FEMICIDIO

El detenido por el crímen de Micaela Ortega se negó a declarar

Jonathan Luna llegó el mediodía del lunes 30/05 a la fiscalía procedente de Tres Arroyos, donde pasó la noche detenido. Ahora, será trasladado a la Unidad Penal 19. El detenido y único sospechoso por el crímen de Micaela Ortega se negó a declarar.

Este lunes 30/05 Jonathan Luna, acusado de matar a Micaela Ortega, la nena de 12 años se negó a declarar esta tarde ante el fiscal Eduardo de Lucía y fue trasladado a la Unidad Penal 19 con asiento en la localidad bonaerense de Saavedra.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que el principal sospechoso y detenido por el crimen de Micaela Ortega quedó acusado del delito de'homicidio criminis cause, con alevosía y femicidio'.

Acompañado por el defensor oficial Sebastián Cuevas, tras haber llegado a media mañana a la alcaidía de la fiscalía general de Bahía Blanca procedente de Tres Arroyos para prestar declaración indagatoria, ahora será trasladado al penal de Saavedra, ubicado a unos 120 kilómetros.

El fiscal Rodolfo De Lucía fue el encargado de llevar adelante la indagatoria en la que el imputado por el homicidio de la nena se negó a declarar. Según indicó la fuente, a partir de ahora tendrá 15 días para solicitar ante la jueza de Garantías Gilda Sthempelet el pedido de prisión preventiva con una prórroga, llegado el caso que lo requiera, de otros 15 días.

Jonathan Luna, en la fiscalía, a la espera de ser indagado por el fiscal Rodolfo De Lucía.

Para acusar a Luna del crimen de Micaela fue clave el testimonio brindado por la pareja del detenido y un informe aportado por un organismo estadounidense que trabaja contra la pedofilia y la explotación de chicos. Con todo eso, la fiscalía pudo allanar la casa del sospechoso, donde se hallaron elementos de la víctima.

Tras el allanamiento y el hallazgo de evidencia, Luna terminó por admitir su participación en el crimen y llevó a los investigadores al lugar donde estaba el cuerpo de la chica que había desaparecido el 23 de abril.

Los investigadores sospechan que ese 23/04 víctima y victimario caminaron unos 8 kilómetros hasta el descampado donde la nena finalmente fue asesinada y que en el trayecto el atacante se hizo pasar por un primo de la supuesta amiga que Micaela se había hecho en Facebook, que no era otro que el propio Luna.