nacional de Gastos y Recursos para 2011 “sin modificar una coma” del proyecto que elevó su Gobierno.
 
Cabe entonces preguntar ¿Cómo se puede llegar a aprobar una ley tan fundamental sin votos y sin negociación, si no es comprando voluntades? Una pista de la vileza salta a la vista.
 
Cristina está imposibilitada de permitir que se reformule el presupuesto en el Parlamento por las mentiras que han anidado ella y su marido ya que proyecta la inflación falseada por el INdEC y un crecimiento mucho menor a lo que prevén los analistas, y por esa vía subestima ingresos en unos $ 40.000 millones lo que permite que esos fondos sean administrados con una alta discrecionalidad. Esto le impide al gobierno aceptar la auditoría del FMI. Lo que a su vez trae otras complicaciones como un mayor costo del financiamiento y dificultades para negociar con el Club de París.
 
Un presupuesto elaborado sobre bases ficticias no puede discutirse con la oposición si  esta es mayoría porque exigirá reformularlo y por lo dicho eso es imposible para el gobierno, con lo cual la pretensión de este aunque la presidente siga victimándose es gobernar sin la ley fundamental y utilizar el cálculo de recursos y gastos aprobado en 2009. Así podrá hacer un uso discrecional de los excedentes de recaudación.
 
Cristina, no obstante, se verá obligada a emitir varios DNU. El proyecto presentado por el gobierno permite alimentar varias enriquecidas Kajas que en un año electoral brinda sobradas pruebas adicionales del por qué para aprobar el presupuesto, el oficialismo ejerció tantas “presiones” sobre hasta aquí desconocidos diputados. Una 2da. pista de la sinvergonzonería salta a la vista.
 
Quién puede dejar de pensar que estos aprietes han existido y como sucede en los más exquisitos vestuarios de jugadores de fútbol las perversidades de todos se tapan aunque entre ellos existan grandes diferencias.  
 
En este medio envilecido de la política argentina este desorden institucional, los aprietes –antes supuestos ahora transparentados-, la inflación, la inseguridad, etc. están dando lugar a que las estadísticas indiquen que la imagen de Cristina comienza a derrumbarse después de haber subido tras el sepelio televisado en Casa Rosada.
 
Como señaló Mahatma Gandhi -político y pensador indio-  “Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia” y en referencia  al título de esta nota todo esto no es bueno para el futuro argentino como no lo ha sido hasta aquí.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario